Trabaja Sergio Almaguer en el aspecto psicológico del futbolista

El ex futbolista Sergio Almaguer, quien cumple funciones de apoyo psicológico en el equipo de futbol América, juzgó que no sólo el jugador sino el atleta mexicano carece de alguien que lo oriente...
El ex futbolista Sergio Almaguer, quien cumple funciones de apoyo psicológico en el equipo de futbol América, juzgó que no sólo el jugador sino el atleta mexicano carece de alguien que lo oriente para cumplir sus objetivos en la vida.
 El ex futbolista Sergio Almaguer, quien cumple funciones de apoyo psicológico en el equipo de futbol América, juzgó que no sólo el jugador sino el atleta mexicano carece de alguien que lo oriente para cumplir sus objetivos en la vida.

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Diciembre de 2005

El ex futbolista Sergio Almaguer, quien cumple funciones de apoyo psicológico en el equipo de futbol América, juzgó que no sólo el jugador sino el atleta mexicano carece de alguien que lo oriente para cumplir sus objetivos en la vida.

Preocupado por el lado humano de las personas en general, el ex defensa central indicó que estará satisfecho si logra que jóvenes surgidos de las fuerzas básicas de Aguilas llegan pronto hasta el equipo de Primera División.

Quien se retirara de las canchas el 28 de junio del 2005, al no hallar acomodo en algún club durante el sistema de régimen de transferencias realizado en Pachuca, Hidalgo, tras 19 años de trayectoria profesional, comentó que prefirió decir adiós antes que arrastrar el prestigio conquistado a lo largo de su carrera.

En entrevista, el nativo de Monterrey, Nuevo León, reconoció que los primeros días sin futbol fueron complicados y juzgó que gracias a la preparación previa al momento del adiós ha sido menos difícil afrontar su nueva realidad.

"Yo me concienticé en que el futbolista en general, incluso hasta el deportista profesional, no se prepara para el retiro, no estamos preparados para el retiro", manifestó quien arrancara su carrera como eje de ataque y la concluyó como defensa central.

Pese a ello consideró "siento que tengo una ventaja, lo alcancé a ver dos o tres años atrás y me fui preparando mentalmente, fui visualizando qué iba a ser de mi vida después de ese momento, tomé mi curso de entrenador, estudié algunos libros y me fui orientando hacia donde quería ir".

No deben existir excusas para tomar esta decisión en el momento adecuado, "Uno se retira a diferentes edades, yo lo hice a los 36 años, pero otros a los 34, a los 39. Pero aún así, aunque te retires a los 40 siento que tienes -si Dios quiere- la mitad de tu vida por delante, entonces tienes que pensar qué vas a hacer".

"Siento que ha cambiado, las dos primeras semanas sí me pegó un poco por la nostalgia, el añorar. Sin embargo me estoy poniendo metas y en base a eso trato de mantenerme motivado día a día y estar aprendiendo todos los días".

Hay varios motivos para no saber cuando abandonar la carrera, pero Almaguer no quiso echar por el suelo todo lo cosechado: ser titular indiscutible en los clubes que jugó, llegar a la Selección Mexicana, conquistar el tercer sitio del primer Mundial de Clubes con Necaxa y jugar en el extranjero con el Galatasaray de Turquía.

Nacido el 16 de mayo de 1969, Almaguer comentó, "Muchos dicen que pude jugar uno o dos torneos más, siento que sí pero no sé si lo pude haber hecho al mismo nivel al que estaba yo acostumbrado, al que la gente me tenía en su mente ¿no?".

"No quise arrastrar mi prestigio como futbolista, que el deporte me retirara a mí, sino quise decir hasta aquí, siento que estoy en un nivel aceptable pero siento que de aquí en adelante voy a bajar, más que nada eso fue lo que me obligó a hacerme a un lado y dar espacio a los jóvenes, sobre todo hacer espacio para mi familia y mis nuevos proyectos".

Debutante con Angeles de Puebla frente a UAG (1-1) en el estadio Tres de Marzo el 16 de mayo de 1987, insistió que aun cuando falta preparación al futbolista mexicano, eso lo suple con su ambición y que es orientación lo que más requiere.

"El futbolista mexicano es ambicioso, la verdad sí es ambicioso. Siento que más que nada es orientación (lo que necesita) primero, en el sentido de qué es lo que se puede buscar en la vida, tanto en lo deportivo como en la vida personal, cúal es el camino más adecuado que te llevaría a ese éxito en esas dos etapas", mencionó.

Brindar apoyo y orientación a jóvenes que pertenecen a Fuerzas Básicas de América son su prioridad ahora que ha recibido la oportunidad de continuar su carrera en otra área del deporte que lo apasiona.

Una experiencia en los albores de su carrera lo ha hecho meditar sobre la importancia de este factor para un mejor desarrollo humano y profesional.

"En el 86 yo fui invitado de la reserva de Tigres al Ángeles de Puebla por el Señor Alfonso Portugal, íbamos 11 compañeros y de todos, no es que no me valorara en una forma positiva, pero siento que de todos nueve eran mejores que yo y sin embargo sólo Gerardo González y yo llegamos al equipo de Primera División", recordó.

Agregó que "después de años de reflexión y pensando en esa situación ahora que me preocupo de este lado humano, pienso que si hubiéramos tenido una persona que nos apoyara en orientación, en alineación de metas, tener las ideas claras y no desviarnos por un camino equivocado, de esos 11 en lugar de dos hubiésemos llegado cinco, tenían mucha calidad y capacidad en lo técnico, físico y táctico, faltaba lo de la mentalidad, por eso es que me preocupo ahora", indicó.

Sus proyectos en el futuro se fundamentan en apoyar el desarrollo de los jugadores como personas, pues si cuentan con los elementos a favor podrán alcanzar más rápido sus objetivos. "Me interesa mucho el lado humano del futbolista. Siento que gran parte del éxito o del fracaso deportivo de una persona y así en la vida pasa por lo mental, por la motivación y por situaciones complicadas que puedan pasar en tu entorno, en tu sociedad, eso te puede llevar al fracaso", señaló.

Juzgó que "si tienes bien cimentada esa mentalidad y esas metas te puede llevar al éxito y por ahí me estoy yendo. De hecho la Tesis de mi curso de entrenador fue basada en eso: "Análisis psicológico del futbolista", que estuvo basada en lo documental y tiene alrededor de diez títulos y uno de esos títulos es mío".

Su Tesis llegó a manos del Vicepresidente de América, Fernando Pérez Gavilán, "a quien le pareció muy interesante que un jugador se preocupara tanto por ese aspecto, el psicólogico".

"Entonces él me hizo una invitación para que el club me pagara unos cursos de neurolingüística, de couching, de inoterapia, psicología deportiva y realmente yo tengo acá alrededor de siete meses aquí".

Pudo recientemente incorporarse al trabajo tras la salida de José Manuel "Chepo" de la Torre a Guadalajara, por lo que empezó a trabajar con la psicóloga Parma Aragón.

"Estuve apoyando con las sesiones de couching de algunos jugadores y poco a poco fui empapándome de lo que querían".

Explicó que tiempo adelante "por medio del señor Víctor Aguado nos empapamos de la metodología que se quiere implementar en América, que es la del Vicepresidente Manuel Lapuente, quien es una persona muy profesional y que sabemos que tiene muchos conocimientos".

Y con base en eso "estábamos haciendo algunas evaluaciones en Fuerzas Básicas tomando cuatro aspectos: el físico, el técnico, táctico y psicológico; ahí fue mi incorporación y esa es mi función aquí, de apoyar a que jugadores de Fuerzas Inferiores, de Segunda, Tercera División o juvenil se puedan lograr".

Su tarea va encaminada a "la alineación de objetivos de cómo poder ser más productivo, cómo poder con tus propias herramientas lograr lo que tú quieres, buscar caminos y alternativas para solucionar algo que se atora en determinado momento, y todo eso me ha ayudado a convivir mejor con las personas, por ese lado me estoy preparando y estoy feliz al respecto".

El ex jugador de Ángeles de Puebla, Puebla, Querétaro, Tigres, Correcaminos, Necaxa, Cruz Azul y Jaguares mencionó que "lo más importante es que estoy aquí para aprender, para ayudar y aportar, si puedo colaborar a que un jugador llegue a Primera División será sensacional".

Insistió en que "mi pasión es el futbol, pero otra es ser muy detallista en el lado humano. Un día tú vas a dejar de ser periodista, yo ya dejé de ser futbolista y algún día dejaré de trabajar dentro del futbol, igual pasa con técnicos y directivos, pero hasta que Dios quiere y te mueres lo que no dejas de ser es un ser humano".

Almaguer confió además que la buena relación que lleva con la mayoría de los integrantes del plantel, quienes hasta hace poco fueron sus rivales en el terreno de juego, así como los conocimientos de Manuel Lapuente funcionará para que América siga en la élite del balompié y su tarea ha empezado ya.

"Sé como el jugador se puede llegar a sentir en esta etapa de Pretemporada, sé hasta cuando puedes apretar a un jugador y cuando le puedes dar una libre para que también se sienta comprendido, en ese sentido estamos tratando de apoyar al Cuerpo Técnico".

Aseguró, por último, que "la mentalidad es trabajar bien y ser Campeón por lógica, es una exigencia normal en un club tan importante como América".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×