Zoro del Messina denuncia haber sido objeto de racismo fuera de los estadios

El jugador del Messina Marc Zoro, de Costa de Marfil, que el domingo quiso que se suspendiera el partido con el Inter de Milán por los insultos que padeció por parte de racistas italianos, ha...
 El jugador del Messina Marc Zoro, de Costa de Marfil, que el domingo quiso que se suspendiera el partido con el Inter de Milán por los insultos que padeció por parte de racistas italianos, ha denunciado ahora que la xenofobia va más allá de los estadios.

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Noviembre de 2005

El jugador del Messina Marc Zoro, de Costa de Marfil, que el domingo quiso que se suspendiera el partido con el Inter de Milán por los insultos que padeció por parte de racistas italianos, ha denunciado ahora que la xenofobia va más allá de los estadios.

El domingo, durante el partido, Zoro cogió el balón en la mano y dijo: "Basta, no juego más", enfrentándose a los aficionados racistas que coreaban insultos contra el jugador africano.

Los insultos provenían del sector que los dirigentes del Messina reservaron a los "tifosi" del Milán, que se identifican con ideologías de la extrema derecha.

Su denuncia ha levantado la polémica, según publican hoy los medios nacionales, como ´Corriere della Sera´, que lo ha llevado a primera página, y ´La Repubblica´.

"Debo admitir que no me esperaba tanta solidaridad. He recibido muchas llamadas y mensajes cariñosos de toda Italia. Eso significa que han comprendido que el problema existe. También porque no sólo se produce en los estadios. En Milán me ha pasado de ir de compras y haber sido maltratado", ha afirmado el jugador.

Y añade: "Lo que me ha sucedido en las tiendas y en el restaurante también le ha pasado a Samuel Eto´o, del Barcelona, en Milán".

Zoro muestra el contraste con Messina, en el sur de Italia, donde estas cosas no le ocurren porque ha "conquistado la confianza de la gente".

Sin embargo, no cree que se trate de un problema Norte-Sur, porque en Nápoles, también en el sur, le ha ocurrido a un compañero suyo que no le han querido atender en las tiendas.

Y sostiene que es un problema de cultura y respeto hacia el prójimo: "Estoy muy orgulloso de lo que soy y de mis raíces. Me gustaría que todos comprendieran cuánto mal hacen cuando se comportan como racistas".

Zoro comenta que los insultos también los ha soportado en Roma y en Siena, pero lo que más le dolió el domingo fue la falta de solidaridad de compañeros suyos del Inter de Milán.

El brasileño Adriano y el nigeriano Obafemi Martins, ambos también de raza negra, se acercaron a Zoro y le pidieron que cambiara su intención de abandonar el campo.

Pero Zoro no quiere que le recuerden sólo por "el episodio del domingo" y desea que los medios hablen de él "como jugador y punto".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×