Triplicaron la producción de balones mundialistas en Colombia

Pese a que Colombia está fuera de la fiesta de la Copa del Mundo de Alemania, la fiebre por el futbol provocó que se triplicara la producción de balones en un pequeño poblado campesino dedicado a...
Pese a que Colombia está fuera de la fiesta de la Copa del Mundo de Alemania, la fiebre por el futbol provocó que se triplicara la producción de balones en un pequeño poblado campesino dedicado a esta actividad, indicó un diario colombiano.
 Pese a que Colombia está fuera de la fiesta de la Copa del Mundo de Alemania, la fiebre por el futbol provocó que se triplicara la producción de balones en un pequeño poblado campesino dedicado a esta actividad, indicó un diario colombiano.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Junio del 2006

  • Aumentó el número de trabajadores en las fábricas productoras

Pese a que Colombia está fuera de la fiesta de la Copa del Mundo de Alemania, la fiebre por el futbol provocó que se triplicara la producción de balones en un pequeño poblado campesino dedicado a esta actividad, indicó un diario colombiano.

El matutino El Tiempo informó que en la localidad de Monguí, poblado del departamento de Boyacá, donde tres mil de sus cuatro mil habitantes están dedicados a la fabricación de balones, la producción se ha triplicado.

Con la expectativa del Campeonato Mundial, que comenzará el próximo día 9, las 17 fábricas de pelotas de futbol que hay en la localidad debieron contratar más trabajadores.

Lo curioso es que en este poblado típicamente campesino, de gente humilde, trabajadora y tímida, donde la fuente primaria de empleo es la fabricación de balones, no hay una sola cancha de futbol.

El poblado produce balones para empresas, que las regalan en sus promociones por esta época de Mundial, para exportar e incluso para la fábrica más renombrada del país que suministra los balones al campeonato colombiano.

"Un 70 por ciento de la población vive directa o indirectamente de la producción de balones", dijo al diario Germán Peña, propietario de la fábrica Gegol.

El informe precisó que normalmente una fábrica de la localidad produce dos mil balones mensuales y contrata entre tres y 10 trabajadores, pero con la llegada de la Copa del Mundo las pequeñas industrias colombianas pasaron a fabricar hasta seis mil balones al mes.

"Hemos pasado de siete a 20 empleados y la producción aumentó de dos mil a seis mil balones al mes", dijo Rosa Hurtado, esposa de Peña.

Los artesanos de esta localidad han logrado avanzar tanto en su oficio que en las tiendas de Monguí es posible conseguir réplicas muy bien hechas de los balones utilizados en mundiales pasados y diseños propios de gran calidad.

A los atributos técnicos se suman los precios, pues un balón que puede costar hasta 100 mil pesos (unos 41 dólares) en un centro comercial de cualquier ciudad del país, se consigue en este pueblo de Boyacá por 28 mil pesos (unos 11 dólares).

El diario recordó que los fallecidos hermanos Froilán y Manuel Ladino fueron los pioneros de la industria balonera en Monguí y quienes le enseñaron a la población a coser los balones de manera casi perfecta.

Ahora los balones de Monguí son reconocidos en todo el país y fuera de sus fronteras, especialmente en Venezuela, a donde llegan estas artesanías hechas para la diversión.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×