Con un tope mataron a los Tigres

Las Chivas Rayadas del Guadalajara se impusieron por la mínima diferencia a los Tigres. El único tanto del partido fue Omar Bravo, quien coronó un excelente centro de Adolfo Bautista a los diez...
 Las Chivas Rayadas del Guadalajara se impusieron por la mínima diferencia a los Tigres. El único tanto del partido fue Omar Bravo, quien coronó un excelente centro de Adolfo Bautista a los diez minutos de acción.

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco. Sábado 4 de febrero de 2006

Las Chivas Rayadas del Guadalajara se impusieron por la mínima diferencia a los Tigres. El único tanto del partido fue Omar Bravo, quien coronó un excelente centro de Adolfo Bautista a los diez minutos de acción.

PRIMER TIEMPO

Amplitud sobre el terreno de juego. Esa fue la principal virtud de las Chivas durante los primeros cuarenta y cinco minutos de las hostilidades. El Rebaño paseó la pelota con rapidez y eficiencia. El rival se descomponía con facilidad en cuanto el mediocampo rojiblanco lograba entrar en contacto con la artillería. No fue un dominio vertiginoso, pero sí suficiente para que el marcador se pusiera en movimiento con cierta celeridad.

Pase a profundidad por el corredor derecho para Bautista. Adolfo toma el esférico y manda centro para la llegada de Bravo, quien remata con precisión y deja sin oportunidades a Edgar Hernández. De tan preciso que fue el entramado de la jugada, el futbol se apreció como una cosa de niños.

Tigres se sacudió la pereza con que inició la confrontación. La de gajos comenzó a estar en las garras felinas. Guadalajara, mientras tanto, disminuyó sus intenciones ofensivas y consintió el estéril dominio de los de San Nicolás de los Garza.

El ritmo del partido disminuyó como consecuencia lógica. La escuadra de Ricardo Ferreti se mostró mecanizada. El rígido esquema del “Tuca” fue neutralizado por las extremas precauciones del Rebaño. La combinación de elementos derivó en una contienda tranquila, de escasas emociones, pero que amenazó con explotar intempestivamente.

SEGUNDO TIEMPO

Tigres se volcó hacia el frente. El equipo amarillo adelantó líneas y metió en serios problemas a Oswaldo Sánchez. Sindey Balderas y un cabezazo que pasó a centímetros del poste derecho de Oswaldo; enseguida, disparo de mediavuelta de Sebastián González que exige la estirada del guadameta rojiblanco; para seguir insistiendo, cierre de pinza fallido de Carlos Morales. Los felinos empujaron con vigor. El corazón no bastó para emparejar los cartones. El cuadro norteño no anduvo fino en el último toque, a fin de cuentas el más importante para sumar unidades.

Chivas perdió la compostura en el complemento. Era entendible que quisiera manejar las hostilidades, pero en la búsqueda de ello, desechó la presencia ofensiva. Bautista y Bravo deambularon sobre el rectángulo verde. El Rebaño apostó absolutamente todo a los contragolpes.

Ya todo estaba listo para el triunfo Chiva cuando un cabezazo de Silvera puso a temblar a todo el estadio Jalisco. Oswaldo volvió a ser el héroe. En dos tiempos, con una desviada de mano y otra con la pierna impidió que la victoria les fuera robada. ¡San Oswaldo! no hay mejor forma de catalogarlo.  

Del cuadro rojiblanco destaca la victoria, su primera en el Clausura 2006. Sin ser ni lejanamente una de sus mejores actuaciones, el equipo de Hans Westerhoff sumó tres puntos valiosos. Tigres, en cambio, deberá hacer un recuento de lo sucedido y analizar si es correcta la intención de enfocar las baterías al torneo local en detrimento de la Copa Libertadores.

GOL

1-0 Pase a profundidad por el sector derecho para Adolfo Bautista, éste recibe la pelota y manda centro que es cabeceado con extrema precisión por Omar Bravo. (10´) EL ARBITRAJE

Bueno de Paul Delgadillo. No se metió en problemas, apreció correctamente las jugadas apretadas. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×