George Weah denuncia fraude electoral

Ellen Johnson-Sirleaf se colocó en cabeza del escrutinio parcial de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Liberia, pero su rival, George Weah, denunció que hubo un fraude en la...
Ellen Johnson-Sirleaf se colocó en cabeza del escrutinio parcial de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Liberia, pero su rival, George Weah, denunció que hubo un fraude en la votación y sus seguidores sostienen que sin él no habrá paz.
 Ellen Johnson-Sirleaf se colocó en cabeza del escrutinio parcial de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Liberia, pero su rival, George Weah, denunció que hubo un fraude en la votación y sus seguidores sostienen que sin él no habrá paz.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Noviembre de 2005

Ellen Johnson-Sirleaf se colocó en cabeza del escrutinio parcial de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Liberia, pero su rival, George Weah, denunció que hubo un fraude en la votación y sus seguidores sostienen que sin él no habrá paz.

La Comisión Nacional de Elecciones dio a conocer después de las 16.00 horas locales y GMT los primeros resultados parciales de la votación, que dan a la ex Ministra de Finanzas y ex funcionaria internacional Johnson-Sirleaf el 60,4 por ciento de los votos.

Muy por detrás de ella se encuentra el ex astro de futbol y próspero empresario George Weah, con el 39,6 por ciento.

Los resultados corresponden al 33 por ciento de los votos escrutados correspondientes a 1.006 urnas en las que Johnson-Sirleaf obtuvo 169.655 votos válidos y Weah 111.017.

De confirmarse esta tendencia, Ellen Johnson-Sirleaf, de 66 años, apodada "Mama Sirleaf" o "La Dama de Hierro", educada en Harvard y cuyas capacidades han sido resaltadas por sus seguidores durante la campaña, se convertiría en la primera Jefa de Estado de África.

Weah y Johnson-Sirleaf quedaron en los 2 primeros lugares en la primera vuelta de las elecciones el 11 de Octubre, fecha en la que también hubo comicios para conformar el nuevo Parlamento de Liberia.

Se trata de las primeras elecciones que se celebran en este país desde el final de una guerra civil casi ininterrumpida que se prolongó por 14 años y que terminó en 2003.

Los resultados se conocieron poco después de que Weah denunciase que las elecciones del martes fueron todo "menos democráticas, libres y transparentes".

Weah realizó esta denuncia en una rueda de prensa que se cerró con gritos de su seguidores que decían "Sin Weah no hay paz".

El dirigente del Congreso para el Cambio Democrático (CDC, en inglés) dijo que las irregularidades en la votación fueron en Monrovia y en varios lugares del interior del país.

Weah presentó a un joven que trabajó en un centro electoral y que aseguró que el Presidente de la mesa le intentó sobornar para que permitiera que se introdujeran en la urna 4 papeletas en favor de Johnson-Sirleaf.

A los periodistas que estaban en la rueda de prensa se les impidió tomar imágenes del rostro del joven para no poner en riesgo su seguridad, según señalaron los dirigentes políticos.

George Weah, considerado favorito por el apoyo que había recibido de los candidatos presidenciales derrotados en la primera vuelta, el 11 de Octubre, calificó la votación del martes como una "mascarada peligrosa"

"Llamo a la comunidad internacional, a la ONU y a la Unión Africana a que tengan en cuenta lo que ha sucedido", afirmó Weah.

Preguntado por los periodistas sobre si pensaba impugnar las elecciones, Weah dijo que su partido todavía no se ha decidido al respecto.

"Esto es todo salvo un voto democrático, libre, transparente y sincero", insistió.

Weah realizó estas declaraciones en la sede del partido, donde reinaba un ambiente de derrota. Sólo permitió 3 preguntas de los periodistas y durante las declaraciones se mostró bastante sereno.

No ha habido reacciones inmediatas de los observadores electorales llegados a Liberia para los comicios. La Unión Europea, que envió una misión de 60 personas, ha anunciado una evaluación preliminar para mañana, jueves.

En principio, los observadores destacaron en la jornada de votación la tranquilidad y el orden en la que se estaban desarrollando las elecciones, con una organización mejorada respecto a la primera vuelta de los comicios.

Sin embargo, se notó una concurrencia a las urnas mucho menor.

Anoche, al cierre de los colegios, decenas de seguidores del CDC asaltaron un centro de voto en la capital para, según afirmaron, "poner fin a la manipulaciones de los votos a favor de Ellen Johnson-Sirleaf".

Efectivos de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) lograron controlar la situación y evitar que se produjeran incidentes graves.

Los seguidores de Johnson-Sirleaf venían celebrando su posible victoria en las urnas desde antes de este mediodía.

"Tenemos algo que celebrar, pues los resultados que nos llegan desde todas las regiones de Liberia ponen de manifiesto una nítida ventaja de nuestra candidata", dijo el Secretario General del Partido de la Unidad, Peter N. Korvah.

En Monrovia, mientras tanto, la situación parecía en calma al atardecer del día en que se han comenzado a conocer los resultados de la votación.

En las calles de la capital se nota un tráfico intenso y los comercios estaban todavía abiertos, con una actividad normal.

Los seguidores de los 2 partidos están concentrados exclusivamente en las sedes de los respectivos grupos políticos, y no se observan movilizaciones por la ciudad.

[EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×