Seleccionador hondureño define su papel como Diputado

La rehabilitación de los jóvenes pandilleros de Honduras será una de las tareas que tendrá como miembro del próximo Congreso Nacional el entrenador de la Selección Hondureña, José de la Paz Herrera.
 La rehabilitación de los jóvenes pandilleros de Honduras será una de las tareas que tendrá como miembro del próximo Congreso Nacional el entrenador de la Selección Hondureña, José de la Paz Herrera.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Diciembre de 2005

La rehabilitación de los jóvenes pandilleros de Honduras será una de las tareas que tendrá como miembro del próximo Congreso Nacional el entrenador de la Selección Hondureña, José de la Paz Herrera.

El estratega, llamado por los hondureños "Chelato Uclés", resultó electo como Diputado en las elecciones generales del domingo pasado, postulado por el opositor Partido Liberal (PL).

En declaraciones, manifestó que su trabajo en el Legislativo buscará implementar programas de prevención de las drogas, además de programas sociales y deportivos para niños y jóvenes de los estratos pobres y de extrema pobreza.

"El hombre es producto del ambiente, y en Honduras nuestra niñez está creciendo en un ambiente de grandes carencias, desnutridos, descalzos, entonces cómo es que podemos condenarlos", se preguntó el nuevo diputado hondureño.

Se estima que unos 100 mil jóvenes están integrados en la "Mara Salvatrucha" (MS) y la "Mara 18" provienen de sectores hundidos en la pobreza, centenares de hogares desintegrados y otros menores han sido abandonados por ambos padres.

"No los podemos dejar a la deriva (a los niños), porque niño que crece mal, termina en la delincuencia", indicó de la Paz Herrera.

Señaló que no es justo condenarlos, tal como hace el actual Gobierno del Presidente Ricardo Maduro, donde hasta a los que tienen tatuajes en su cuerpo son capturados y enviados a las cárceles.

Maduro ha estado presente en diferentes operativos contra los integrantes de las maras, los cuales eran realizados por el ahora ex Ministro de Seguridad, Oscar Álvarez, quien publicitaba dichas acciones.

El Técnico expresó que por el momento desconoce qué edades tienen los menores hondureños que pertenecen a las pandillas, porque "esos datos no los he encontrado por ningún lado".

"Conocí un niño entre 10 y 12 años en la Colonia El Pedregal, Tegucigalpa, me lo cedieron (las pandillas) para llevarlo al Doctor, tenía sarna, después a los 2 años pregunté por él y me dijeron que había muerto en un enfrentamiento con la policía", relató.

Chelato adelantó que no abandonará el trabajo de la Selección Catracha, porque la compaginará con sus labores en el Congreso Nacional, tal como lo hace la mayoría de sus miembros.    [ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×