Juventus impresiona, en tanto que Inter y Milán no generan expectativas

A poco más de un mes del inicio liguero 2005-2006, con 6 jornadas ya disputadas y cuando se vive el segundo parón por necesidades de las selecciones nacionales, el campeonato italiano ya está...
 A poco más de un mes del inicio liguero 2005-2006, con 6 jornadas ya disputadas y cuando se vive el segundo parón por necesidades de las selecciones nacionales, el campeonato italiano ya está dictando cosas tan importantes como que el Juventus impresiona,

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Septiembre de 2005

A poco más de un mes del inicio liguero 2005-2006, con 6 jornadas ya disputadas y cuando se vive el segundo parón por necesidades de las selecciones nacionales, el campeonato italiano ya está dictando cosas tan importantes como que el Juventus impresiona, mientras que el Milán y el Inter levantan dudas.

Los datos de lo que se lleva disputado (algo menos de una sexta parte), en relación a los 3 teóricos candidatos al "scudetto", son bien claros y contundentes en favor juventino: 6 partidos, 6 triunfos, 12 goles a favor y sólo 2 en contra.

Por contra, los otros 2 candidatos arrojan cifras menores: Milán, 4 triunfos, 1 empate y 1 derrota, con 11 goles a favor y 5 encajados; Inter, 4 victorias y 2 derrotas, con 10 tantos anotados y 5 recibidos.

Pero además de los fríos números, de los 5 puntos que ya saca el Juventus al Milán, de los 6 que lleva al Inter, el conjunto que entrena Fabio Capello y que es el vigente Campeón liguero sobre el césped se está mostrando intratable y muy superior a sus rivales.

Y lo está siendo, especialmente, por 3 motivos bien claros: un equipo ya rodado y con un identidad bien definida, la llegada del francés Patrick Vieira (ex-Arsenal) y la explosión en ataque del sueco Zlatan Ibrahimovic.

De las 3, la primera es ya bien sabida en los equipos que dirige Capello -único entrenador en hacer Campeón liguero a todo equipo que ha entrenado- y a los que hace tan despiadados como concretos.

Pero, sobre todo, el Juventus de esta campaña ha dado un gran paso adelante con la llegada de Vieira, quien se ha convertido en el mandamás del centro del campo, en el dueño y señor de la maniobra juventina, dejando al brasileño Emerson en una misión más sorda pero tan importante como es la de robar balones.

Ambos, sin duda, conforman una pareja central en la medular de las más equilibradas y potentes del panorama futbolístico, difícil de superar. Y, además, se ven en la zona apoyados por el buen estado de forma del italo-argentino Mauro Germán Camoranesi y la gran calidad, recorrido y definición que distinguen al checo Pavel Nedved, todo un "Balón de Oro del Fútbol Europeo".

La labor en la medular, en funciones de filtro, es tan perfecta que está paliando los notables problemas que por lesión está sufriendo el equipo en defensa: el meta Gianluigi Buffon estará fuera hasta Enero, y los franceses Jonathan Zebina y Lilian Thuram luchando con continuos problemas físicos.

Eso sí, Capello se ha inventando con éxito en el lateral derecho al centrocampista Manuele Blasi.

En ataque, Capello parece haber encontrado la cuadratura perfecta, dando la titularidad a Ibrahimovic y al francés David Trezeguet. El sueco está poniendo sobre el césped todo lo mucho de bueno que futbolísticamente tiene y sus movimientos y toques están desequilibrando.

Tanto que ya nadie critica a Capello que deje en el banquillo, para los pertinentes relevos, al "gran capitán" Alessandro Del Piero. Y en la reserva están el rumano Adrian Mutu y un uruguayo Marcelo Zalayeta que en las pasadas campañas siempre han respondido de la mejor manera cuando se le ha solicitado.

Lo contrario son el Milán y el Inter. Dos equipos con un plantel teóricamente superior al juventino, con más alternativas y calidad. Pero que, en cambio, no parecen tener identidad. Algo habitual en los últimos años en el conjunto interista, pero no así en el milanista.

El Milán, que deslumbró las pasadas campañas por su bien juego, ha perdido brillo. El equipo cada vez parece soportar menos el esquema de 2 delanteros (Andreiy Shevchenko y Alberto Gilardino) y un media punta (Kaká) apetecido y ordenado por su todopoderoso propietario, Silvio Berlusconi.

Su Técnico, Carlo Ancelotti, en cambio, parece más proclive a jugar con 2 media puntas y un delantero; pero el patrón manda. Y en esta duda se está perdiendo, pues las llegadas de Gilardino y el veterano Christian Vieri (ex-Inter) tampoco aportan los goles esperados.

Además, Andrea Pirlo no está siendo el cerebro de hace meses y la defensa presenta despistes, incluido el otrora imbatible meta brasileño Dida.

El único que sigue a nivel alto en defensa es el incombustible capitán Paolo Maldini, que con 37 años ha batido ya el número de presencias de un jugador en el campeonato liguero (572 partidos), pese a un desgaste en los cartílagos que le pusieron al borde de la retirada.

El Inter sigue siendo una incógnita. Como cada año, ficha a un buen número de jugadores (Julio César, Samuel, Solari, Pizarro, Figo), parte como favorito y gusta ante los pequeños. Pero, como cada año, ante las primeras grandes adversidades, donde se debe evidenciar la real valía, fracasa.

Ayer lo volvió a evidenciar en el "derbi italiano" Juventus-Inter (2-0), donde, al margen del resultado, no dejó grandes sensaciones. Y, lo que es peor, siguió evidenciando carencia de personalidad e ir a remolque del momento de sus individualidades.

El "scudetto", pues, parece tener ya un claro favorito. Pero está claro que aún es pronto.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×