Ni tumultos, ni sobrecupo; Monterrey no es América

Esta vez no hubo tumultos. Tampoco sobre cupo. Ahora nadie se quedó afuera y eso que no venía el América.
Esta vez no hubo tumultos. Tampoco sobre cupo. Ahora nadie se quedó afuera y eso que no venía el América.
 Esta vez no hubo tumultos. Tampoco sobre cupo. Ahora nadie se quedó afuera y eso que no venía el América.

Diego Hernández Tejeda | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Veracruz, Ver., 15 de Abril del 2006

  • Y esperan derrotar ahora al Pachuca

Esta vez no hubo tumultos. Tampoco sobre cupo. Ahora nadie se quedó afuera y eso que no venía el América.

Ni la oferta del 2X1 hizo que se llenara el “Pirata” Fuente. Y es que Veracruz venía de dos derrotas y enfrente estaría Monterrey, sin "Cabrito", sin Luisito Pérez, sin Méndez, mucho menos Navia.

También era el "Sábado de Gloria" y la gente prefirió las playas o salir fuera de la ciudad de vacaciones. Hasta un grupo radiofónico local cambió la transmisión del partido por hacer un "control" desde las playas.

El calor, insoportable. Los que no faltaron fueron los revendedores, pero esta vez no hubo tanta demanda y bajaron los boletos.

Adentro del "Pirata" había un grupo juvenil, que nadie supo su nombre, buscaba, sin lograrlo, con sus canciones animar a los pocos aficionados que habían llegado una hora antes al encuentro.

También desde muy temprano había llegado la esposa de Jorge Bernal, como presintiendo que este sería la figura.Poco a poco llegaban los representantes de los medios, algunos cambiaron su lugar, pues una parte se derrumba.

Eran las 14:25 horas y la entrada no mejoraba. Diez minutos después bajo una rechifla salían los jugadores del Monterrey a "calentar", en contraste, entre aplausos, dos minutos después los escualos.

Cinco minutos antes de iniciar el encuentro arribaba el gobernador Fidel Herrera Beltrán luciendo un tapa boca. Las muelas no lo dejan.

Armando Archundia pitaba el inicio del encuentro pasadita de las 15:00 horas y a los 22 segundos anotaba el "Grillo". Cerca de 12 mil aficionados gritaban y festejaban el gol de Gustavo Biscayzacú. Y se presentía una goleada.

Sin embargo; los últimos 25 minutos de la primera parte la afición veracruzana se mantuvo al filo de la butaca. Y es que Monterrey se adueñó de la pelota y la media cancha, pero surgió la figura de Jorge Bernal y los palos.

Por fin el receso del medio tiempo. El desfile de las bellas edecanes de los diferentes patrocinadores del equipo.

Arrancaba la segunda parte. Pero, era la misma historia, Veracruz no se encontraba.

Continuó el sufrimiento de los aficionados veracruzanos, los gritos, cuando llegaba la "Gata" o Rodallega u Oribe Peralta.

También cuando Bernal surgía y el  tiempo se hacía eterno. Por eso los chiflidos para Armando Archundia de que pitara el final comenzaron desde el minuto 84 de tiempo corrido. Pero el árbitro mundialista hizo caso omiso y todavía dio tres minutos de reposición, arriesgando a que hubiera algún infartado.

Por eso, tras el silbatazo final llegó un respiro de alivio. Aficionados, directivos, esposas de los jugadores, recoge balones, jugadores y hasta los periodistas locales recobraron el color.

Y es que nadie quiere el descenso.

Ahora la próxima jornada será igual.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×