Presidente de liga rumana dice que el fisco quiere destruir el balompié

El Presidente de la Liga rumana, Dumitru Dragomir, acusa al Jefe de la autoridad fiscal de ese país de querer destruir el futbol rumano después de que éste instara a los clubes a que pagasen...
El Presidente de la Liga rumana, Dumitru Dragomir, acusa al Jefe de la autoridad fiscal de ese país de querer destruir el futbol rumano después de que éste instara a los clubes a que pagasen urgentemente los impuestos que deben, que se elevan a unos 20 mi
 El Presidente de la Liga rumana, Dumitru Dragomir, acusa al Jefe de la autoridad fiscal de ese país de querer destruir el futbol rumano después de que éste instara a los clubes a que pagasen urgentemente los impuestos que deben, que se elevan a unos 20 mi

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Octubre de 2005

El Presidente de la Liga rumana, Dumitru Dragomir, acusa al Jefe de la autoridad fiscal de ese país de querer destruir el futbol rumano después de que éste instara a los clubes a que pagasen urgentemente los impuestos que deben, que se elevan a unos 20 millones de euros.

Dragomir, apodado "Corleone", solicita una distribución del pago de las deudas en un período de 5 años, mientras que Sebastian Bodu, Jefe de la Agencia Nacional de Administración Fiscal (ANAF) amenaza con ejecutar forzosamente a los clubes dentro de 3 semanas si no pagan.

Dragomir se queja de que Bodu quiere arruinar el futbol rumano justamente en el momento en que 3 equipos (Steaua, Dinamo y Rapid) accedieron en los Grupos de la Copa UEFA y aduce el argumento de que "los clubes son pobres".

"Corleone" sostiene que el futbol es una "actividad de interés social", que el Estado debería sostenerlo y no crearle obstáculos, asimismo que los clubes de futbol no tienen ningún beneficio.

Bodu queda inflexible y destaca que se trata de una actividad comercial y subraya que además los Presidentes de clubes "figuran en el top de los 300 más ricos rumanos" y que conducen automóviles como Maybach y Rolls Royce.

Además de impuestos pendientes, se trata también de evasión fiscal, dado que los Presidentes suelen pagar a los jugadores con dinero en efectivo sin pasar por la contabilidad.

Es famoso aquí el Presidente del Steaua, Gigi Becali, que siempre lleva consigo un bolso con una importante cantidad de dinero y reparte billetes a sus jugadores tras una victoria.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×