Miguel España prefirió no dar su opinión del arbitraje de Francisco Chacón

El Director Técnico de Pumas, Miguel España, destacó que hubo "muchas circunstancias" desfavorables en el desarrollo del partido ante Guadalajara, pero que nunca las acreditó a un mal trabajo del...
 El Director Técnico de Pumas, Miguel España, destacó que hubo "muchas circunstancias" desfavorables en el desarrollo del partido ante Guadalajara, pero que nunca las acreditó a un mal trabajo del árbitro Francisco Chacón.

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Enero de 2006

  • Prefiere evitar las polémicas
  • Prefiere poner su atención en Necaxa

El Director Técnico de Pumas, Miguel España, destacó que hubo "muchas circunstancias" desfavorables en el desarrollo del partido ante Guadalajara, pero que nunca las acreditó a un mal trabajo del árbitro Francisco Chacón.

"No me gusta meterme en polémicas", argumentó el estratega auriazul, quien no se atrevió a criticar abiertamente la labor del silbante en el partido del sábado pasado y que terminó 2-2, después de que Pumas llegó a estar arriba 2-0.

El timonel ni mencionó a Francisco Chacón ni lo criticó como lo han hecho varios de sus pupilos, principalmente por el penal en contra y la expulsión de Israel Castro, que supuestamente cometió falta sobre Omar Bravo, quien más bien se echó un "clavado" en el área.

"Sí, nos cambió mucho el partido con la expulsión", declaró España en conferencia de prensa cuando se le preguntó respecto a lo complicado que se tornó el encuentro por las decisiones arbitrales.

España Garcés agregó que es muy respetuoso del trabajo de los silbantes y aseguró que trata de cooperar en sus actividades, y más cuando se abordan diferencias de este tipo públicamente, pues prefiere hacerlo en forma personal y estrecha.

"Fue un partido de un primer tiempo parejo, de oportunidades para ambos lados, hicimos los goles y a partir del penal, la expulsión y el gol, cambió el partido por el momento psicológico", recordó.

Ante la insistencia de saber si fue desfavorecido por las decisiones del árbitro, respondió que "son circunstancias de juego, uno está para ajustar y ustedes para calificar, uno intenta siempre encontrar buen equilibrio ya sea con diez  o con 11 jugadores".

Añadió que en el encuentro "sí hubo muchas circunstancias que tomaron varios aspectos futbolísticos" que de alguna forma afectaron a Pumas.

Indicó que la labor de los silbantes están fuera de su control y no los critica porque no le gusta meterse en polémica, además "no estoy acostumbrado a justificarme".

Lo que le queda, dijo, "es trabajar y buscar que el equipo mejore y en esa medida tratar siempre de vencer aunque la situación no sea favorable".

Indicó que ya se le dio vuelta a la página, que los árbitros se pongan a trabajar y él se dedicará a la preparación de Pumas para el partido de media semana ante Necaxa.

De este partido ante Hidrorayos declaró que "va a ser uno difícil, porque tiene buenos jugadores, está bien dirigido, desde el torneo pasado ha mostrado un cambio en cuanto a su parado, estrategia y táctica".

Y ante ello trata de tener a unos Pumas más equilibrados, con más disciplina táctica y mayor control del balón.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×