Los actos de lealtad, extraños sucesos en el futbol

Edmundo Valdemarín MEDIOTIEMPO

Edmundo Valdemarín MEDIOTIEMPO28 de marzo de 2006

En un futbol inmerso en rumores de corrupción y escasa credibilidad, cualquier detalle que implique honestidad origina sentimientos purificadores que permiten soñar con que es posible limpiar las viejas costumbres de nuestro balompié. El silbato de Hugo León se sincera y afirma que su sorpresa fue mayúscula cuando un jugador de renombre se acercó para impedir que se marcara un penal inexistente. “Mi reacción fue de sorpresa absoluta. Nunca me había tocado vivir algo así. Ya en alguna oportunidad había visto algo similar por televisión, pero jamás pensé que fuera a ocurrirme”.

Su alegría está justificada. Si el jugador latinoamericano aprendiera a ser más leal y a ganar sin mayores argumentos que los futbolísticos, la existencia del árbitro sería diferente, mucho más placentera y menos controvertida. Talvez hasta podría llegar a considerarse como un juez querido y aceptado por el público. “Es difícil pensar que lo hecho por César (Delgado) se convertirá en un escenario común. Los jugadores, el medio futbolístico en general, hace todo con tal de obtener la victoria, incluso mediante engaños y violaciones al reglamento”.

Pese a que considera que el futbol mexicano atraviesa un periodo de turbulencia por los numerosos dimes y diretes que se dan a su alrededor, la ocarina de Hugo León afirma sentirse satisfecho con la función que desempeña y reconoce que poco a poco el balompié nacional ha ido adquiriendo el nivel que merece tanto por infraestructura como por calidad humana. “Vamos por buen camino. Aunque no lo crean, estaré junto a Hugo León para apoyar a la Selección Mexicana  en Alemania 2006. Si gana el Tri, ganamos todos”, afirma convencido y aventando su sonido característico.

A la comunidad futbolística, en especial a jugadores, técnicos y aficionados, le deja un mensaje: “crean en nosotros. Si algo existe en el gremio es honestidad. Yo sé que nos equivocamos frecuentemente, pero se trata de equivocaciones humanas, nunca de consignas o intenciones de favorecer a determinado equipo. Mientras ustedes respeten el fair play, nosotros estaremos alejados de problemas”. De esta forma concluyó, no sin antes solicitarnos que le prestemos atención a sus actuaciones, pues él también sueña con seguir escalando peldaños en el gremio arbitral.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×