Carlos Alberto Parreira sueña con darle a Brasil su sexta Copa del Mundo

Carlos Alberto Parreira, el otrora joven que enamorado del futbol llegó a entrenar a los 25 años a Ghana sin haber jugado ni dirigido nunca, va ahora, en Alemania, por su segundo título mundial y...
 Carlos Alberto Parreira, el otrora joven que enamorado del futbol llegó a entrenar a los 25 años a Ghana sin haber jugado ni dirigido nunca, va ahora, en Alemania, por su segundo título mundial y el Hexacampeonato para Brasil.

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Mayo del 2006

  • Quiere ganar para él su segundo título mundial

Carlos Alberto Parreira, el otrora joven que enamorado del futbol llegó a entrenar a los 25 años a Ghana sin haber jugado ni dirigido nunca, va ahora, en Alemania, por su segundo título mundial y el Hexacampeonato para Brasil.

Profesor de educación física, pintor, aficionado y escritor de literatura futbolística, Parreira conducirá por segunda vez a la Selección Brasileña en un Mundial, después de conquistar el título en Estados Unidos 94.

Lejos, muy lejos en la memoria quedaron los tiempos en que era un joven pobre que soñaba con el futbol y que no dudó en cruzar el mundo para iniciar su carrera de técnico en África.

"Yo era pobre, tomaba autobús en la (terminal) Central de Brasil todos los días", recordó poco antes de viajar a Suiza, donde el "Scratch do ouro" entrena antes de su incursión en Alemania en busca del anhelado sexto campeonato.

Con un dejo de orgullo en su voz, añadió: "llegué a ser técnico de la Selección. Uno de los cargos más importantes del país. Por eso nadie puede desistir de las dificultades de la vida".

A sus 63 años de edad y con una vasta experiencia forjada en canchas de todo el mundo, Parreira tiene fundamentos sólidos para soñar con el título y justificar la eterna calidad de favorito que precede cualquier actuación del equipo brasileño.

Parreira se estrenó como técnico de la Selección de Brasil en la Copa América de 1983, tras su éxito con Kuwait, aunque en varias entrevistas el estratega carioca ha admitido que entonces estaba "inmaduro" para el cargo.

Para los estándares brasileños, la participación en ese torneo fue un fracaso. Brasil concluyó segundo detrás de Uruguay, que en la final lo derrotó 2-0 en Montevideo y le arrancó un empate 1-1 en Salvador de Bahía.

Luego de conquistar varias veces el torneo brasileño con Fluminense, la Liga turca con el Fenerbahce (1996) y la copa del Golfo Pérsico con Kuwait (1976 y 1982), Parreira obtuvo en 2004, por primera vez, el título de la Copa América en Perú.

Empero, la coronación de su carrera fue cuando en Estados Unidos 94 condujo al conjunto auriverde al cetro mundial, de la mano de jugadores como el portero Claudio Taffarel, los volantes Raí y Dunga y los estelares atacantes Romario y Bebeto.

Ahora, con figuras como Ronaldinho, Kaká, Robinho y Ronaldo, Parreira va por una nueva Copa.

"Es (Alemania) una Copa diferente, pues vale para el sexto título mundial para Brasil. Sabemos de la dificultad", admitió el estratega, quien en 1994 llevó al Mundial a Ronaldo, entonces con 17 años de edad y sin participación en la Selección Brasileña.

El ex técnico de Valencia de España apuntó que "también estamos buscando un Bicampeonato consecutivo, como ocurrió en Suecia 58 y Chile 62, y un segundo título en Europa. Somos la única selección sudamericana que lo consiguió (un título en ese continente)".

Parreira sabe que el camino hacia el "hexa" no será fácil. En la primera fase, el "Scratch" deberá enfrentar a Croacia, Australia y Japón, antes de pensar en seguir avanzando en pos del título, pero está tranquilo.

"Estoy confiado y satisfecho con lo que hicimos hasta aquí. Fue el primer paso para alcanzar aquello que todos deseamos", añadió el entrenador, quien también dirigió en Estados Unidos al Metro Stars de Nueva York.

A diferencia de su antecesor, Luiz Felipe Scolari, Campeón en la Copa del Mundo de Corea del Sur-Japón 2002, Parreira ha contado con el fiel respaldo de los aficionados y de la prensa del país más futbolizado del orbe.

"Estoy muy feliz con todo ese cariño. Es el fruto de un trabajo bien hecho hasta aquí y espero poder retribuirlo con la conquista del título mundial. Ahora entramos en la fase más importante, donde necesitamos decidir y mostrar nuestro potencial", dijo.

Los éxitos logrados en el actual ciclo al frente del equipo brasileño, como el título de Campeón de la Copa Confederaciones disputada en Alemania en 2005, son ahora sólo anécdotas.

Sí pesará la experiencia de Parreira en torneos mayores, que incluyen actuaciones como Preparador Físico alterno de Brasil en las Copas del Mundo de México 1970 (Campeón) y Alemania 1974 y titular en los Juegos Olímpicos de Munich 72, así como el título en 1994. Como técnico, logró además las históricas clasificaciones de Kuwait a la Copa del Mundo de España 82 y de Emiratos Arabes Unidos al Mundial de Italia 90. 

Pero no todo han sido éxitos. En el Mundial de Francia 1998, al frente de Arabia Saudita, Parreira vivió una de sus pocas amargas decepciones en su carrera deportiva, al convertirse en el primer entrenador relevado en plena competencia orbital.

Ahora, en Alemania, buscará reafirmar su lugar en la historia del futbol brasileño, entregándole a la "torcida" el Hexacampeonato mundial, un logro que cualquier país está muy lejos de alcanzar.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×