Marcelino Bernal espera que esta Selección pueda dar el paso que hace falta

Sin titubeos, el ex mediocampista Marcelino Bernal da todos los créditos al Técnico argentino César Luis Menotti como el responsable de la renovación en la mentalidad del jugador mexicano, de...
 Sin titubeos, el ex mediocampista Marcelino Bernal da todos los créditos al Técnico argentino César Luis Menotti como el responsable de la renovación en la mentalidad del jugador mexicano, de manera especial a los de que desde 1991 integran la Selección M

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Diciembre de 2005

Sin titubeos, el ex mediocampista Marcelino Bernal da todos los créditos al Técnico argentino César Luis Menotti como el responsable de la renovación en la mentalidad del jugador mexicano, de manera especial a los de que desde 1991 integran la Selección Mexicana.

En entrevista, quien marcó el gol para el empate 1-1  ante Italia y que dio el pase a México a la segunda ronda del Mundial Estados Unidos 1994, observó que esa renovación mental ubica a la actual Selección Mexicana "en su momento para dar ese salto que en las anteriores 3 Copas del Mundo no se hizo".

Bernal, quien jugó también en el Mundial de Francia 1998, tiene confianza en que el actual combinado nacional que dirige el argentino Ricardo La Volpe desarrollará una extraordinaria participación en Alemania 2006.

"Creo que se puede esperar mucho en la medida en que el equipo sea consistente. En la pasada Copa Confederaciones demostró cualidades que deberá reforzar con una buena preparación, pues tendrá que aprovechar el tiempo al máximo", expuso.

Marcelino Bernal consideró que la actual Selección le da confianza, pero que tranquilidad tendrá hasta que llegue el momento de ver cómo se vayan desarrollando los partidos, "creo que es un equipo que promete mucho, ha dado muestras y tiene que culminar en el Mundial".

Lo que más le ha gustado del conjunto de La Volpe es "su manera de ser agresiva, de jugar mucho con el balón, no tira el clásico pelotazo, sabe jugar; defensivamente juega muy bien, ofensivamente crea muchas oportunidades y creo que el único problema que puede tener es la contundencia".

De cómo vive la espera previo al sorteo mundialista el próximo viernes después de saber que México fue elegido cabeza de serie, Bernal sostuvo que experimenta una normal incertidumbre, porque no hay opción de elegir al contrario.

"Han tocado rivales, sobre todo en los Mundiales de 1994 y 1998, en Grupos bastante difíciles y se pasó a la siguiente fase. Yo creo que eso es cuestión de tener tranquilidad y mentalidad de que el que te toque tienes que vencerlo", dijo.

El ex seleccionado nacional calificó de importante el primer partido de la fase final del campeonato, pues se trata de la presentación ante el mundo, y en el cual se vive un poco de presión y nerviosismo.

Para romper con ese nerviosismo natural frente a un debut Marcelino recomendó mantener la concentración y pensar siempre en salir al terreno de juego a ganar.

Agregó que cuando se da el silbatazo inicial "pasa veloz por la la mente una película de todo lo que se hizo, el tiempo de preparación, entrenamientos, partidos de práctica y tantas cosas que se hacen para llegar a ese momento".

Con esa intensidad jugó y disfrutó la Copa del Mundo Estados Unidos 1994, donde México integró el Grupo E junto a Noruega (0-1), República de Irlanda (2-1) e Italia (1-1).

"Siempre se dijo que era el famoso ‘Grupo de la Muerte’, pero como se hicieron las cosas bien, con mentalidad positiva, jugar en equipo y unión de grupo nos permitió salir adelante", recordó con satisfacción.

Además de las cuestiones tácticas y estratégicas que tiene el futbol, así como el aspecto físico, la Selección del Técnico Miguel Mejía Barón puso énfasis a la cuestión mental, sobre todo cuando un año antes México obtuvo el subcampeonato en su primera participación en Copa América, en Ecuador 1993, con lo cual reafirmó su capacidad para obtener resultados ante cualquier selección en el mundo.

"Llegamos mentalizados de que nos iban a tocar rivales bastante difíciles y complicados. En el papel Noruega era el menos fuerte y fue el que nos tocó primero y perdimos ese encuentro, pero esa mentalidad y ambición de triunfo nos ayudó a mantener intacto el espíritu y la capacidad, y recompusimos el rumbo", afirmó.

Marcelino Bernal agregó orgulloso que al final México terminó en primer lugar por diferencia de goleo, luego que los 4 equipos concluyeron empatados con 4 puntos producto de 1 ganado, 1 empatado y 1 perdido.

"El Grupo estaba tan cerrado que las cosas así se dieron, pero si te digo que estábamos mentalizados para enfrentarnos a rivales de primer nivel, muy complicados y que, partido a partido, tuvimos que echarle todas las ganas para seguir adelante y afortunadamente, gracias a Dios, salimos", recordó.

Trabajar en equipo con mentalidad triunfadora es un proceso que Bernal dijo se inició en 1991 con César Luis Menotti "y que Miguel Mejía Barón continuó con una forma de jugar muy similar".

Menotti dirigió el 20 de Noviembre de 1991 el primer partido de la Selección Mexicana y el 13 de Diciembre de 1992 el último. En total fueron 19 encuentros, de los cuales ganó 7, empató 7 y perdió 5, el equipo marcó 36 goles y recibió 21.

Durante un año y 23 días, entre el primero y último cotejo dirigido por Menotti, el Tri se enfrentó a Brasil, Colombia, Uruguay, Hungría, Bulgaria, Rusia, Rumania, Alemania y Croacia, y mantiene el récord de triunfo por la mayor goleada de 11-0 sobre San Vicente, en la que Bernal marcó en 3 ocasiones y Carlos Hermosillo en 4.

El cambio iniciado por Menotti, según Marcelino Bernal, hizo que se desvaneciera el mote de "ratones verdes" con que se refería la afición a los integrantes de la Selección Nacional. "Eso ya pasó, ya quedó en la historia. Cuando nosotros jugamos no nos sentíamos de esa manera y lo ratificamos en el Mundial de 1994".

Además, recordó, siempre se trató de armonizar el equipo con la afición, y esa idea fue desde el entrenador, los directivos -que quisieron un conjunto competitivo- y los jugadores, y se logró una comunión con el público, "porque en los momentos más importantes es el que te saca adelante con ese apoyo".

De su gol ante la escuadra italiana, expresó que "se siente una emoción muy grande. Siempre un gol es emocionante y en un Mundial es todavía más. Eso es la plenitud de un partido y eso me queda en el corazón."

Marcelino Bernal expresó que la Copa del Mundo Alemania 2006 es el escenario donde la Selección Mexicana podría marcar la diferencia y marcar un nuevo rumbo.

"Creo que conforme pasan los Mundiales de futbol México trabaja con la mentalidad de ser mejor. Cuando nos tocó jugar lo hicimos pensando en esa manera y ahora que estamos fuera seguimos pensando lo mismo".

Y remató: "Pensaba que con la (Selección) del 2002 iba ser, ahora pienso que con la del 2006. Creo que este es el momento, porque esta Selección ha dado muchas esperanzas para que finalmente se pueda dar ese pequeño o gran paso que necesitamos". 

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×