Bajo un tormenta, Dorados cae en La Sultana ante Rayados

Los Rayados del Monterrey se impusieron dos goles a uno a los Dorados de Sinaloa. Clemente Ovalle y Jesús Arellano les dieron el triunfo a los norteños. Abreu, con tremendo disparo al ángulo...
 Los Rayados del Monterrey se impusieron dos goles a uno a los Dorados de Sinaloa. Clemente Ovalle y Jesús Arellano les dieron el triunfo a los norteños. Abreu, con tremendo disparo al ángulo inferior derecho, marcó el de la honra para los del Pacífico.

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO/DORADOSEstadio Tecnológico. Miércoles 15 de marzo de 2006

Los Rayados del Monterrey se impusieron dos goles a uno a los Dorados de Sinaloa. Clemente Ovalle y Jesús Arellano les dieron el triunfo a los norteños. Abreu, con tremendo disparo al ángulo inferior derecho, marcó el de la honra para los del Pacífico.

PRIMER TIEMPO

Dorados se paró con propiedad sobre la cancha del Tecnológico. Afrontó la contienda con tranquilidad, como retando a los Rayados a que se lanzaran hacia el frente. Con un cuadro plagado de novedades, el equipo de Juan Manuel Lillo soportó los cruciales primeros minutos de la confrontación.

Monterrey sufrió para encontrar la profundidad necesaria. Sus principales embates se produjeron por conducto de Luis Pérez, quien cacheteó el esférico y se quedó a centímetros de guardarla en el ángulo derecho del arco sinaloense. Rodallega también tuvo la suya, pero estrelló su disparo en la figura de Cirilo Saucedo.

Sinaloa fue aumentando su presencia ofensiva conforme el tiempo discurrió. Sebastián Abreu, con su característico olfato goleador, se elevó para rematar con la testa un balón que terminó guardado en el cajón de los norteños. Sin embargo, Germán Arredondo apreció un ligero desplazamiento del “Loco” sobre Serrato, por lo que anuló el tanto de los del Pacífico. Instantes después, Martínez se vio seriamente exigido después de que un desvío de su compañero amenazara con liquidarlo.

La escuadra de Miguel Herrera no se dejó impresionar. Rodallega quiso sacarse la espina, recibió un venenoso pase a profundidad, se quitó a Cirilo y tiró a primer poste. Todo estaba listo para que el tanto local se produjera, mas el balón se negó a entrar y sólo meció las redes por la parte de afuera.

El duelo siguió así, coqueteando con la apertura del marcador pero sin consolidar dicha situación. Mientras Dorados se fue con evidente satisfacción, Herrera se tocaba el cabello con las manos en señal de desesperación.

SEGUNDO TIEMPO

La tormenta eléctrica que atrasó el reinicio de las hostilidades sirvió como aliada de los Rayados, que tomaron desprevenidos a los sinaloenses y abrieron el marcador  por conducto de Clemente Ovalle. El esférico se coló dramáticamente entre las piernas de un sorprendido Cirilo Saucedo. Las tribunas del Tecnológico se cimbraron como efecto inmediato.

Dorados no se dio por vencido. Mucho menos Abreu, quien miró fijamente a Cristián Martínez y lo sorprendió con disparo de pierna zurda que acabó dormido en las redes, justo en el ángulo inferior derecho de la meta regiomontana. Los de Juan Manuel Lillo, gracias al impulso recibido con la anotación, tomaron la batuta del encuentro, acariciaron el gol de la gloria sin poder transformar ese acercamiento en realidad.

La solución norteña salió del banquillo. Gastón Fernández quebró a toda la retaguardia visitante con tremendas gambetas por el costado izquierdo, centró a Jesús Arellano y éste acabó firmando la gran obra del artillero argentino. Una portentosa jugada que merecía culiminar al fondo de la puerta sinaloense.

Los últimos minutos estuvieron plagados de nervio. Dorados empujó con fuerza, soñó con una igualada que tristemente nunca llegó. A Monterrey le bastaron un par de chispazos para llevarse tres puntos de oro.

GOLES

1-0 Vertiginosa jugada de Rayados. Clemente Ovalle recibe dentro del área y mata a Cirilo con túnel de la muerte. (46´)

1-1 Sebastián Abreu recibe a las afueras del área, mira fijamente a Martínez y lo sorprende con disparo que se incrusta en el ángulo inferior derecho de la puerta albiazul.

2-1 Gastón Fernández acaba con la defensa sinaloense por el costado izquierdo y manda centro para que Arellano simplemente empuje la de gajos. (81´) EL ARBITRAJE

Regular de Germán Arredondo. Fue un tanto condescendiente con el cuadro local, aunque estuvo cerca de las acciones e invalidó correctamente el gol anotado con la testa por Sebastián Abreu.

[mt/dorados]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×