Primer Ministro israelí recibió a Mauricio Macri y a jugadores del Boca Juniors

El Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, recibió en su despacho al Presidente del club argentino Boca Juniors, Mauricio Macri, y a sus jugadores, que hoy, jueves, disputaron un amistoso con el...
 El Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, recibió en su despacho al Presidente del club argentino Boca Juniors, Mauricio Macri, y a sus jugadores, que hoy, jueves, disputaron un amistoso con el de Maccabi de Tel Aviv.

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Mayo de 2006

  • "El futbol es como la religión", señala Macri

El Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, recibió en su despacho al Presidente del club argentino Boca Juniors, Mauricio Macri, y a sus jugadores, que hoy, jueves, disputaron un amistoso con el de Maccabi de Tel Aviv.

El partido, en el marco de las celebraciones del centenario de la fundación del tradicional club israelí, sexto en la tabla de clasificaciones de la Primera División, se celebró en el estadio Bloomfield.

Macri obsequió al Jefe del Gobierno israelí, conocido aficionado al futbol, una camiseta del Boca, después de visitar los santuarios religiosos en la ciudad vieja de Jerusalén, donde se hallan el Muro de las Lamentaciones, la Basílica del Santo Sepulcro y las mezquitas de Al Aksa y de Omar, o "Domo de la Roca".

"El futbol es como la religión", explicó el Presidente del Boca a los periodistas. "Puede unir a la gente de todos los sectores, y de todas las clases socio-económicas", agregó.

La visita del Boca Juniors a Israel "es expresión de la voluntad de trasladar el lenguaje del futbol, el idioma de la confraternidad y el entendimiento, a distintos lugares del mundo y compartir nuestra alegría con los demás", declaró Macri.

Macri también confió a los representantes de la prensa que tiene intenciones de presentarse como candidato a la presidencia en las próximas elecciones argentinas pues "creo posible corregir las grandes distorsiones en el país", y añadió: "La gente cree en mi capacidad como líder y conductor, y esto también gracias a mi trabajo duro en Boca".

Los jugadores argentinos comenzaron sus entrenamientos ayer miércoles en el Bloomfield de la ciudad de Herzlía -que estará de bote en bote esta noche- después de la visita a Jerusalén.

En el Muro de las Lamentaciones, único vestigio del antiguo Templo de Jerusalén. los jugadores insertaron entre sus piedras mensajes con peticiones personales, según la costumbre judía.

"Escuché de un amigo israelita en Argentina sobre la costumbre de colocar un mensaje a Dios entre las piedras del Muro e hice lo que me dijo", comentó Martín Palermo (“El Loco”), a los periodistas.

Después del entrenamiento, la delegación del Boca celebró la victoria del Barcelona ayer en Saint Denis en la Final de la Champions League en la residencia del Embajador argentino en Israel, Atilio Molteni, y en compañía del Ministro israelí de Cultura y Deportes, Ofir Pines. 

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×