Aires de triunfo soplan en Pachuca

Los Tuzos del Pachuca obtuvieron una significativa ventaja de dos goles a cero frente a los Rayos del Necaxa en la ida de los cuartos de final del Apertura 2005. Las anotaciones del conjunto local...
 Los Tuzos del Pachuca obtuvieron una significativa ventaja de dos goles a cero frente a los Rayos del Necaxa en la ida de los cuartos de final del Apertura 2005. Las anotaciones del conjunto local fueron obra de Luis Ángel Landín, a los dieciséis minutos,

Martín Maret | MEDIOTIEMPOEstadio Hidalgo. 30 de noviembre de 2005

Los Tuzos del Pachuca obtuvieron una significativa ventaja de dos goles a cero frente a los Rayos del Necaxa en la ida de los cuartos de final del Apertura 2005. Las anotaciones del conjunto local fueron obra de Luis Ángel Landín, a los dieciséis minutos,  y de Juan Carlos Cacho al treinta y tres. 

PRIMER TIEMPO

Los vientos de fiesta grande llegaron a la Bella Airosa. El estadio Hidalgo no registró una gran entrada, pero los fieles asistentes disfrutaron rápidamente la pasión de la liguilla. Mientras Necaxa buscó recordar viejos tiempos y agazaparse en terreno propio para evitar que los locales hicieran daño, Pachuca luchó por generar la oportunidad que sirviera para abrir el marcador. Las amenazas de Cacho y Cuevas advertían que los Tuzos iban en serio, que deseaban tomar la ventaja.

Si la falta de contundencia y las atinadas intervenciones de la zaga rojiblanca habían impedido que los hidalguenses se fueran adelante en los cartones, la historia fue distinta a los dieciséis minutos, cuando un servicio a profundidad enviado desde el carril derecho cruzó la cancha y encontró a Luis Ángel Landín, quien, por el costado izquierdo de la puerta del golero eléctrico, mató la de gajos y la prendió con la zurda para marcar un gol que impactó furiosamente las redes.

El ímpetu del cuadro de casa lejos estuvo de aplacarse con la anotación. La escuadra de José Luis Trejo siguió presionando, recurriendo al dinamismo de sus elementos para dejar al descubierto las carencias defensivas del rival. Si a las virtudes del “Equipo de México” se le suma un regalo necaxista, se obtiene como resultado el nuevo golpe de los Tuzos. Omar Hernández, en un reprobable exceso de confianza, retrasó el esférico para Iván Vásquez; Nelson Cuevas se avivó, ganó la pelota y la estrelló en la pierna del arquero eléctrico. En el rebote, Juan Carlos Cacho simplemente empujó la redonda y dictaminó el dos a cero en el tanteador.

Síntomas de reacción se volvieron evidentes en el Necaxa durante los últimos minutos de la primera mitad. Con disparos de media y larga distancia, los pupilos de Enrique López Zarza inquietaron ligeramente a los de casa. Pero nada pasó. Los Rayos se lamentaron por lo que dejaron de hacer a lo largo de los cuarenta y cinco minutos iniciales y se fueron a los vestidores con la disposición de cambiar la trama del partido.   SEGUNDO TIEMPO

Pachuca fue insaciable. Aún estando consciente de la ventaja que estaba consiguiendo para la vuelta, el conjunto hidalguense mantuvo invariables sus convicciones y conservó la propuesta ofensiva con que planteó la confrontación en el primer tiempo. La temeridad propia de los jóvenes se hizo patente en Luis Ángel Landín, quien se convirtió en referente del cuadro local. Por la banda, por el centro o con disparos de media distancia, el inexperto artillero pasó asistencia y cumplió con la tarea encomendada por su timonel.

El dominio de los Tuzos llegó a ser absoluto, pero escasamente productivo. Desde la línea de cal, José Luis Trejo se veía satisfecho por el accionar de sus dirigidos, mas no dejaba de lamentarse por la falta de creatividad en el último tercio del terreno de juego. Si algo tiene el dos a cero, es ese toque engañoso que igual te lleva a marcar el tercero que a soportar el descuento. La maldición a punto estuvo de gestarse; sin embargo, Tressor Moreno falló solo frente a la puerta de los de la Bella Airosa. El jugador colombiano no lo podía creer… terminó resignándose y rogando por la llegada de una nueva oportunidad.

Al final, Pachuca se va con un sentimiento agridulce. Por un lado, obtuvo un colchón para viajar a Aguascalientes; por el otro, dejó escapar la oportunidad de finiquitar la eliminatoria y permitió que Necaxa saliera con posibilidades de reaccionar en la vuelta.

GOLES

1-0 Pase para Luis Ángel Landin por el costado izquierdo del área necaxista. El joven mexicano la prende con pierna zurda y estremece las redes. (16´) 2-0 Equivocación de la zaga necaxista. Omar Hernández retrasa deficientemente el ésférico: Nelson Cuevas lo gana y dispara ante la salida de Iván Vázquez, quien alcanza a desviar. En el rebote, Juan Carlos Cacho empuja con ternura para ampliar la distancia en el marcador. (33´) EL ARBITRAJE

Sin complicaciones de Armando Archundia. Estuvo atento a las jugadas y no se metió en problemas a la hora de mostrar los cartones preventivos.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×