Decepción y sorpresa en el Jalisco

Chivas decepcionó a gran escala en su presentación como local en la copa Libertadores. Desconcertado, como un boxeador que está groggy, Chivas se quedó sin respuestas al planteamiento táctico que...
Chivas decepcionó a gran escala en su presentación como local en la copa Libertadores. Desconcertado, como un boxeador que está groggy, Chivas se quedó sin respuestas al planteamiento táctico que mandó el técnico de Caracas Noel Sanvicente, quien ordenó d
 Chivas decepcionó a gran escala en su presentación como local en la copa Libertadores. Desconcertado, como un boxeador que está groggy, Chivas se quedó sin respuestas al planteamiento táctico que mandó el técnico de Caracas Noel Sanvicente, quien ordenó d

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Estadio Jalisco. 8 de marzo del 2006

  • Ni en la tribuna, ni en el campo

Chivas decepcionó a gran escala en su presentación como local en la copa Libertadores. Desconcertado, como un boxeador que está groggy, Chivas se quedó sin respuestas al planteamiento táctico que mandó el técnico de Caracas Noel Sanvicente, quien ordenó desde el inicio un 4-2-3-1, tapando todas las salidas del local y nunca llegaron las respuestas tácticas de la banca Tapatía. Se suponía que tenían bien estudiado al rival, pues el Auxiliar José Manuel de la Torre viajó a Venezuela para ver el cotejo de la semana pasada entre Caracas y Sao Paulo.

Algo falló, así como en la tribuna no hubo una buena entrada y nunca se escuchó el ¡Chivas, Chivas, Chivas!, en el campo tampoco hubo buen futbol, disposición, entrega y el Rebaño perdió dos puntos importantes.

Los poco más de doce mil aficionados no podían creer lo que veían, su equipo no pintaba en el campo y... Caracas hacía lo que pocos pensaron, llegaba al arco de Oswaldo una y otra vez.

Al Guadalajara no le salía nada en el primer tiempo, tácticamente el rival le ganaba poco a poco en el campo. Es cierto que recompuso el pastor holandés en al segundo tiempo y crearon mayor cantidad de jugadas, pero Caracas sabía lo que quería, como lo quería y al final, lograron el objetivo, se llevaron un punto de Oro del Jalisco.

Caracas llegó decidido a sacar un buen resultado del Estadio Jalisco, llegó con la idea de hacer un partido bueno, con sus limitaciones técnicas pero con un buen planteamiento táctico lograron neutralizar las acciones desde el arranque del cotejo, incluso, en los primeros minutos no le prestaron el esférico al Rebaño y a punto estuvieron de irse al frente en el marcador por conducto de Carpintero y González.

En el inicio fueron tres llegadas de Caracas las que pusieron en aprietos a Oswaldo Sánchez, quien como siempre, estuvo atento y evitó la caída de su marco. Fue hasta el minuto 11 cuando Bautista exigió al arquero Toyo, quien tuvo que  estirarse cuan largo es, para mandar el balón al tiro de esquina, ya que amenazaba incrustarse en el ángulo superior izquierdo. La defensa continuamente era superada, les ganaban las espaldas.

En  los tres cuartos de campo, los rojiblancos no pesaron, Bautista y Santana se encontraron con el veterano de mil batallas, con el referente del futbol Venezolano José Manuel Rey, quien hizo un buen trabajo y poco generaron ambos elementos para su causa.

De ahí que Chivas haya mostrado pocas variantes durante el primer tiempo, además el juego por las bandas apareció a cuenta gotas por la banda izquierda con Ramón Morales; del sector derecho mejor ni hablamos, Diego Martínez estuvo errático, cuantos balones le llegaron los entregó al rival.

En base a sus latigazos, Caracas daba señales de peligro y Oswaldo Vizcarrondo conectó de cabeza al minuto 22, que de milagro no entró en el arco de Sánchez; de inmediato llegó la respuesta de Chivas por medio de el "Bofo", quien se tiró una chilena dentro del área y el balón se fue ligeramente arriba del arco de Toyo.

POR TODO... PERO NO SE PUDO

Para la parte complementaria, el técnico del Guadalajara Hans Westerhof modificó su esquema, dándole oportunidad a Edwing Borboa buscando mayor movilidad; también ingresó Alberto Medina por Gonzalo Pineda y el mensaje era claro, mandaba toda la carne al asador, adelantando líneas, intentando que despertara su equipo por las bandas con el "Venado" y Omar claro. Borboa como centro delantero, cuyas cualidades son la lucha intensa por cada balón y presionar al rival.

Chivas metió en su campo al rival, tenía posesión, se agregaban más elementos al frente,  jugó más por las bandas pero no fructificaba porque no tenían precisión cuando imprimían velocidad, parecía que el gol tenía que llegar por una pincelada individual y así fue. Diego Martínez metió centro quemante al área que conectó Santana para mover el tanteador a su favor.

De ahí al resto el partido se vio un Rebaño con más seguridad a la ofensiva, aunque la defensa seguía con algunos titubeos como en el primer tiempo; los atacantes ya intentaban tiros de media distancia con Ramón Morales y aprovechando que con un gol en contra el rival arriesgaría, se veía que entre Bravo y Medina, darían nacimiento a las mejores llegadas al arco rival.

Bravo inició jugada por la banda derecha, metió centro a segundo poste para la llegada del "Venado", quien recortó a un defensa, se abrió espacio y sacó potente disparo que fue directo a la humanidad de Toyo, quien soltó y de nueva cuenta Medina contrarremató, enviando su tiro a las tribunas en una buena jugada. El partido se volvió peleado en medio campo, se jugó donde más le convenía a los dirigidos por Sanvicente y Chivas por más que intentaba, no lograba darle claridad, pese a que por las bandas había espacios.

La afición esperaba el segundo que definiera el  partido, pues sabían que en cualquier momento Caracas podía alcanzar y así sucedió, Reynoso  no atacó bien el esférico y Carpintero conectó de cabeza para igualar los cartones.

Para los visitantes el resultado era excelente, además durante todo el partido estuvieron jugando a su ritmo, con un futbol aseado y corrían cuando debían, a su manera pero sabían cuando atacar y jugaron fácil, sacando cualquier peligro de arco y reventando a donde sea.

Los aficionados despidieron a su equipo con rechiflas, abucheos y se desquitaron gritándoles a los venezolanos, quienes llegaron como victimas y resultaron ser los muchachos malos de la película. Antes del partido todos pensaban que los golearían, al final, la historia fue otra.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×