Chivas decepcionó, Atlas mostró como jugar un Clásico

Chivas ofendió su propia historia y decepciono a sus seguidores... Atlas mostró como se debe jugar un clásico
Chivas ofendió su propia historia y decepciono a sus seguidores... Atlas mostró como se debe jugar un clásico
 Chivas ofendió su propia historia y decepciono a sus seguidores... Atlas mostró como se debe jugar un clásico

Chivas ofendió su propia historia y decepciono a sus seguidores... Atlas mostró como se debe jugar un clásico

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (corresponsal)Estadio Jalisco. 16 de Abril de 2006

  • Extraña edición del Clásico Tapatío

El primer tiempo fue para el olvido, de hecho algunos aficionados comenzaron a chiflar, a bostezar, a bromear con el compañero de al lado porque el Clásico entre Chivas y Atlas estaba de insomnio. La parte complementaria fue mejor, hubo más acción y emociones, aunque sólo de un lado, del lado del zorro.

Chivas nunca apareció en el campo, pero si en la tribuna, donde la afición era mayoría y trataron de "calentar" el Clásico, pero la tribuna por más esfuerzos que hizo, no pudo contagiar a los suyos para que se metieran al partido y se brindarán con mayor pasión, tal como suelen ser este tipo de partidos.

Guadalajara era como un pueblo fantasma, las calles de la perla tapatía estaban solas, no había aglomeración de autos, lo que sí, se notaban más la llegada de los vacacionistas que quienes iban al estadio a presencia el Clásico. Incluso hubo autos que se estacionaron en el estadio aun con maletas.

Todo fue raro en esta edición del Clásico Tapatío, porque llegar al Coloso de la Calzada Independencia era demasiado rápido y los agentes viales no se veían realmente preocupados por darle fluidez a los autos, pues todo se movía con cierta normalidad.

Mientras la ciudad parecía un pueblo fantasma, en los pasillos del estadio se registraba sobrecupo y se veía en todo momento más afición rojiblanca que fieles atlistas. Las barras Legión 1908 de Chivas y la 51 del Atlas, arribaron media hora antes del encuentro y eso sí,  nunca dejaron de cantar y apoyar a su respectivo equipo, lo que de cierta manera le daba "vida" a las tribunas.

El segundo tiempo fue de muchas más emociones, Atlas se adueñó del juego y del resultado, prolongando la fiesta posteriormente en las avenidas aledañas al Coloso de la Calzada Independencia y algunos más, en la Glorieta de Los Niños Héroes. En este que fue un triunfo con sabor especial para los Zorros que pintaron a la ciudad de rojo y negro en una tarde en donde el termómetro terminó marcando una alta temperatura por lo que pasó en la cancha, más allá del calor que arropó a la ciudad.

Otra situación rara es que el Clásico lo ganó quien debió ganarlo, no hubo polémica en jugadas difíciles, Chivas no metió ni las manos para tratar de evitar la terrible humillación que le propinó el zorro pintándole la cara, dándoles un baile y ganó el equipo que menor apoyo tenía en la tribuna, Atlas. Ganó la minoría en la tribuna.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×