Marsella venció con polémica al PSG por problemas en el vestidor parisino

El Olympique de Marsella se impuso ayer al París Saint-Germain (1-0) 3 años y medio después de su última victoria contra el eterno rival y después de que un extraño lío en el vestuario visitante...
El Olympique de Marsella se impuso ayer al París Saint-Germain (1-0) 3 años y medio después de su última victoria contra el eterno rival y después de que un extraño lío en el vestuario visitante del Estadio Velódromo obligara a los parisienses a ocupar 2
 El Olympique de Marsella se impuso ayer al París Saint-Germain (1-0) 3 años y medio después de su última victoria contra el eterno rival y después de que un extraño lío en el vestuario visitante del Estadio Velódromo obligara a los parisienses a ocupar 2

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Octubre de 2005

El Olympique de Marsella se impuso ayer al París Saint-Germain (1-0) 3 años y medio después de su última victoria contra el eterno rival y después de que un extraño lío en el vestuario visitante del Estadio Velódromo obligara a los parisienses a ocupar 2 salas contiguas.

El resultado de anoche rompió una racha de 9 partidos en los que el PSG no había perdido contra los marselleses, que lo más que habían hecho era arrancar un empate en liga. En esa competición registraron, además, 5 derrotas a las que se suman 2 eliminaciones en Copa de Francia y una en Copa de la Liga.

El gol logrado por el albanés Loik Cana -por cierto, un ex parisiense- acabó con la racha feliz del PSG frente a su rival histórico y alejó al conjunto de la capital del liderato, detentado por el Lyon ahora con 7 puntos de ventaja.

Pero en el PSG, más que del resultado, se habló del lío provocado en el vestuario de los visitantes y que, según fuentes del equipo parisiense, perturbó a su formación a la hora de preparar el encuentro.

Cuando el entrenador del PSG, Laurent Fournier, entró en el vestuario, un intenso olor a amoniaco le hizo salir deprisa, mareado y con vómitos.

El Técnico impidió que ninguno de sus jugadores entrara en el vestuario. El Marsella aseguró que el vestuario tuvo que ser desinfectado porque había un olor extraño y que, posiblemente, los encargados de hacerlo se pasaron con la dosis de producto.

El caso es que el PSG fue trasladado a otros 2 vestuarios, reservado a los recogepelotas, por lo que no pudieron preparar el partido todos juntos: 9 en una habitación y 8 en otra.

Los hechos fueron recogidos en el informe del Delegado de la liga francesa y serán estudiados por las instancias competentes.

En el lado del PSG se evitaron críticas contundentes, aunque el Director Deportivo del equipo, Jean-Michel Moutier, aseguró que "las normas no fueron respetadas, porque un equipo tiene que prepararse en un vestuario, no en 2".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×