Rooney, el 'Niño Malo inglés', no aprende modales

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Junio de 2006

  • "No estoy decepcionado por no haber marcado y no estaba enfadado cuando me sacaron”

En la tira cómica de "Calvin y Hobbes", el personaje que más fastidia al protagonista se llama "Moe", la clásica figura de niño malo que atropella a los débiles y está reñido con los buenos modales.

En la Selección Inglesa del sueco Sven-Göran Eriksson, el jugador que más trata de sumar puntos para parecerse a "Moe" es Wayne Rooney, el "niño malo" del futbol de la isla, propenso a la provocación y al enfado impaciente cuando no se atienden sus caprichos.

Lo volvió a demostrar el martes en el partido de Inglaterra contra Suecia, en el que Eriksson tuvo el detalle de colocarlo como titular para que ganara en seguridad y confianza después de su debut en el Mundial en el segundo tiempo del duelo con Trinidad y Tobago.

Rooney, de 20 años, se había recuperado pocas semanas antes de una lesión en el pie derecho -la fractura del metatarso- que sufrió el pasado 29 de Abril en un encuentro con el Chelsea.

Eriksson, a petición de los directivos del Manchester, mantiene a Rooney entre algodones, pero el temperamental futbolista formado en las filas del Everton cree que ha llegado la hora de demostrar al mundo que puede contribuir de forma importante a la aspiración de Inglaterra de conquistar un título que se le escapa desde 1966.

En el minuto 69 del partido contra Suecia, Eriksson tomó una decisión que molestó a Rooney: sustituirlo por Steven Gerrard.

Con cara de pocos amigos, Rooney salió del terreno de juego y al llegar al banquillo golpeó con el puño la visera. Una vez sentado, se desató las botas y las arrojó con furia contra el suelo ante la asustada mirada de sus compañeros.

Gerrard, en su segundo gol en este Mundial, anotó el que puso a Inglaterra por delante (1-2) en el minuto 85, demostrando que la decisión de Eriksson se demostró acertada, aunque a Rooney no le convenciera.

"Cambié a Rooney por precaución. Estaba enfadado consigo mismo después porque quería hacerlo mejor en el segundo tiempo", dijo el técnico nórdico, que pase lo que pase en Alemania ya tiene sustituto: Steven McClaren, entrenador del Middlesbrough.

Por su parte Rooney negó que los gestos de rabia se debieran a un enfado por el relevo. "No estoy decepcionado por no haber marcado y no estaba enfadado cuando me sacaron. Lo que pasaba es que quería jugar", declaró.

Considerada la gran baza del futuro de la Selección Inglesa, Rooney sufre de ansia por sorprender al mundo como hizo en la Eurocopa de Portugal de 2004 cuando se convirtió en el goleador más joven de la historia de una fase final de dicha competición, al marcar con 18 años, 7 meses y 24 días, ante Suiza.

Rooney unió dicho registro a la del jugador que ha marcado más joven en la Premier League (16 años) y el más joven en ser convocado para la Selección de los 3 leones.

Su irrupción internacional se produjo en Octubre de 2002, cuando, con 16 años, acabó con la racha invicta del Arsenal y arrebató el título de más joven goleador a Michael Owen, con un tanto desde 25 metros y en el minuto 90.

Todas sus buenas cualidades futbolísticas se estrellan a veces contra su impulsivo carácter.

Este admirador de la estrella estadounidense del "rap" Eminem (Marshall Matthers) no se anda con contemplaciones en el campo, como demostró en el Santiago Bernabéu en el amistoso España-Inglaterra del 18 de Noviembre de 2004.

Rooney, que fue duramente criticado por la prensa inglesa, arrolló al portero Iker Casillas cuando el balón salía por la línea de fondo e inmediatamente después hizo una fuerte entrada al defensa Marchena.

Eriksson lo mandó inmediatamente a la caseta. Rooney rehusó dar la mano a sus sustituto Alan Smith y, con gesto de rabia, tiró el brazalete negro que todos los jugadores ingleses portaban en memoria del ex Capitán de la Selección Inglesa Emlyn Hughes.

Un día después, el atacante del United pidió disculpas a Eriksson, quien señaló que el jugador "tiene mucho que aprender" y que esperaba "que no volviera a suceder".

En la tira creada por Bill Watterson en 1985, Calvin, cada vez que "Moe" le incordia, también espera que algún día termine la pesadilla. Pero en la viñeta siguiente vuelve. Como acaba de hacerlo Rooney en Alemania.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×