Las calles de Alemania se envolvieron en banderas teutonas

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Junio de 2006

  • El triunfo sobre Polonia aumentó la pasión

Alemania se envuelve en banderas y festeja, comentó en su edición de hoy el semanario alemán Die Zeit, con lo  que describió el tema central de debate público en estos días de Mundial en el país europeo: la presencia de la  bandera alemana por todas partes.

Los alemanes tuvieron hasta el momento problemas con su identidad nacional debido a lo que el nacionalismo alemán desencadenó en el siglo XX: las dos únicas Guerras Mundiales que conoce la humanidad, y el intento de  dominar al mundo y exterminar a un pueblo (el judío).

Las banderas alemanas sólo suelen verse en el país europeo en contados edificios públicos, como el Parlamento, o la enarbolan grupos de neonazis. El alemán promedio no sacaría por nada del mundo un lábaro patrio nacional para ondearlo en la calle.

En las poco frecuentes ocasiones en que llega a aparecer en público, se la observa con resquemor y los alemanes prefieren no verla para no reavivar el tema del nazismo y el pueblo alemán, así como las sospechas de sus vecinos europeos.

Por eso ha llamado tanto la atención a muchos alemanes y observadores que en estos días de fiesta relajada en Alemania en la que se celebra la Copa del Mundo de futbol a nivel de masas, la bandera nacional agitarse por todos lados.

Los colores nacionales alemanes, -rojo, amarillo y negro- están en grandes pelucas, en los rostros maquillados de jóvenes, en sombreros y camisetas, en gorras de vikingos, en penachos que llevan personas por las calles de Alemania, en las ventanillas de los autos, en matracas y silbatos.

Hasta policías alemanes pidieron permiso de poder llevar una bandera ondeando en su patrulla, que aún no se les otorga. Las tiendas que venden banderas alemanas comentaron que éstas se venden como pan caliente, en especial las que están hechas para colocarse en los autos.

En estos días tienen también mucha demanda en Alemania las banderas de países como Brasil, Francia, Italia, Croacia, Suiza, Trinidad y Tobago. Las fábricas de banderas locales no esperaban una demanda semejante, y menos de las insignias alemanas, que ahora se fabrican a toda velocidad.

Las firmas alemanas productoras de banderas y de artículos de ese tipo aumentaron en estos días su producción en 10 veces más debido a la intensa demanda de esos objetos.

La prensa alemana se pregunta si se trata de un nuevo nacionalismo, sano y normal, o del resurgimiento del sentimiento maligno que ha sido en el pasado y que llevó a Alemania hace 50 años a tratar de poner al mundo bajo su bota militar.

El semanario Die Zeit, que se ubica entre los medios intelectuales, cultivados y reflexivos de Alemania, escribió en su edición de este jueves: "¿Y qué (pasará) si la Selección Alemana pierde la pelota antes de tiempo y se tiene que retirar de la competencia por el título?"

"Entonces se va a ver si el actual ejercicio de relajado  nacionalismo ha funcionado. Y en caso de que así sea, la República (Alemania) seguiría festejando después de la derrota durante juegos entre amigos, y con una sonrisa debería ayudar al ganador a subir al podio". Una interrogante que quedará resuelta a más tardar en tres semanas más.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×