La Liga rusa amplia su geografía hasta el extremo oriente

El club Luch-Enérguia de Vladivostok, que a 2 Jornadas del fin de la Temporada se proclamó Campeón de la Segunda División rusa, extendió la geografía de la Liga rusa hasta el Extremo Oriente, ya...
El club Luch-Enérguia de Vladivostok, que a 2 Jornadas del fin de la Temporada se proclamó Campeón de la Segunda División rusa, extendió la geografía de la Liga rusa hasta el Extremo Oriente, ya que en 2005 será uno de los 16 equipos que la componen.
 El club Luch-Enérguia de Vladivostok, que a 2 Jornadas del fin de la Temporada se proclamó Campeón de la Segunda División rusa, extendió la geografía de la Liga rusa hasta el Extremo Oriente, ya que en 2005 será uno de los 16 equipos que la componen.

MEDIOTIEMPO | Agencias28 de Octubre de 2005

El club Luch-Enérguia de Vladivostok, que a 2 Jornadas del fin de la Temporada se proclamó Campeón de la Segunda División rusa, extendió la geografía de la Liga rusa hasta el Extremo Oriente, ya que en 2005 será uno de los 16 equipos que la componen.

El éxito no puede menos que alegrar a la afición de Vladivostok, importante ciudad portuaria en la costa del Pacífico, pero supone un considerable aumento de gastos para los hinchas y los clubes de la parte europea.

Si un aficionado de uno de los 7 clubes de Moscú que disputan la Liga decide viajar a Vladivostok para ver en vivo un partido de su equipo predilecto, tendrá que pagar unos 800 dólares y disponer de 2 semanas de tiempo libre, señaló el periódico.

Esto es lo que cuesta un viaje de Moscú a Vladivostok en tren, que tarda casi 7 días en cubrir la distancia de unos 6.500 kilómetros, más una noche en un hotel barato y la travesía de regreso, según informó hoy el diario Sport Express.

El viaje directo en avión, a bordo de un Boeing o un Iliushin, costaría 1.000 dólares (ida y vuelta), tardaría 9 horas de Moscú a Vladivostok y otras 10 de regreso a la capital rusa.

Para los clubes ligueros será bastante complicado trasladarse a esa ciudad ya que la mayoría prefiere contratar vuelos chárter, que habitualmente efectúan los aviones Túpolev-134, señaló el periódico.

En el caso de Vladivostok, el viaje a bordo de un Túpolev-134 será una prueba dura, pues tardaría 13-14 horas con 2 escalas técnicas para reposar el combustible.

En tal caso, un vuelo chárter a Vladivostok desde la parte europea de Rusia le costaría al club unos 80.000 dólares, recalcó Sport Express.

La liga rusa, que se disputa desde 1992, sólo en la Temporada actual dejo de ser una competición de clubes "europeos" gracias a la incorporación del equipo siberiano Tom, de la ciudad de Tomsk, que está a unos 2.400 kilómetros de Moscú y a 3.100 de San Petersburgo.

El Zenit de San Petersburgo tuvo que pasar 4,5 horas en avión para enfrentarse al Tom en campo siberiano.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×