Fernando Suárez está listo para lo que le depare el Mundial a Ecuador

La participación del combinado ecuatoriano en el Mundial se convertirá en la "tesis de graduación" de su técnico, el colombiano Luis Fernando Suárez, quien dijo "estar a la altura de lo que se viene".
 La participación del combinado ecuatoriano en el Mundial se convertirá en la "tesis de graduación" de su técnico, el colombiano Luis Fernando Suárez, quien dijo "estar a la altura de lo que se viene".

MEDIOTIEMPO | Agencias23 de Mayo del 2006

  • Su meta es llegar a los Octavos de Final
  • Confía en renovar con Ecuador después del Mundial

La participación del combinado ecuatoriano en el Mundial se convertirá en la "tesis de graduación" de su técnico, el colombiano Luis Fernando Suárez, quien dijo "estar a la altura de lo que se viene".

"Cuando dirija en el Mundial de Alemania, me consideraré técnico de futbol", afirmó Suárez en Noviembre del año pasado, al término del partido que jugó su equipo en Quito contra Uruguay, en el que Ecuador rubricó su segunda clasificación consecutiva a un Mundial.

El estratega de 46 años, oriundo de Medellín, sostuvo entonces que las eliminatorias sudamericanas y la clasificación de Ecuador, en cuarto lugar de la tabla, le hicieron "crecer en todos los aspectos" y consideró que había "subido otro escalón" en su carrera.

Los medios de prensa y los cronistas deportivos, en tanto, no dudaron en señalar a Suárez como uno de los más destacados estrategas de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Alemania, que arrancará el próximo 9 de Junio.

Los ecuatorianos iniciarán su participación en la Copa del Mundo el 9 de Junio, cuando enfrenten a Polonia en la ciudad germana de Gelsenkirchen, después se medirán con Costa Rica el 15 y cerrarán la fase contra Alemania, el 20 de ese mes.

"Siento que ahora el compromiso es mayor y quiero estar a la altura de lo que se viene. Al momento no lo estoy, pero debo prepararme para más cosas", dijo el entrenador del combinado ecuatoriano tras clasificar al Mundial.

Antes de iniciar la fase final de preparación de Ecuador para la cita de Alemania, el ex volante central colombiano ratificó ese estado mental al afirmar que "cuando una persona sube un escalón, no le queda otra opción que alcanzar el siguiente, o caer".

El técnico sostuvo que su meta es lograr que la Selección de Ecuador cumpla una actuación mejor que la de 2002, cuando quedó eliminada en la primera fase, tras ser derrotada por Italia y México y haber logrado una sola victoria sobre Croacia.

La meta de Suárez es pasar al menos a Octavos de Final en la cita de Alemania, al punto que ya tiene en su mira a sus posibles rivales -Inglaterra, Paraguay y Suecia- y, eventualmente, avanzar a Cuartos de Final del máximo torneo del balompié internacional.

Aunque advirtió que "nadie me impide soñar", el estratega y ex volante de los clubes colombianos Atlético Nacional y Deportivo Pereira admitió que sus rivales del Grupo "A" son fuertes y uno de ellos, el anfitrión, incluso tiene aspiraciones de ganar el título.

A diferencia del también colombiano Hernán "Bolillo" Gómez, su antecesor en el plantel, Suárez arribó por segunda vez a Ecuador en 2003 por la puerta que le abrió el popular equipo Aucas, al que al año siguiente le llevó a ganar la primera parte del torneo local.

Este logro le puso en la mira de la Federación Ecuatoriana de Futbol (FEF), cuando la inestabilidad de su amigo Gómez se hizo evidente meses antes de que consumara su renuncia, tras la pobre actuación de Ecuador en la Copa América de Perú, en Julio de 2004.

Pero cuando Suárez se hizo cargo de Ecuador, tenía la ventaja de conocer el futbol nacional, porque antes de asumir la dirección de Aucas ya había formado parte del Cuerpo Técnico de Francisco "Pacho" Maturana, que dirigió al combinado entre 1995 y 1998.

Suárez cumplió su tarea con éxito, porque por encargo de Maturana dirigió al combinado que participó en la Copa América de 1997, en Bolivia, donde Ecuador cumplió una actuación decorosa.

Cuando asumió la dirección técnica de la Selección Ecuatoriana, en Agosto de 2004, el entrenador conservó los lineamientos tácticos de su antecesor, pero optó por un "cambio generacional" que le llevó a dejar de lado a algunos jugadores históricos.

Ese paso audaz fue recibido en silencio por los aficionados y por la prensa especializada por la condición de ídolos que tenían y aún tienen aquellos jugadores, sobre todo el volante y muchas veces capitán del combinado, Alex Aguinaga.

Luego de dos años y con el aval de haber logrado la segunda clasificación consecutiva de Ecuador para el Mundial, Suárez luce seguro de la decisión que tomó y sostiene que la renovación no es sólo un cambio de nombres, sino un proceso que seguirá hasta 2010.

El estratega, además, terminó por imponer su personalidad austera e introvertida en el ambiente deportivo ecuatoriano, dejando atrás el espectáculo extra futbolístico que protagonizaba el "Bolillo" Gómez con sus declaraciones y con sus excentricidades.

A diferencia de 2002, cuando el temperamento de Gómez atizó la euforia de los aficionadas, estimulada también por la primera clasificación a un Mundial, ahora los aficionados lucen tranquilos, pero no por ello menos confiados en el desempeño de su combinado.

Pese a eludir hablar sobre su futuro una vez que termine la Copa del Mundo, Suárez admitió que se sentiría halagado si la Federación de su país le ofrece continuar al frente de Ecuador y dijo que "consideraría esa como una posibilidad".

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×