¡San Vuoso apareció para impedir la derrota lagunera!

El Santos Laguna de Torreón rescató un punto de su contienda ante las Águilas del América e impidió una derrota que habría presentado tintes letales para el cuerpo técnico encabezado por Benjamín...
El Santos Laguna de Torreón rescató un punto de su contienda ante las Águilas del América e impidió una derrota que habría presentado tintes letales para el cuerpo técnico encabezado por Benjamín Galindo. América se quedó a minutos del triunfo. Al final,
 El Santos Laguna de Torreón rescató un punto de su contienda ante las Águilas del América e impidió una derrota que habría presentado tintes letales para el cuerpo técnico encabezado por Benjamín Galindo. América se quedó a minutos del triunfo. Al final,

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Corona. Domingo 12 de febrero de 2006

  • Al 81´, Santos hizo el empate

El Santos Laguna de Torreón rescató un punto de su contienda ante las Águilas del América e impidió una derrota que habría presentado tintes letales para el cuerpo técnico encabezado por Benjamín Galindo. América se quedó a minutos del triunfo. Al final, la repartición de unidades es merecida.

PRIMER TIEMPO

La partida comenzó con ritmo semilento, pausado. Santos fue el que salió dispuesto a hacer el gasto. El futuro de Benjamín Galindo estaba en juego. Lo sabían los jugadores laguneros, por lo que de inmediato pusieron manos a la obra para buscar un triunfo que amainara la tempestad. Los principales recursos ofensivos fueron los de siempre: Rodrigo Ruiz y Vicente Matías, acompañados por el incansable Jair García.

Los de la Comarca se acercaron con cierta dosis de peligro a la meta de Ochoa. Pero las infracciones al reglamento, ya sea por fuera de lugar o por faltas sobre el cancerbero americanista, impedían que el Corona pudiera sentir cerca la posibilidad de herir a las Águilas.

El juego entró en un pequeño bache. Ninguno de los dos tenía claridad ofensiva. América, sin las presencias de Claudio López y Cuauhtémoc, dejaba todo en las piernas del explosivo Kléber. Santos, entretanto, era más estructurado, construía desde abajo y esperaba el momento preciso para embestir.

Lo parsimonioso del juego desapareció abruptamente. Un claro empujón de Ricardo Rojas sobre Jair dentro del área emplumada derivó en la señalización de la pena máxima. Rodrigo Ruiz fue implacable: miró a Ochoa, decidió dónde poner la pelota y la guardó justo en el ángulo inferior derecho. El “Maestro” respiraba tranquilo. Sus pupilos estaban aprobando un examen de alta exigencia.

América no se amilanó por el golpe recibido. Los aficionados laguneros, con sus vasos de cerveza incluidos, aún no terminaban de tomar asiento cuando apareció la letalidad de las Águilas. Pase largo desde primer tercio de cancha, Irenio baja la pelota y Kléber se quita a Caranta para empujar la de gajos hasta el fondo de las redes. Unos segundos de concentración fueron suficientes para que la contienda estuviera de nueva cuenta, y ante la incredulidad de Galindo, equilibrada.

Una vez que el empate volvió a ser indicado en el tanteador, las ocasiones de gol se contaron a cuentagotas. Pero una de ellas fue capitalizado por Irenio, con disparo de media distancia, para que los de Coapa se fueron con ventaja al intermedio. SEGUNDO TIEMPO

El futbol no sabe de lógica ni congruencia. A diferencia de la primera mitad, en la que se presentaron escasas emociones sobre las puertas y dos anotaciones, el complemento resultó más atractivo, repleto de veneno en ambas porterías, pero  la pelota una y otra vez se negaba a entrar. Se puso caprichosa y parecía que nada iba a producir un cambio de opinión. Pero Santos resurgió gracias a la magia de Vicente Matías. Vuoso se quitó a tres zagueros rivales, caracoleo hacia el centro, desparramó a uno más y venció a Ochoa con disparo raso y certero. Así ni la de gajos podía negarse a entrar. El goleador lagunero festejó como nunca, estaba emocionado hasta un nivel de catarsis.

No es que América no mereciera ganar. Pero Santos hizo el gasto suficiente para asegurar que el empate en los cartones es merecido. Se trata de un punto que sabe a poco para ambos conjuntos. Las Águilas siguen sin convencer; los de Torreón se van satisfechos por no perder, pero el valor matemático del punto es ínfimo.

GOLES

1-0 Ricardo Rojas derriba dentro del área a Jair García. Rodrigo Ruiz ejecuta desde los once pasos y vence a Ochoa con disparo al ángulo inferior derecho. (25´)

1-1 Pase a profundidad, Irenio baja el esférico y se lo deja a Kléber, quien se quita a Caranta y empuja el balón hasta el fondo de las redes. (28´)

1-2 Irenio Soares dispara de media distancia. Caranta se tiende mal y termina consintiendo que la pelota se incruste en el ángulo inferior de su puerta. (45´)

2-2 Vicente Matías Vuoso se quita a los defensores americanistas, caracolea hacia el centro y mata a Ochoa con disparo a segundo. (81´)[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×