Nuevo estadio de Leipzig combina tradición y modernidad

El estadio Central de Leipzig, uno de los 12 terrenos de juego que acogerán partidos del Mundial de Alemania 2006, presentó hoy su innovador concepto arquitectónico, síntesis de tradición y...
El estadio Central de Leipzig, uno de los 12 terrenos de juego que acogerán partidos del Mundial de Alemania 2006, presentó hoy su innovador concepto arquitectónico, síntesis de tradición y modernidad, ante los medios internacionales.
 El estadio Central de Leipzig, uno de los 12 terrenos de juego que acogerán partidos del Mundial de Alemania 2006, presentó hoy su innovador concepto arquitectónico, síntesis de tradición y modernidad, ante los medios internacionales.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Diciembre de 2005

El estadio Central de Leipzig, uno de los 12 terrenos de juego que acogerán partidos del Mundial de Alemania 2006, presentó hoy su innovador concepto arquitectónico, síntesis de tradición y modernidad, ante los medios internacionales.

La comitiva de periodistas pisó, en la víspera del sorteo final, la alfombra roja más larga del mundo, con 2.100 metros,  colocada a lo largo del nuevo estadio de Leipzig como símbolo de bienvenida y hospitalidad a todos los amigos del balompié.

Dos artistas de un grupo de teatro alemán fueron los encargados de situar en el suelo de la sala interior del estadio, donde se recibió a la prensa, el último tramo de la gran alfombra roja que representa la entrada triunfal al terreno de juego, así como llenaron de humor el ambiente.

"Con esta alfombra roja, la ciudad de Leipzig desea reflejar su hospitalidad ante el próximo campeonato, así como la atmósfera de entusiasmo que invade estos días, y también lo hará el próximo verano, a la ciudad", señaló hoy en la sala la autoridad local Michael Kolmer.

El nuevo inmueble deportivo fue resultado de un proyecto de renovación integral de la infraestructura del anterior campo de futbol, construido en 1955 por las autoridades de la República Democrática Alemana e inspirado, por lo tanto, en una estética comunista.

La primera piedra del nuevo estadio se colocó a principios del 2000, y 3 años después, se inauguró el terreno de juego con un partido amistoso que enfrentó a la Selección de Alemania con su similar de Camerún.

En la reciente versión de la Copa FIFA Confederaciones, que se celebró en Alemania en este 2005, el nuevo estadio de Leipzig se estrenó en competición oficial de alto nivel con 4 partidos, y en él jugaron ya entonces México y Brasil.

En Alemania 2006, el estadio Central de Leipzig será campo de juego para 5 duelos de un total de 64, 4 en la ronda preliminar y otro más correspondiente a los Octavos de Final. Días después de la gran final en Berlín, esta cancha acogerá asimismo la actuación de los Rolling Stones, lo que fue destacado como una combinación de espectáculos.

"Estamos muy contentos de que se jueguen aquí 5 partidos de la Copa del Mundo de futbol 2006", dijo hoy en Leipzig el Delegado de la FIFA en esta ciudad, René Müller, en la presentación del nuevo estadio.

Este recinto futbolístico se ubica dentro del anterior polideportivo de Leipzig, incrustado como si brotase del pasado y de la tradición. Es, sin embargo, de estética moderna, tiene con techo y hierba natural que, debido a un innovativo sistema, aprovecha la luz solar para autogenerarse.

En el amplio espacio verde exterior todavía se conservan las antiguas gradas de madera como recuerdo de un estadio que en su momento, en los años 50, fue el más moderno y el que tenía un mayor aforo, una capacidad para 100 mil espectadores.

La entrada principal del "estadio de los 100 mil", nombre con el que se conocía popularmente al primer inmueble, se conservó en parte alrededor de la nueva infraestructura, por lo que el edificio presenta un gran contraste que posibilita la sorpresa.

Los restos de la anterior infraestructura se relacionan con el pasado y enlazan con la tradición, el estadio nuevo es plenamente moderno y en él destacan la luz de los focos del techo, las pantallas gigantes, y el color celeste en las gradas.

Dado que, con el paso del tiempo, el viejo estadio de Leipzig se quedó anticuado y su estructura fue incapaz de cumplir algunas de las medidas de seguridad de la FIFA, se decidió reformarlo con el financiamiento de las autoridades locales, la Federación Alemana de Futbol (DFB) y capital privado.

Hoy en día, el nuevo estadio cumple con creces los criterios de seguridad que impone la FIFA, presenta mayores servicios, así como facilidades para personas con discapacidad física y controles de salidas, con un aforo de 44 mil personas.

Aunque el equipo local, el Dynamo de Leipzig, no es un 11 importante en la Bundesliga, ya que juega en la Cuarta División, la ciudad germanoriental destaca por su larga tradición futbolística, ya que en 1903 se fundo aquí la Federación Alemana de Futbol.

El estadio se ubica, asimismo, en las cercanías del centro de la ciudad, lo que permitirá una mayor integración entre la población local, los atractivos históricos y culturales, y los numerosos turistas que lleguen a Leipzig a partir del 9 de junio de 2006.

Como aperitivo del ambiente que se vivirá en el próximo Campeonato del Mundo, la ciudad bulle con la fiebre del futbol y se presenta durante esta semana del sorteo final de los Grupos del Mundial, como un lugar de atractivo variado.

Junto al edificio del antiguo ayuntamiento y las iglesias de San Nicolás y Santo Tomás, el estadio Central de futbol de Leipzig, que comparte ubicación en el centro histórico, se ha convertido también en un lugar de culto turístico en la ciudad.

Según comentó la peruana Valery Macht, la única guía en idioma español en la ciudad, ya se organizan visitas turísticas al estadio, y se pretende aumentar próximamente el servicio de atención en español ante la llegada de aficionados latinoamericanos y españoles.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×