Pumas 1 - 2 América

EL ÁGUILA VUELA DE NUEVO

EL ÁGUILA VUELA DE NUEVO Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico. Domingo 30 de octubre de 2005Las Águilas del América regresaron a la senda del triunfo al derrotar por dos goles a uno a los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Con anotaciones de Christian Giménez y Cuauhtémoc Blanco, quien se estrenó como goleador americanista en Ciudad Universitaria, el cuadro de Coapa se declaró listo para afrontar al Vélez Sársfield en la Copa Sudamericana. Por los de casa descontó Martín Cardetti. PRIMER TIEMPOLa mente americanista estuvo puesta desde un inicio en la contienda que sostendrá a media semana ante el Vélez Sársfield de Argentina. Mario Carrillo dejó muy en claro cuáles son sus prioridades al sentar a sus principales figuras en el banquillo: Kléber, Cuauhtémoc y Pável se fueron a calentar el área de suplentes; Diego Cervantes, Aarón Padilla y Alejandro Argüello ingresaron al rectángulo verde con la misión de hacer olvidar tan importantes ausencias.Con todo y las singulares modificaciones, el cuerpo técnico azulcrema se permitió apostar por un resultado satisfactorio. Hora de pelear por el triunfo…Los Pumas fueron tan predecibles como a lo largo de todo el Apertura 2005. Los balonazos al área fueron el único y gastado recurso de los universitarios, quienes en raquíticas ocasiones dejaron con posibilidades a De Nigris y a Botero. Si la testa de ambos elementos no aparece, los felinos se convierten en un cuadro improductivo y decadente, rutinario por completo. Después de unos minutos de ligero dominio, América emparejó las hostilidades y sobrellevó el ritmo de la confrontación.El castigo a la frágil estructura estudiantil se produjo a los veinte minutos de acción. Aarón Padilla, el hombre de la eterna suerte, disparó y venció a Sergio Bernal. El festejo ya se llevaba a cabo cuando la marcación de un fuera de lugar dio al traste con el jubilo azulcrema. Una pantalla involuntaria de Claudio López fue la causante de la confusión arbitral. Hugo respiró tranquilo, sacó el pecho como todo un gladiador y miró hacia el frente, soñando con un mejor mañana para los suyos. El fallo equivocado que invalidó el tanto de los de amarillo resultó comprensible, se trató de una acción complicada. Pero los hombres de negro se ganaron a pulso la calificación reprobatoria al anular una jugada legítima de los anfitriones. Centro pasado para Botero, éste recibe en sitio correcto y habilita a De Nigris, quien remata y deja estático a Ochoa. El abanderado dictaminó que los cartones siguieran impávidos. Ante la deficiente visión del asistente nada se pudo hacer, si acaso perder tiempo en reclamaciones justificadas que jamás cambiaron el veredicto. Los dirigidos por Hugo Sánchez se motivaron en la segunda parte del periodo inicial. La escuadra auriazul comenzó a tener la de gajos y empujó a base de velocidad. A los cuarenta minutos, Botero tuvo para marcar el de la quiniela, pero su disparo a segundo poste terminó saludando a la publicidad estática. CU, mientras tanto, rugía incesantemente exigiendo la anotación. SEGUNDO TIEMPOLos lamentos en el corazón americanista se presentaron con celeridad. Una pelota rebotada por Darío Verón dejó completamente solo en sector opuesto a Francisco Torres; nada más tenía que fusilar al golero universitario para romper la paridad, pero hizo lo más difícil: impactó las redes por la parte de afuera. Falla monumental, del tamaño del estadio Olímpico. Un nuevo esfuerzo por abrir el marcador se efectuó por conducto del “Gansito”. Padilla tomó el esférico dentro del área felina, se dio la vuelta como pudo y disparó con tensa lentitud. La de gajos coqueteó con las redes; sin embargo, se negó a entrar en contacto con ellas. La insistencia encontró frutos de la manera menos deseada por los de azul y oro. Un deficiente desvío de Sergio Bernal permitió que Claudio López se hiciera del esférico y centrara para el arribo de Giménez, quien se armó de valor, saltó por encima del zaguero y remató para estremecer la puerta universitaria. El grito de gol explotó, y no tardó en volver a presentarse… Aarón Padilla recibió de espaldas el esférico; tras una serie de rebotes, llega Cuauhtémoc Blanco, recién ingresado al terreno de juego, para marcar su primer tanto como americanista en Ciudad Universitaria. Ya en el ocaso, Cardetti hizo menos cruel la derrota. De muy poco le sirvió, aunque al menos sacó la casta e hizo daño cuando el equipo estaba muerto. Las conclusiones todos las sabemos. Pumas debe enfocarse en la Sudamericana y rescatarla como pueda; de lo contrario, no habrá poder humano que salve el semestre que discurre. América tampoco puede echar las campanas al vuelo, pues el verdadero reto para los emplumados será conseguir la hazaña frente al Vélez Sársfield y retomar el nivel en el torneo casero. GOLES0-1 Sergio Bernal se equivoca en el desvío, le deja la pelota a Claudio López. El “Piojo” pica hacia la izquierda y centra para Giménez, quien remata con la testa para poner en ventaja a su escuadra. (62´) 0-2 Padilla recibe de espaldas dentro del área universitaria; tras una serie de rebotes, Cuauhtémoc llega franco para ampliar la distancia en los cartones. (68´)1-2 Centro desde la derecha de José Luis López. Se presenta la falla en la defensa y llega Martín Cardetti para empujar la de gajos, con la colaboración de José Antonio Castro. EL ARBITRAJEDeficiente de Hugo León Guajardo. Sus asistentes lo llevaron a invalidar dos anotaciones legítimas; una para cada lado. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×