El 'Volcán' cumplió en la ida de la Semifinal

Un Clásico en la ciudad de Monterrey suele vivirse con mucha pasión, pero un Clásico en una Semifinal se convierte en una pasión con titntes de locura.
Un Clásico en la ciudad de Monterrey suele vivirse con mucha pasión, pero un Clásico en una Semifinal se convierte en una pasión con titntes de locura.
 Un Clásico en la ciudad de Monterrey suele vivirse con mucha pasión, pero un Clásico en una Semifinal se convierte en una pasión con titntes de locura.

Dulce Moncada | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Estadio Universitario, 7 de Diciembre de 2005

Un Clásico en la ciudad de Monterrey suele vivirse con mucha pasión, pero un Clásico en una Semifinal se convierte en una pasión con titntes de locura.Desde que los Tigres vencieron el domingo 4-1 al América, el rostro de esta ciudad y su área metropolitana se transformaron al saber que los felinos, comandados por Batocletti, y los Rayados, comandados por el "Piojo" Herrera, se enfrentarían nuevamente, como en aquél Clausura 2003, en la búsqueda por llegar a una Final y levantar la Copa.

Ahí muchos aficionados de Tigres se percataron de que la venganza estaba muy próxima y que, con ella, podrían echarle a perder a los albiazules una serie de rachas que les dolería finalizaran y más ante ellos en una Semifinal.

Previo al cotejo, todo quedó en declaraciones sumamente mesuradas que invitaban al aficionado regiomontano a esperar y no especular sobre un posible resultado pues Tigres llegaba con una motivación mas grande que el Cerro de la Silla mientras el otro había goleado en los Cuartos de Final a los Tecos, 3-0 de visita, y 4-0 en su cancha.Las calles eran un verdadero mar de mezcla de color: mientras el azul y blanco eran ondeados en algunas banderas que los patrocinados obsequiaron en el juego de vuelta ante los tapatíos, vendedores ambulantes eran dueños de las principales avenidas de la ciudad y ofrecían por 50 pesos una bandera de los Tigres.Un par de horas antes de que Armando Archundia anunciara la primera parte del cotejo, el estacionamiento del Estadio ya estaba casi lleno y ni qué decir del estadio de la AFAIM, del de béisbol y de las avenidas Manuel Barragán y Universidad.

Las familias también formaron parte de la mezcla de colores y, orgullosas, modelaron sus playeras por todos los rincones del Universitario, al final del día uno de ellos tendría que despojarse de ella para -quizá- sacarla el sábado después de las 19:00 horas, cuando haya terminado el duelo fraternal.

Durante el partido, la mayoría de la afición felina formó parte de los cánticos de la barra "Libres y Locos" que, fieles a su costumbre, nunca callaron, mientras en la parte de general "La Adicción" del Monterrey intentaba que la escuadra albiazul sintiera su aliento.

En dos ocasiones, durante todo el partido, el conocido también como "El Volcán", vibró. Y no fue por las fantásticas jugadas de los Tigres, sino por los brincos de su afición.Esta vez no hubo competencia de porras entre preferente y numerado como en el Tecnológico, pero sí hubo el reconocimiento de la gente hacia los jugadores, luego del mal torneo que dieron y que ha concluido en una buena Liguilla para los Tigres.

El gol lo cantaron los anfitriones tras una excelente jugada del ídolo de los niños, Walter Gaitán, con Sixto Peralta quien puso los cartones finales en 1-0.

En estos choques la seguridad pública siempre está al alcance de quien la necesite, ayer hubo trifulca muy cerca del estadio pero al parecer no pasó a mayores. De la rivalidad entre hermanos y amigos, no pasó. En la cancha los jugadores se dieron con todo, ante el permiso de Archundia, hasta que el duelo se le quiso escapar de las manos.

Al 53´ Peralta anotó su primer gol en los Tigres y el único del partido. La hinchada se levantó de sus asientos y comenzaron a  alentar, tarde pero seguro. Por cánticos no paró, ahora hay que esperar a ver cuál es actitud de la afición rayada en el Tecnológico que, normalmente, suele sobrepasar los límites.

La afición de Tigres no salió triste ni mucho menos molesta del partido, ojalá que la actitud les perduré hasta que finalice la Liguilla.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×