¡Dorados resucita en la selva chiapaneca!

La permanencia aún aparece en el horizonte sinaloense. Con soberbia actuación del español Josep Guardiola, los Dorados se impusieron por cuatro goles a dos a los Jaguares de Chiapas.
 La permanencia aún aparece en el horizonte sinaloense. Con soberbia actuación del español Josep Guardiola, los Dorados se impusieron por cuatro goles a dos a los Jaguares de Chiapas.

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO/DORADOSEstadio Víctor Manuel Reyna. Sábado 22 de abril de 2006

  • Guardiola, pieza clave

La permanencia aún aparece en el horizonte sinaloense. Con soberbia actuación del español Josep Guardiola, los Dorados se impusieron por cuatro goles a dos a los Jaguares de Chiapas.

Tres de las cuatro anotaciones del cuadro del Pacífico dieron inicio con tiros libres ejecutados por "Pep", quien demostró su grandeza pese al evidente desgaste físico que acusó durante la contienda. Con este resultado, los de Juan Manuel Lillo todavía cuentan con posibilidades de mantenerse en el máximo circuito.

PRIMER TIEMPO

Salir a jugarse la vida en la selva chiapaneca es labor exclusiva de valientes. Desde Sinaloa, con todo y un cúmulo incalculable de presiones, acudieron a Tuxtla Gutiérrez un puñado de futbolistas dispuestos a romper con la lógica para recibir un verdadero tanque de oxígeno. Quien llevó el timón sobre el terreno de juego no podía ser otro que Josep Guardiola. Y así, apenas a los cinco minutos de acción, cuando nadie esperaba daño alguno sobre la puerta de Cabuto, el experimentado elemento ibérico se perfiló para ejecutar el tiro libre, observó al colombiano Orozco y decidió buscarlo. El defensor cafetero entendió la combinación y martilleó con furia el esférico para marcar el primero de la tarde, para encender una luz de esperanza en el cuadro del Pacífico. A la distancia, Veracruz y San Luis abrían los ojos con sorpresa, aunque atribuían el gol a la casualidad.

La respuesta felina no se hizo esperar. En cuanto se sintieron levemente heridos, los Jaguares sacaron las garras y se lanzaron hacia el frente. Arrinconaron con celeridad al enemigo, parecía que lo tenían encerrado. Pero todo fue producto de una sensación que no se convirtió en realidad. La meta de Saucedo se mantuvo inmaculada, con el cero tatuado en las redes.

El conjunto visitante salió de vena, con la precisión del mejor de los boxeadores. En cuanto se propuso lanzar el segundo golpe, lo consiguió. La fórmula fue similar a la del primer tanto: ejecución de Josep Guardiola en tres cuartos de cancha que concluye en las redes. La diferencia estribó en que para la segunda anotación nadie tocó el esférico, aunque el bailoteo dentro del área influyó directamente en la tardía reacción del cancerbero chiapaneco. Tuneros y Tiburones, presentes indirectamente en la contienda, comenzaron a mostrar evidentes rasgos de preocupación…

Los de casa acariciaron el gol en diversas ocasiones. Sin embargo, la falta de precisión al momento de concluir y la invulnerable muralla en que estuvo convertido Cirilo Saucedo provocaron que la ida a los vestidores se produjera con un sorprendente dos a cero en el marcador.

SEGUNDO TIEMPO

El vestidor de los Dorados se llenó de entusiasmo durante el intermedio. Juan Manuel Lillo impulsó a los suyos a seguir como hasta ese momento y pidió extrema aplicación en la retaguardia. En el lado opuesto, Luis Fernando Tena exigió contundencia mientras se permitía soñar con la igualada. Hora de volver a la cancha…

Ya sobre el terreno de juego, Jaguares confirmó que no estaba dispuesto a servir como trampolín de los Dorados. El reloj marcaba cincuenta y tres minutos cuando Carlos Ochoa apareció en el área para rematar con la testa y disminuir la diferencia en los cartones. Como efecto inmediato, la afición sinaloense recordó encuentros en los que la ventaja se les fue de la mano. La sola idea de perder la ventaja estremecía hasta los huesos.

Los dirigidos por Juan Manuel Lillo estaban ahogados en terreno propio. No se veía por dónde pudiera surgir la acción que diera lugar al tercer golpe sobre los chiapanecos. Parecía cuestión de tiempo para que los empataran, pero la realidad fue otra para los del Pacífico: Guardiola, quién más, ejecutó un tiro libre en tres cuartos de cancha, encontró a David Mendoza y éste bajó la de gajos con la testa para permitir que Andrés Orozco llegara y empalmara con la diestra.

La tranquilidad otorgada por la consecución del tercer tanto duró muy poco… Salvador Cabañas, con su infaltable olfato goleador, tomó la pelota, la llevó hacia el centro del área y tiró con pierna derecha para guardar el balón justo en el rincón de la meta resguardada por Cirilo Saucedo. De nuevo el dramatismo, la sensación de que el triunfo Dorado se escapaba como espuma.

Cada segundo se convirtió en una eternidad para los Dorados. Las manecillas se negaban a entrar en movimiento, caminaban con una lentitud aparente que pedía a gritos la resurrección chiapaneca. Lillo manoteaba; Guardiola se doblaba de cansancio pero se mantenía en pie por orgullo profesional. El tiempo expiraba… los sinaloenses rogaban por el silbatazo final sin saber que encontrarían una recompensa mayor: la anotación de Patiño, el sello que oficializaba una victoria de oxígeno puro. La historia continuará la próxima semana…

GOLES

0-1 Tiro libre a favor de Dorados que es ejecutado por Josep Guardiola. Con centro fuerte al epicentro del área, Andrés Orozco se levanta y martillea el esférico para marcar el primer gol de la tarde. (5´)

0-2 Josep Guardiola ejecuta un tiro libre en tres cuartos de cancha. La pelota se va de largo, no alcanza a ser rematada por nadie y termina incrustándose en el ángulo derecho de la puerta de Cabuto. (21´)

1-2 Centro desde el costado izquierdo que es rematado por Carlos Ochoa, quien pica el esférico para clavarlo en el ángulo derecho. (53´)

1-3 Tiro libre ejecutado por Guardiola. El servicio llega para Mendoza, quien baja el esférico con la testa y abre la puerta para que Andrés Orozco dispare con pierna diestra para incrementar la ventaja. (71´)

2-3 Salvador Cabañas maneja la pelota del costado derecho hacia el centro; apenas ingresando al área, saca disparo de pierna diestra que se incrusta en el ángulo inferior de la puerta sinaloense.

2-4 Centro de Bernardo Saínz que es finiquitado por Cristian Patiño. (92´) EL ARBITRAJEExcelente de Hugo León Guajardo. No se metió en problemas y contó con el juego limpido de Jaguares y Dorados.[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×