Navia no ha sido el único jugador relegado del Monterrey

La historia del corte de jugadores en el Monterrey no inició la semana  pasada con la baja del chileno Reinaldo Navia.
La historia del corte de jugadores en el Monterrey no inició la semana  pasada con la baja del chileno Reinaldo Navia.
 La historia del corte de jugadores en el Monterrey no inició la semana  pasada con la baja del chileno Reinaldo Navia.

Dulce Moncada | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)18 de Abril del 2006

  • Algunos argentinos de fuerzas básicas pasaron por lo mismo

La historia del corte de jugadores en el Monterrey no inició la semana  pasada con la baja del chileno Reinaldo Navia.

Para muchos es desconocido el dato, pero los directivos de los Rayados relegaron a otros jugadores desde el pasado 10 de Abril cuando regresaron a Argentina a los tres jóvenes refuerzos que habían traído a principio de esta temporada para el Monterrey de la Primera "A". Estas es la historia:

Lisandro Moyano, de 23 años, provino del Italmaracaibo de Venezuela, y como delantero entró de relevo cerca de 6 encuentros con la casaca de los Rayados.

Nazareno Cribari llegó de las filas del Boca Juniors, es mediocampista pero no pudo demostrar sus cualidades futbolísticas al no ser requerido ni por Héctor Becerra, técnico de Rayados en las primeras jornadas, ni por Gerardo Jiménez, actual estratega del equipo albiazul. Salió en un par de ocasiones a la banca, pero no jugó un solo minuto en ningún encuentro oficial.

Pero Mariano Caporale tuvo una historia distinta. Este central de 21 años de edad y 1.71  metros de estatura, atrajo la atención del técnico del primer equipo, Miguel Herrera, durante un interescuadras que los estelares sostuvieron contra los de "Shaggy" Jiménez. 

El "Piojo" había declarado entonces que Caporale era un jugador interesante, al cual le seguiría la huella. Pasaron las semanas y el argentino comenzó a tener problemas con la  pubalgia que padece y poco a poco, junto a Cribari y Moyano, fue relegado del equipo. 

"Shaggy" Jiménez descartó tener preferencias de jugadores pero afirmó que "cuando llegué a dirigir a este equipo era urgente que obtuviera resultados, así que puse a la gente que yo conocía desde las fuerzas básicas y los resultados me respaldan", pues entonces Monterrey había hilvanado 8 encuentros sin perder.

Sin embargo, el mismo entrenador se contradijo en sus declaraciones al señalar que los tres jugadores extranjeros podrían salir de sus planes por la obsesión que tiene de hacer un equipo netamente regiomontano.

"Yo tengo el sueño de que el equipo de Monterrey –de Primera "A"- sea regiomontano, de que sean de la cantera. En la cuestión de esa cantera yo siempre voy a apostar por la gente de Monterrey en la cual creo. Esa es mi obsesión, no pienso en nada más que eso, siempre estoy con Miguel diciéndole sobre mis jugadores porque sé que es un obsesionado con los jóvenes", comentó.

Esta fue la primera pista para que los jugadores argentinos sospecharan sobre su salida del  equipo, aunque ellos jamás imaginaron que sería a unas jornadas de la fase regular del  torneo.

Mariano Caporale narró para MEDIO TIEMPO la forma en que la Directiva les informó a  Nazareno, Lisandro y a él que serían dados de baja del equipo filial por falta de juego, aunque a Mariano le agregaron una supuesta indisciplina durante su estancia en esta ciudad.

"Luego de haber sufrido una sobrecarga en el aductor quedé fuera del equipo con vistas al  partido del domingo -9 de Abril- en el estadio Soriana contra los Coyotes de Sonora. El  lunes -10- recibimos una llamada en la cual nos citaban en las oficinas del Monterrey. Al dirigirnos, el Presidente nos comunicó que junto a Luis Miguel habían decidido rescindirnos el contrato debido a la poca participación que habíamos tenido los tres en el torneo" y continuó:

"En mi caso el Presidente -Héctor Hugo Peña- alegó que el tiempo que estuve en el Club  había estado gran tiempo lesionado y que no me recuperaba por la supuesta ´joda´, la cual  nunca  fue comprobada con  hechos".

Caporale comentó además que la pubalgia que padecía, en su momento, no fue tratada  adecuadamente siendo ello clave en su recuperación.

"Yo me sentí con mucha bronca porque sé que tenía posibilidades de quedarme en el club", dijo.

Así que Mariano, Nazareno y Lisandro regresaron a Buenos Aires el pasado 13 de Abril, hecho al que los medios de comunicación de Monterrey no le dieron gran importancia. Sin  embargo, este fue el primer corte de jugadores que tuvo el club, la primera llamada de atención a todos los jugadores que representan al Monterrey, para luego dar de baja al chileno Reinaldo Navia, casualmente amigo de los tres jugadores argentinos.

La Directiva del Monterrey ya demostró que primero están los intereses del club, en los que  destacan la disciplina de sus jugadores.

[mt][foto: Dulce Moncada]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×