Navia explica a un diario chileno que 'hay cosas raras' en su baja

El delantero chileno Reinaldo Navia, quien fue separado del equipo mexicano Monterrey por indisciplina, rechazó las acusaciones en su contra por parte de la Directiva.
El delantero chileno Reinaldo Navia, quien fue separado del equipo mexicano Monterrey por indisciplina, rechazó las acusaciones en su contra por parte de la Directiva.
 El delantero chileno Reinaldo Navia, quien fue separado del equipo mexicano Monterrey por indisciplina, rechazó las acusaciones en su contra por parte de la Directiva.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Abril de 2006

  • "No me dieron ninguna razón"
  • "Acá sin el pasaporte, no se puede ni manejar"
  • Se arrepiente de no ir a España en Diciembre

El delantero chileno Reinaldo Navia, quien fue separado del equipo mexicano Monterrey por indisciplina, rechazó las acusaciones en su contra por parte de la Directiva.

En declaraciones que reproduce este sábado el diario chileno El Mercurio, Navia indicó que "jamás he llegado borracho o atrasado a algún entrenamiento como se mencionó. Les dije (a los dirigentes de los Rayados) que me dieran pruebas y nada".

Añadió que "les pedí que me dejaran entrenar con el plantel hasta el final del torneo, pero me dijeron que no. Acá hay cosas raras", razón por la cual, señaló, intentará entrenar en el club América, "que es dueño de mi pase hasta diciembre".

La Directiva de Monterrey separó el pasado jueves a Navia del plantel argumentando indisciplina y descartó renovar el préstamo del jugador del América, el cual percibe un sueldo de 700 mil dólares por seis meses.

El goleador apuntó que "no me dieron ninguna razón" para su salida del plantel "y hasta decían que andaba de joda y por eso quiero aclarar todo. Acá se está buscando una explicación para la mala campa;a del equipo, se la quieren sacar conmigo".

Precisó que "a Estados Unidos no pude ir porque tenía vencido el pasaporte. Fui a la ciudad de México para arreglar el tema con el cónsul, pero el documento me lo tenían al día siguiente y acá, sin el documento, no se puede hacer nada, ni manejar".

Navia debía viajar el martes pasado con Monterrey a Las Vegas (Estados Unidos) para jugar un amistoso contra Morelia, pero su pasaporte estaba vencido, lo cual fue considerado como un antecedente por los directivos del club mexicano para separar al jugador del plantel.

El jugador se defendió de las acusaciones en su contra y explicó que "le informé (sobre el trámite del pasaporte) al entrenador (Miguel Herrera) y me dijo que volviese (a Monterrey) tranquilo", tras lo cual le comunicaron su alejamiento del plantel.

Respecto a su relación con el cuerpo técnico aseveró que "ya cambió mucho. Cuando llegué eran puros halagos y ahora ya ni me saludaba. Ahora Herrera me dijo que la decisión no era de él, pero tiene mucho poder en el club y se lavó las manos".

"Aseguró su chamba, como dicen acá. Pero está claro que quieren justificar la campaña. Mis compañeros, salvo uno o dos, tampoco me llamaron. Eso no me gusta, porque cuando un grupo es fuerte, no sucede eso", dijo Navia, de 27 años de edad.

Agregó que "creo que en el club me la tenían guardada y eso me enfureció. Reconozco que tengo un genio complicado, pero jamás he sido indisciplinado. Todos me conocen. Ahora me arrepiento de no haber ido al Racing de Santander en diciembre" del año pasado.

El representante del jugador, el ex delantero chileno Hugo Rubio, llegará a Monterrey el próximo lunes o martes para aclarar la situación y decidir el futuro del delantero.

El Presidente de Rayados de Monterrey, Jorge Urdiales, indicó por otra parte al diario chileno La Tercera que Navia fue separado del plantel por "constantes actos disciplinarios que contravienen el reglamento interno".

"Nosotros aceptamos que se vaya a restaurantes y se consuman algunas bebidas, pero hay cosas que no podemos tolerar", puntualizó el dirigente.

Urdiales añadió que, "dada la situación de reiteradas faltas disciplinarias que cometió Navia, tomamos la decisión de separarlo del plantel. Ya se le informó y se le exime de la responsabilidad de presentarse a entrenar".

Respecto al problema del pasaporte comentó que "es inconcebible que un jugador de su talla no sepa que no tiene los papeles al día. Existen otros actos en el interior del plantel que no tenemos por qué hacerlos público. Es mejor así, respetaremos su contrato".

El técnico Miguel Herrera, en tanto, dijo que "el problema es que no nos pudimos comunicar con Reinaldo (Navia) para que nos explicara por qué no fue a entrenar el jueves" con otras divisiones del club debido a que no viajó con el primer equipo a Estados Unidos.

"Entonces, cuando la Directiva me consultó no tuve argumentos para defenderlo", comentó el entrenador, quien añadió que "había compromisos sociales que él no cumplió con el club. Como técnico nunca había pasado algo como esto".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×