Cumple 45 años Diego Armando Maradona, este domingo

El 30 de octubre de 1960 en el hospital Lanas, al sur de Buenos Aires, Argentina, nació Diego Armando Maradona, un hombre que revolucionó no sólo el futbol mundial, sino a una sociedad que lo...
 El 30 de octubre de 1960 en el hospital Lanas, al sur de Buenos Aires, Argentina, nació Diego Armando Maradona, un hombre que revolucionó no sólo el futbol mundial, sino a una sociedad que lo idolatra y que hasta en "Dios" lo ha convertido.

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Octubre de 2005

El 30 de octubre de 1960 en el hospital Lanas, al sur de Buenos Aires, Argentina, nació Diego Armando Maradona, un hombre que revolucionó no sólo el futbol mundial, sino a una sociedad que lo idolatra y que hasta en "Dios" lo ha convertido.

Pocos deportistas en el mundo han sido capaces de generar la idolatría que el "10" tiene no sólo en su país, sino en el mundo entero que se maravilló por sus actuaciones de la misma manera en que se sorprendió por sus graves problemas con las drogas.

Maradona creció en Villa Florita, un barrio marginal de Buenos Aires, sitio en donde inició ese romance con la pelota que lo llevaría a enrolarse a los nueve años con las "Cebollitas", las fuerzas inferiores del equipo Argentinos Juniors.

Su calidad era tal que el 28 de septiembre de 1971, a la edad de 11 años, el diario El Clarín publicó una nota en la que habla de un joven jugador "con porte y clase de crack", con el error en su apellido, pues lo nombraron: "Caradona".

Muy pronto el "Pibe" demostró su manejo de balón con la pierna izquierda, ese toque privilegiado que lo llevaría a debutar con Argentinos Juniors en la Primera División el 20 de octubre de 1976, a los 15 años, frente a Talleres de Córdoba.

En 1980, Maradona ya era un fenómeno, un jugador que marcaba diferencia y que pese al gran cariño que le tenía al Argentinos Juniors tenía un sueño escondido, un "romance" con uno de los equipos más grandes de su país, Boca Juniors.

En Argentina se dice que "Boca es Maradona, Maradona es Boca", resumiendo así el gran idilio entre los Xeneizes y el "Pelusa" que dio inicio a finales de 1980 con la firma de su contrato y que se hizo realidad en la cancha el 22 de febrero de 1981, la primera ocasión en que se puso la "azul y oro".

En Boca sabían que su "Pibe" sólo estaba de paso en su país, pues la crítica situación económica que atravesaba el equipo y la gran calidad del jugador lo obligaba a trasladarse a Europa, específicamente a España que fue el destino de Maradona, quien firmó con Barcelona en 1982.

Con los blaugrana, Diego debutó el 4 de septiembre de 1982 en una derrota de 1-2 frente a Valencia en el estadio Mestalla, lo que significó sólo un tropiezo, pues con el transcurso de 13 jornadas y seis goles demostró su grandeza.

Parecía que nadie podría detenerlo, ningún hombre sobre el mundo tenía la capacidad para truncar ese deseo y hambre que tenía Maradona, sólo una enfermedad, una hepatitis que lo marginó tres meses de las canchas.

Su reaparición ocurrió el 12 de marzo de 1983 frente al Real Betis, un inicio que culminó no con la obtención de la liga, pero sí con la Copa del Rey ya bajo las órdenes de su compatriota César Luis Menotti.

En el inicio de una nueva temporada todos los ojos estaban puestos sobre el argentino que estaba dispuesto a robarse  La Liga y parecía que lo lograría, sin embargo, apareció Andoni Goikoetxea, del Athletic de Bilbao, que con una entrada salvaje marginó a Maradona del futbol al fracturarlo de un tobillo, una ausencia que las canchas resintieron por 106 días.

Su paso por Barcelona finalizó en 1984 al no entrar en planes, fue en ese momento cuando las puertas se le abrieron en un club pequeño de Italia que luchaba por el no descenso, el Nápoles, donde viviría momentos de gloria.

A su llegada al Nápoles, Maradona experimentó como un regreso a sus orígenes, a aquel Argentinos Juniors, un equipo chico, que luchaba contra los gigantes.

Durante dos temporadas el hábil jugador fue gestando el camino que culminó con la obtención del "scudeto de la campaña 1986-87, el primero en los 60 años de vida de ese club.

Pero eso no fue todo, pues Nápoles también probó el éxito internacional al conquistar la Copa UEFA en 1989 al dar cuenta del Stuttgart de Alemania.

Y finalizó convirtiéndose en "santo" para los seguidores de este club al alzarse con su segundo título en el calcio en la Temporada 1989-90.

MEXICO 86, DE LO TERRENAL A LO CELESTIAL

Fue durante la Copa del Mundo México 1986 cuando Diego terminó por convertirse en un "objeto de culto" al llevar a su país a la obtención del título con soberbias actuaciones, anotaciones bellas y polémicas.

Nadie olvidará el "Gol del Siglo" que marcó en Cuartos de Final en el estadio Azteca frente a Inglaterra al tomar el balón en media cancha y driblar a todo rival que intentó ponerse en su camino. Así como el tanto que consiguió con la mano en ese mismo partido que él mismo calificó como la "mano de Dios".

ITALIA 90, DIEGO Y ONCE MAS

De la misma manera que en México 86, la Selección albiceleste puso sus esperanzas de conseguir el Bicampeonato en los pies de Maradona, quien con destellos fue capaz de llegar hasta la Final que perdió ante Alemania por un polémico penal señalado por el mexicano Edgardo Codesal.

Fue en esta justa mundialista en la que Maradona, quien derramó lágrimas al perder la Final y se negó a darle la mano al brasileño Joao Havelange, en ese entonces Presidente de FIFA, dio por terminado su romance con Italia cuando el himno argentino fue abucheado por los "tifossi" previo al duelo de Semifinales entre los "azurri" y los sudamericanos.

TEMPORADA 1990-91: INICIO DEL OCASO

La eliminación de Italia a manos de Argentina en la justa mundialista nunca pudo ser olvidada por los locales, una situación que le generó muchos problemas al "Pelusa", quien tras disputar un duelo ante el Génova el 24 de septiembre dio positivo en un examen antidopaje que lo obligó a escapar a su país.

Luego de 15 meses de suspensión, Maradona regresó al futbol el 4 de octubre de 1992 enfundando en los colores del Sevilla de España, equipo que abandonó el 12 de junio de 1993.

Regresó al futbol de Argentina para enrolarse con los "leprosos" de Newell´s Old Boys, equipo con el que sólo disputó cinco encuentros.

ESTADOS UNIDOS 94: "ME CORTARON LAS PIERNAS"

Contemplado para participar en su cuarta justa mundialista y dolido por lo ocurrido cuatro años atrás, Maradona encabezaba una brillante generación argentina que ansiaba regresar a los primeros planos en Estados Unidos 1994.

Tras un gran inicio en el que la albiceleste venció 4-0 a Grecia, con un gol de Diego (su último en Copa del Mundo), y victoria de 2-1 sobre Nigeria, se dio una situación que terminó con cualquier sueño: se anunció que Maradona había dado positivo en un control antidopaje.

AMOR ETERNO CON BOCA JUNIORS

La mejor forma de decir adiós al futbol era con el equipo de sus amores y así lo hizo Maradona que regresó a Boca Juniors el 7 de octubre de 1995 y se despidió el 25 de octubre de 1997. En su segunda época con los Xeneizes" disputó 30 encuentros y marcó siete goles.

AL BORDE DE LA MUERTE POR LAS DROGAS

En enero del 2000 el mundo futbolístico se cimbró al enterarse de que Maradona está al borde de la muerte al sufrir una afección cardiaca, de la cual logró recuperarse. Sin embargo, en abril del 2004 sufre una descompensación que nuevamente pone su vida en peligro.

De manera casi milagrosa, el "10" se restableció, pero presenta un sobrepeso que afecta su condición, por lo que es sometido en marzo de 2005 a una operación que le reduce el tamaño del estómago que le ayuda a mejorar su presión arterial y su estado diabético y estar en el marco de un peso ideal.

UN NUEVO NACIMIENTO

La vida de Maradona ha resurgido, en propias palabras del astro en su programa de televisión "La Noche del Diez", lleva año y medio sin probar ningún tipo de droga, lo que motiva a la iglesia "Maradoniana" a festejar este domingo el 45 aniversario de su navidad, el 30 de octubre, una fecha que vive en los corazones de millones de argentinos.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×