Fácil victoria de México al MT

PRIMER TIEMPO

Mauricio Cabrera |  MEDIOTIEMPOChase Field Stadium. Miércoles 14 de diciembre de 2005

PRIMER TIEMPO

A los mexicanos que radican en Estados Unidos no les importa la inoportunidad de un encuentro que no tenía razón de ser. En cuanto conocen la posibilidad de observar a la escuadra tricolor, el criterio queda de lado: el sentimiento nacionalista y la pasión por el futbol son suficientes para que acudan en gran cantidad. Como si nada importara, como si se tratara de un cotejo decisivo para el futuro de la Selección Mexicana, nuestros compatriotas hacen acto de presencia en el estadio y se caracterizan con los colores verde, blanco y rojo. El espectáculo en la tribuna , ya se presentía de antemano, superó la fría demostración futbolística escenificada sobre el terreno de juego.

La calentura en las gradas no encontró eco sobre el rectángulo verde. México, fiel a su costumbre cuando de cotejos amistosos se trata, inició las hostilidades con grandes reservas; midiendo los alcances del rival y esparciendo talento a cuentagotas. Un disparo cruzado de Francisco Fonseca fue lo más peligroso de los dirigidos por Ricardo La Volpe. Después, aparecieron las imprecisiones en el toque, falta de profundidad en el ataque y la evidente carencia de talento en el mediocampo. ¿Y la afición? Tan noble como siempre, soñando con una victoria que le iluminara el rostro aunque en el fondo fuera insignificante.

El primer chispazo de pasión llegó por parte de los húngaros. Una certera plancha a las partes nobles del debutante José Antonio Olvera se encargó de encender a media flama una batalla que discurría sin ritmo alguno. El juez central no titubeó, se llevó las manos al bolsillo e impactó el cartón rojo en el cínico rostro de Rosa. A los diez minutos, el débil rival europeo se quedó en inferioridad numérica. Ahora sí, todo listo para que La Volpe se apuntara su primera victoria contra equipos del Viejo Continente.

La expulsión produjo que el partido se inclinara por completo a favor del conjunto azteca. Los espacios surgieron y tanto Omar Bravo como Francisco Fonseca empezaron a incrementar su presencia en la zona de concreción. Se entendía que era cuestión de tiempo... Y así fue: a los treinta y dos minutos, un tiro de esquina ejecutado por Juan Pablo Rodríguez fue rematado a placer por Francisco Fonseca, quien se anticipó a un par de zagueros para estremecer las redes. 

México siguió haciendo lo suyo: aprovechaba la fragilidad del oponente para alimentar la posibilidad de marcar el segundo. El cotejo pudo quedar resuelto en la parte inicial; sin embargo, los nuestros jugaron a medio gas y terminaron desperdiciando las notables ventajas que otorgaba la oncena dirigida por Lothar Mattheus.

GOL

1-0 Tiro de esquina ejecutado por Juan Pablo Rodríguez desde la punta derecho. Francisco Fonseca se anticipa a dos defensores y vence la meta húngara con cabezazo certero. (32´)   [MT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×