George Best se estabiliza pero sigue grave

El célebre futbolista británico George Best, una de las grandes leyendas del balón, continúa hospitalizado en esta capital en situación "muy estable", aunque "gravemente enfermo", afirmó hoy el...
 El célebre futbolista británico George Best, una de las grandes leyendas del balón, continúa hospitalizado en esta capital en situación "muy estable", aunque "gravemente enfermo", afirmó hoy el Doctor Roger Williams.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Noviembre de 2005

El célebre futbolista británico George Best, una de las grandes leyendas del balón, continúa hospitalizado en esta capital en situación "muy estable", aunque "gravemente enfermo", afirmó hoy el Doctor Roger Williams.

Según este Médico (responsable del cuidado del jugador), su situación es muy preocupante, si mantiene la evolución actual y no experimenta mejora alguna, "será difícil que sobreviva día tras día", dijo.

Williams destacó que, desde su hospitalización el pasado viernes, en el futbolista de 59 años no ha se ha producido ninguna mejora real en su estado, aunque si bien su salud tampoco se ha deteriorado.

Por el momento, la antigua figura del club inglés Manchester United continúa inconsciente, acompañado por los miembros de su familia.

Según indicó Williams, los doctores han dejado de suministrarle sedantes, para ver si recupera la conciencia.

Actualmente, el jugador está siendo tratado de una infección pulmonar con antibióticos, anticoagulantes y goteros, para el suministro de líquidos.

Best fue ingresado el pasado viernes en la sección de cuidados intensivos del Hospital Cromwell de Londres, donde ha sido conectado a un aparato de respiración artificial.

El que fuera uno de los más grandes astros del balompié procedente de Irlanda del Norte se encuentra hospitalizado desde el pasado 1 de Octubre, después de que sufriera un rechazo al tratamiento que recibía por un transplante de hígado.

Desde entonces, las condiciones de salud de Best se han ido deteriorado rápidamente, en especial en el mes de Noviembre, en el que desarrolló una infección de riñón.

Su situación parecía estar mejorando, hasta que el viernes sufrió una fuerte recaída.

La estrella del futbol, galardonado como el mejor jugador europeo en 1968, recibió el transplante de hígado después sufrir graves problemas de alcoholemia durante años.

El domingo, el tabloide británico News of the World publicó una foto del internacional norirlandés con el rostro amarillo y apariencia demacrada, acompañado del titular "No mueras como yo", para advertir de los peligros del exceso de consumo de alcohol.    [ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×