Pinheiro se declara sin argumentos para renovar con Pumas

El delantero brasileño Julio César Pinheiro dijo estar consciente de que el sábado frente a Dorados de Sinaloa podría jugar sus últimos minutos enfundado en la casaca de Pumas, pues si el equipo...
El delantero brasileño Julio César Pinheiro dijo estar consciente de que el sábado frente a Dorados de Sinaloa podría jugar sus últimos minutos enfundado en la casaca de Pumas, pues si el equipo no califica a la Liguilla sería muy complicado renovar su co
 El delantero brasileño Julio César Pinheiro dijo estar consciente de que el sábado frente a Dorados de Sinaloa podría jugar sus últimos minutos enfundado en la casaca de Pumas, pues si el equipo no califica a la Liguilla sería muy complicado renovar su co

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Abril del 2006

  • Espera que Pumas califique a la Liguilla para poder mostrarse

El delantero brasileño Julio César Pinheiro dijo estar consciente de que el sábado frente a Dorados de Sinaloa podría jugar sus últimos minutos enfundado en la casaca de Pumas, pues si el equipo no califica a la Liguilla sería muy complicado renovar su contrato.

Aquejado por varias lesiones a lo largo de la campaña, el jugador que llegó como refuerzo para este torneo advirtió que Pumas buscará la victoria para lograr la calificación y que si consigue su boleto, los demás calificados "deben temer".

"Es el último partido y va a depender de nosotros si queremos seguir o no, está en nuestras manos poder calificar y nos jugaremos la vida el sábado, esa es la mentalidad que traemos, el futuro a Dios pertenece, estoy muy tranquilo y nada de eso me inquieta".

El ex jugador de equipos como Celaya, Cruz Azul y Atlas con contrato vigente con Pumas hasta Junio próximo reconoció que renovar con la escuadra universitaria se torna difícil.

"No he jugado mucho, así que no se lo que pueda pasar, la carta es mía y si me llego a arreglar aquí o llega aparecer otro equipo, estoy muy tranquilo respecto a esto, porque no es un mal torneo sino un mal momento que pasé por las lesiones, no tengo que bajar los brazos y seguir trabajando igual", indicó.

Restablecido físicamente de lo que ha padecido, comentó que "desgraciadamente me puse bien ya hasta el final, debo estar tranquilo y me espera de lo que Dios me tenga deparado", mencionó el jugador, quien profesa la religión cristiana.

El zurdo dijo también "ojalá no sea el último partido, ojalá que pueda jugar también todos los de la Liguilla, ojalá que califique el equipo y llegue a las finales. Por supuesto que no tengo armas ahora para pelear un contrato, y desafortunadamente me paso a mí como le puede pasar a otro".

Agregó: "Uno debe tener tranquilidad y esperar porque por más que uno grite, llore o lo que haga no sirve de nada, lo que tenemos en que pensar es en el juego del sábado, es lo más importante para nosotros".

Pumas, que suma 21 puntos, al igual que Toluca y Sinaloa, su rival del sábado, requiere ganar el partido y que Toluca empate o pierda su compromiso con Guadalajara para avanzar.

"La Liguilla es otro torneo, creo que por más que sufrimos en el campeonato ya estando en la fase final las cosas cambian mucho porque es otro torneo, las cosas se juegan muy diferente que cualquier otro partido, así que si nos metemos a la Liguilla aguas con Pumas, porque así los demás calificados deben temer".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×