Todo acerca de la visita de la Sub-17 a Los Pinos

 
 
  

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Octubre de 2005

El Presidente Vicente Fox recibió en Los Pinos a los seleccionados nacionales que ganaron el Campeonato Mundial de Futbol Sub-17, a quienes les dijo que ese triunfo les dará fortaleza y confianza para lograr nuevas hazañas deportivas.

El Ejecutivo federal llamó a los futbolistas a refrendar con hechos este Campeonato del Mundo -que ganaron la víspera a Brasil 3-0, en el estadio de Lima, Perú-, toda vez que México confía plenamente en esta Selección y en sus jóvenes.

"Los jóvenes no son sólo el futuro, sino ahora aquí lo vemos, son el presente de la nación; ustedes se han convertido en un ejemplo para todos los jóvenes, para todos los chiquillos y chiquillas, para todas y todos los mexicanos", dijo.

Expuso que en México hay una nueva generación de jóvenes que se hace presente en todos los rincones y en todos los campos; en las artes, la ciencia, la cultura, la empresa y la política; y que toman las riendas de este país y de su propio destino.

En la escalinata de la residencia Miguel Alemán de Los Pinos, el Presidente de la República dejó en claro que el mérito de haber obtenido el Campeonato Mundial de Futbol Sub-17 es sólo de los jugadores y del gran trabajo que realizaron en equipo.

Destacó el mérito de los jugadores por su disciplina, entrenamiento, de la convicción de triunfadores, de su talento, tenacidad y de sus enormes deseos de triunfar.

"Los felicito porque han puesto muy en alto el nombre de nuestro país a nivel mundial. Ustedes mostraron que los mexicanos podemos ganar en cualquier competencia deportiva y lo podemos hacer con la camiseta de México bien puesta", puntualizó.

En el encuentro, los seleccionados juveniles mexicanos estuvieron encabezados por su Director Técnico, Jesús Ramírez.

En el lugar se dieron cita decenas de familiares, invitados y representantes de los medios de comunicación para presenciar el encuentro del nuevo Campeón Mundial Sub-17 con el mandatario federal.

También se presentó la Directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Xóchitl Gálvez, gran aficionada al futbol, con la playera nacional puesta y ondeando una bandera, acompañada de sus dos hijos, que antes iniciar las palabras jugaban con un par de balones.

Fox Quesada salió a la escalinata y saludó, uno a uno, a los integrantes de esta Selección de Futbol y al Cuerpo Técnico, y enseguida invitó a Xóchitl Gálvez a que se uniera al equipo; "siempre eres bienvenida", le dijo.

Más adelante, ya en su discurso, el titular del Ejecutivo dijo que todos los mexicanos nos sentimos muy orgullosos de este triunfo histórico que obtuvieron con base en una gran muestra de coraje, capacidad de lucha, de organización y trabajo en equipo.

Fox Quesada, quien recibió como regalo una playera de la Selección Nacional y cargó el trofeo por unos minutos, subrayó que el futuro del deporte une a todos los mexicanos, nos identifica, nos motiva y emociona.

Los jóvenes son el orgullo de México y nuestro mejor capital, porque son transparentes, limpios, bien intencionados y poseen una actitud de honestidad profesional, resaltó.

Con el trabajo de los jóvenes, México está ya siendo mejor; México es ya más fuerte para transformar a México. Y México y los jóvenes cuentan con el Presidente, expresó.

Tras los discursos, el mandatario sostuvo breves conversaciones con los jugadores, con algunos de sus familiares y accedió a tomarse fotos en diferentes momentos por grupos.

Mientras, en la escalinata de la residencia Miguel Alemán, Paulina Fox de la Concha, hija del Presidente, pedía a los Campeones Mundiales Sub-17 autografiaran un balón de futbol. Xóchitl Gálvez hacía lo propio con sus dos hijos y, en corto, comentaba a algunos reporteros, "para que volvamos a ganar un campeonato, está ca...".

Los integrantes de la Selección Mexicana sub-17, entregó por conducto de su Capitán, Patricio Araujo el trofeo que ganaron el domingo en la final del Campeonato Mundial Perú 2005 al presidente Vicente Fox Quesada.

El Capitán Araujo aseguró, "Me enorgullece decirle que durante estos tres años de proceso los jóvenes hemos juntado 21 sueños, para correr tras él con el objetivo de ser campeones del mundo". Luego le pidió al anfitrión que se pusiera la camiseta, la verde del conjunto tricolor. "Y también le trajimos esto, de regalo", dijo entregándole el trofeo que conquistaron en Lima.

El Presidente felicitó a los jóvenes pero luego abrió la pauta para que hablará otro jugador. "A ver, quien más quiere hablar y fue Omar Esparza quien sólo agradeció el apoyo de todas las personas durante el proceso de preparación.

Y como a la visita también asistieron familiares, el Presidente invitó a un papa a que dijera algunas palabras. "Quiero dar las gracias al señor Presidente porque nos ha invitado, porque esto nos da la pauta para venir a entregar este trofeo que nuestros hijos han conseguido".

El Presidente hizo ameno el encuentro y pidió que pasará una mamá y como nadie lo hizo entonces dijo, "una hermana", la cual sólo declaró su felicidad por la conquista de la corona.

El mandatario pronunció su discurso y al término del mismo posó con los jugadores, entre otros con el Campeón Goleador Carlos Vela y con el mediocampista Giovani Dos Santos, "Balón de Oro" como el segundo mejor  jugador del torneo.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×