Italia pasa de 'Campeón del mundo' a temor al fracaso

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Junio de 2006

  • A Lippi le esperan 4 días de pensamientos

Un sufrido empate ante Estados Unidos (1-1), que jugó toda la segunda mitad con un jugador menos, productor de una actuación mediocre y decepcionante, han llevado a la Selección Italiana al banquillo de las críticas, pasando en 5 días de la euforia al temor a un nuevo fracaso.

La victoria ante Ghana (2-0), en la primera jornada mundialista había traído alegría, confianza y una exagerada seguridad de que se haría "algo grandísimo", incluido ganar el título. Ahora se ha dado paso a la preocupación, las dudas y la inseguridad.

"Cassa Azzurri", lugar de reunión de la prensa, de las conferencias de prensa y de la venta del "made in Italy", presenta hoy un rostro triste, exento de bromas y fiesta.

Ya no se ven tan claras las cosas. Los rostros de los jugadores, del propio seleccionador Marcello Lippi, evidencian preocupación y se miden las palabras, incluso su tono. Por mucho que se intente dar una sensación de que "no ha pasado nada".

Ahora, ante la República Checa (22 Junio, en Hamburgo), está en peligro todo un proyecto emprendido hace dos años y medio con Lippi y bajo el signo de "devolver la ilusión" al aficionado y de congraciarse con el "buen juego".

A ello se unió estas últimas semanas el objetivo de devolver la credibilidad, y limpiar la imagen al "calcio" ante los escándalos acontecidos en el propio campeonato nacional y sobre cuya resolución futura están volcados los ojos del futbol internacional.

Hace 5 días estos objetivos, "viejos y nuevos", se daban como más que posibles. Incluso, desde Italia un parlamentario juventino pidió una "amnistía general" por ganar el Mundial. Una locura.

En Alemania, el optimismo dio paso a que se hablara de anotar el mayor número posibles de goles a Estados Unidos para, luego, disputarse la primera plaza del Grupo E en la última jornada ante la República Checa. Se pecó de presunción y se ha pagado.

Hoy el optimismo se ha tornado en realismo y ya se piensa sólo en que hay que pasar a la siguiente ronda (Octavos); y ganando a la República Checa. Sea como sea, con buen o mal futbol. Lo importante es el triunfo.

No vale el empate, aunque matemáticamente les meta en los Octavos (algo que incluso con fortuna se podría lograr perdiendo a tenor de la diferencia de goles). Hay que ganar ya que es la forma segura para acabar primeros y evitar el tan temido cruce ante Brasil, pues es difícil imaginarse que el combinado carioca no gane su Grupo.

Pero ya no se tiene todas consigo, como tras la victoria ante Ghana. Han vuelto las dudas levantadas antes del Mundial, tras los 2 tristes partidos de preparación jugados ante Suiza (1-1) y Ucrania (0-0).

El equipo ante Estados Unidos ha vuelto a caer en los mismos errores: se le nota desgastado físicamente; Totti sigue sin encontrar la forma tras la grave lesión que le mantuvo apartado 2 meses y medio de los terrenos de juego; su centro del campo a 3 no soporta bien a un media punta (Totti) y 2 puntas (Toni, Gilardino); y se vuelve a verificar que si se tapa a Pirlo -el cerebro- la Selección Italiana se queda sin ideas.

Ghana no supo cerrar la salida de Pirlo, su primer pase, le dejó jugar a gusto e Italia funcionó, dejando una buen imagen y exhibiendo un futbol agradable; eso sí, sin maravillar.

Los Estados Unidos taponaron a Pirlo e Italia volvió al juego "mezquino" que hace días el italo-argentino Mauro Germán Camoranesi afirmó tenía el equipo antes de la llegada de Lippi. No apareció la identidad que algunos jugadores habían afirmado que tenía esta Selección.

Además, la expulsión anoche de Daniele de Rossi, que dio un codazo a un rival que a buen seguro le hará pagar un buen número de jornadas e incluso perderse lo que resta de Mundial (pase o no pase Italia), ha quitado para los siguientes encuentros apoyo y oxígeno a Pirlo.

De Rossi, que llegaba de completar una notable Temporada, sabe cortar y apoyar con criterio en la creación. Una dualidad que no tienen ninguno de los restantes seleccionados del centro del campo.

Para su fortuna, Lippi tiene ya a todos sus jugadores disponibles. Ha recuperado a Gianluca Zambrotta y a Iván Gennaro Gattuso (entró ante los Estados Unidos por Totti).

Gattuso será casi seguro titular ante la República Checa, pues Lippi precisa en el equipo de un "bisonte" que afronte físicamente al rival, que haga el trabajo sucio del centro del campo y traiga un mayor equilibrio al equipo.

No es de descartar, incluso, que ante los checos Lippi vuelva a un esquema 4-4-2, donde incluso no esté Totti.

Hay que tener en cuenta que la República Checa suele jugar con cuatro centrocampistas, un media punta que se suma a la medular, y un sólo delantero. Afrontarla en medio campo con tres jugadores podría traer las mismas nefastas consecuencias que ante los Estados Unidos. Y está en juego el pase a Octavos.

A Lippi, pues, le esperan 4 días de pensamientos, de dar una y mil vueltas a lo que hacer, de intentar devolver la moral y las fuerzas físicas a sus jugadores.

Pero, a diferencia de los otros 4 del Grupo, sabe que incluso le valen 2 (victoria y empate) de los 3 resultados posibles e, incluso, el tercero (derrota) podría también darle el pase del turno con la ayuda de la diosa fortuna.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×