En un juegazo, Rayados echa a Tigres con empate global

Walter González | MEDIOTIEMPO
 Walter González | MEDIOTIEMPO

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Tecnológico, 10 de Diciembre ante un lleno totalEn un verdadero juegazo de intensidad extrema, que tuvo volteretas en un segundo tiempo de antología, Monterrey sufrió pero hizo válida su posición en la tabla para ganar en casa 2-1 a Tigres, empatando el marcador global 2-2 y clasificando a la Final del torneo de Apertura 2005, además de imponerse a su archirival en la ciudad.Lo que realmente desentonó en este partidazo fue el desastroso trabajo de Germán Arredondo, porque todo lo demás fue excelente, los dos equipos y la afición se comportaron a la altura de una Semifinal con Clásico Regiomontano.Monterrey, el favorito para ganar este torneo siendo el equipo que mejor llegó a la Liguilla, se mete a la Final por segunda ocasión en tres torneos, consolidándose su técnico, Miguel Herrera, como el más efectivo de los últimos años. Por su parte, Tigres cae peleando con honor y con una cara muy distinta en la Liguilla, al torneo mediocre que tuvieron. El rival de Rayados se conocerá el día de mañana de entre Toluca y Pachuca, recordando que la Final sería jueves y domingo, respetando un acuerdo que se tomó entre los dueños de los equipos, para no interferir con el partido de la Selección Mexicana ante Hungría, que será el miércoles.PARADO TÁCTICOMonterrey sólo presentó un cambio con respecto a su alineación del partido pasado. Mantuvo su línea de 3 centrales con Pinheiro por izquierda y ahora, modificando con Ricardo Martínez que ataca más que el "Chícharo", por derecha. El resto, igual, Luisito en la contención, el "Cabrito" y Ervitti delante de él y Álex (que saldría lesionado en el 1T) con Guille en la delantera.Tigres presentó dos movimientos en su once inicial. Con su línea de 3 centrales, mantuvo por derecha a Rivas pero por izquierda cambió a Carlos Morales por un Briceño que defiende mejor aunque ataca menos. En medio, sin cambios, con Montano, Palacios y Sixto, este último rotándose con Gaitán en la delantera, pero ahora, como punta teniendo a Silvera en lugar de Aldo de Nigris.PRIMER TIEMPOEl partido no arrancó impetuoso como la ida, ambos equipos se tomaron su tiempo para plantarse en la cancha y dejar que el rival mostrara sus primeras intenciones. No pasó mucho tiempo en que se clarificara lo que ya se daba como un hecho, Rayados tendría más la pelota, mientras Tigres, bien paradito atrás, atacaría con menor frecuencia pero intentando hacerlo con más espacios.Y precisamente, aunque Rayados dominaba y jugaba en los alrededores del área rival, al minuto 15’ llegó la primera peligrosa del partido y fue para los felinos, a cargo de Silvera que prendió la pelota de media vuelta en la media luna, rasa y difícil para el portero, pero su remate pasó apenas por un lado.Monterrey, que insistía una y otra vez, consiguió su primera grande al minuto 21 cuando Luis Pérez sacó un gran disparo que pasó rozando el ángulo derecho del arco de Hernández. Inmediatamente al 23’, Baloy tuvo otra en un remate de cabeza que era franco, pero se le fue un poco desviado a un centro desde un tiro libre de Arellano.La sombra de las lesiones que parecía ya abandonaba a Monterrey, se hizo presente cuando Álex tuvo que salir del campo doliéndose de la rodilla, sin poder aguantar la molestia que le dejó una barrida de Claudio Suárez unos 7 minutos antes. En su lugar entró Carlos Casartelli.Pese a esta desafortunada situación, la presión de Rayados comenzó a ser importante por primera vez en el partido justo después del cambio. Primero en un corner, Baloy quedó solo frente al arco, pero su remate de cabeza no fue pleno y luego de una serie de rebotes a dos metros del área, se marcó falta sobre el portero. Un minuto después, Casartelli quedó solo en el área luego de que parecía jaloneaba a Claudio Suárez y tocó para el Guille que, increíblemente no pudo hacer buen contacto con la pelota, tocó suavecito y permitió que Rivas despejara sobre la línea.El arbitraje ya pesaba, el partido se estaba desordenando mucho a Germán Arredondo que, comenzando con no marcar un claro jalón en el área regia de Baloy sobre Gaitán, tuvo una rachita de decisiones localistas y por ende luego tuvo que equilibrar y despeinó todo el juego calentando a los jugadores de ambos equipos.El Monterrey terminó estos primeros 45 minutos presionando sin poder ordenar o clarificar sus ataques y topándose con un arquero Edgar Hernández en muy buen momento. Tigres, sabiendo el importante momento del partido, se protegió aun más, incluso Batocletti metió a Hugo Sánchez en lugar de Ramírez, pero no todo fue defensivo en los felinos, pues tuvieron las dos más importantes del cierre de la primera parte, cuando Silvera tuvo que ser detenido por una patada karateka de Baloy que cambió una amarilla (que bien podría haber sido colorada) por una jugada de gol, y luego en el tiro libre de esa jugada, un balazo que fue desviado en el camino, pasó a muy poco del poste.SEGUNDO TIEMPOAl 54´, en un centro por derecha, Pinheiro recentó perfecto para que la pelota le quedara a modo al Guille por lo que Claudio tuvo que jalarlo en el área para evitar que anotara y cometió un penal que fue bien marcado, además de ganarse la roja por cortar una clara de gol.Luis Pérez cobró la pena máxima con una calma y precisión impresionantes y anotó al 57’ el 1-0 en este duelo, (1-1 global) y que en ese momento ponía en la Final a los Rayados por mejor posición en la tabla general.Todo parecía a modo para que los Rayados controlaran sin problemas el juego, pero en un contragolpe de Gaitán, llegó Erviti a taclearlo y aunque primero parecía tocar la pelota, Arredondo lo expulsó en una decisión polémica en serio. Lo único cierto es que ambos equipos estaban con 10, Monterrey aceleró en lugar de enfriar el juego y así el todo se emparejó para que viéramos los mejores y más intensos momentos de esta serie.Gaitán tuvo una grande cuando Silvera ganó la pelota y tocó para el "Chueco", pero su disparo se fue por un lado ante la presión de Baloy y un control difícil de la pelota. Este fue el aviso, Tigres estaba explotando los espacios que dejaban los Rayados al arriesgar increíblemente la pelota, ya que querían salir jugando y no se tranquilizaban con nada.Así llegaría una jugada en la que Silvera rompió la línea defensiva tocando de primera y de espaldas, exacto para Gaitán que corrió perfecto la trayectoria de la pelota cargadito a la izquierda y la prendió entrando al área a primer poste, engañando al portero Martínez que pensó que iba cruzado. Fue el 1-1 al 73’ (1-2 global) con lo que los felinos estaban ahora clasificando a la Final.Sin embargo, aun el partido deparaba otra voltereta, pues aunque Tigres estaba intentando enfriar el partido, Monterrey consiguió más a base de garra y corazón mantener la presión sobre el arco felino y en una jugada rarísima lograron retomar nuevamente la ventaja cuando un balón peinado le quedó en el área chica al Guille, que intentaba pegarle con la cabeza, se encontró con que la suerte le sonrió y la redonda le dio en el pie para ir a dar al travesaño y luego picar angustiosamente dentro del arco. Un dramático 2-1 (2-2 global) que ponía a los Rayados en la Final.Hubo un conato de bronca en el festejo del gol que no pasó a mayores y aunque Tigres se entregó en cuerpo y alma al ir al frente en un alarmante final del partido, no pudo reaccionar y con el global en el marcador quedó eliminado. Germán Arredondo siguió haciendo y deshaciendo con su pésimo arbitraje que ya no era ni para uno ni para otro y acabó desesperando y expulsando a Gaitán ya sobre la hora.GOLES(57’) 1-0 (1-1 global) Luis Pérez de penalti.(73’) 1-1 (1-2 global) Walter Gaitán. Gran pase de Silvera, de espaldas y de primera intención al movimiento de Gaitán que dispara a primer poste entrando al área cargadito a la izquierda.(85’) 2-1 (2-2 global) Guillermo Franco. En una jugada rarísima, Meza peina en el área un centro frontal para que el Guille, en el área chica intente rematar con la cabeza sin conseguirlo, pero con la fortuna de que la pelota le pegó en el pie para ir a dar al travesaño y luego picar adentro del arco.ARBITRAJEDesastroso de Germán Arredondo, con una cantidad irreconocible de errores y criterios distintos, primero siendo localista, luego intentando equilibrar y acabando con un desorden tremendo. Mencionaremos las jugadas claves en las que influyó el arbitraje en el duelo. Primero, estando a 8 metros de la jugada, dejó de marcar un clarísimo jalón de Baloy sobre Gaitán, en una decisión claramente localista que marcó el principio de su derrumbe y calentó el juego. Luego mostró la amarilla a Baloy en una jugada que bien podría haber sido roja por dos causas, primero porque le tiró una patada al cuello a Silvera y segundo, porque cortó una jugada de gol. Sin embargo, estuvo muy bien al no marcar como penal una gran barrida de Rivas sobre Luis Pérez en el área al 49’ y bien en el penal y la expulsión en contra de Tigres. Pero luego, expulsó a Erviti cuando este tacleó a Gaitán cuando se iba solo, aunque el jugador rayado parecía tocar primero la pelota, en una decisión apretadísima. Su trabajo acabó afectando a los dos equipos, por lo que no podemos culparlo del pase o eliminación, pero si que sea una llamada fuerte de atención para la Comisión de Arbitraje, que lo eligió para este duelo.[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×