Acevedo y sus Tecos resucitaron en el Pedregal

Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara se sacaron una racha de seis tropiezos consecutivos al derrotar por la mínima diferencia a los Pumas de la UNAM. El tanto de la quiniela fue...
 Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara se sacaron una racha de seis tropiezos consecutivos al derrotar por la mínima diferencia a los Pumas de la UNAM. El tanto de la quiniela fue obra del joven Samuel Ochoa, quien remató correctamente un cen

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico. Domingo 19 de marzo de 2006

Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara se sacaron una racha de seis tropiezos consecutivos al derrotar por la mínima diferencia a los Pumas de la UNAM. El tanto de la quiniela fue obra del joven Samuel Ochoa, quien remató correctamente un centro de Carlos Casartelli enviado desde el costado izquierdo.

PRIMER TIEMPO

La solución aparece de sitios y personas insospechadas. Eduardo Acevedo respiró con cierto alivio cuando un joven desconocido aprovechó un centro preciso de Carlos Casartelli para impactar las redes universitarias y celebrar un gol que provocó la ilusión de renacer en las filas universitarias.

El gol anotado produjo que los Tecos dejaran de presionar en el último tercio del campo. Los de Zapopan se vieron muy conservadores y permitieron que los felinos tejieran acciones de serio peligro sobre la puerta de Corona. Marioni, tan controvertido como peligroso, ingresó por el costado izquierdo del área universitaria y sacó tremendo disparo que estremeció el primer poste. Minutos más tarde, Césareo Victorino desaprovechó un pase magistral de Marco Palacios al no atreverse a fusilar. El universitario prefirió servir a Marioni, pero éste llegó demasiado forzado a la jugada y no pudo concretar.

La confrontación siguió su curso como disco rayado. Pumas intentó una y otra vez, pero careció de la claridad requerida para doblegar a una zaga que salió ilesa rumbo a los vestidores. 

SEGUNDO TIEMPO

Pumas trató de enmendar el camino. Hizo el gasto, empujó a los visitantes, pero no tuvo ni el tino ni la fortuna que se requería para golpear la meta resguardada por Jesús Corona. En un par de ocasiones, parecía que el cero en el indicador felino se evaporaba, pero los postes lo impidieron. Tanto Julio César Pinheiro como Marco Palacios se quedaron vestidos y alborotados.

La desesperación acarreó efectos  catastróficos para los de casa. El “Pikolín” fue víctima de la inexperiencia y terminó ganándose el cartón rojo tras agredir a Colotto. La inferioridad numérica terminó de matar a los del Pedregal, que poco o nada pudieron hacer en los minutos restantes del complemento.

 Tecos, sin hacer mucho, hizo los merecimientos para sacudirse una racha negativa de seis tropiezos en fila. Puimas, entretanto, sigue dando tumbos en un torneo de Clausura que se ha convertido en una de las peores pesadillas universitarias en los últimos años.

GOL

1-0 Carlos Casartelli toma el esférico por el costado izquierdo y manda centro que es rematado con la testa por Samuel Ochoa ante la complacencia de Jehu Chiapas.  (10´)

EL ARBITRAJE

Bueno de Gabriel Gómez. Juzgó correctamente la agresión de Palacios a Colotto.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×