Irán vuelve a fracasar en un Mundial

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Junio de 2006

  • Fue el primer equipo de todo el mundo que logró su pase al torneo

La Selección de Irán llegó al Mundial de Alemania de 2006 con la idea de ser uno de los equipos revelación del torneo, pero se marcha sin cumplir su objetivo, puesto que sus esperanzas se diluyeron después de sufrir 2 derrotas en sus primeros partidos.

El empate a un gol con el que cerró su presencia en el torneo ante la novata Angola dejó a los iraníes en la última plaza del Grupo D, y ratificó su decepcionante participación en Alemania, después de que en el seno del equipo persa existiese el convencimiento de que este Mundial podría ser un punto de inflexión para el futbol de aquel país.

Irán había preparado minuciosamente el torneo, especialmente su primer partido, el que le enfrentaba a México y que en el seno del seleccionado iraní se consideraba decisivo para la suerte del equipo en la competición.

En el pensamiento del Cuerpo Técnico de Irán, dirigido por el croata Branko Ivankovic, se tenía claro que Portugal era el favorito y Angola la Selección más vulnerable, por lo que era México, situada en un término medio, ante la que Irán se podía jugar la segunda plaza del Grupo y el partido que le podía dar el pase a Octavos de Final por primera vez en su historia.

Una vez conocido en Diciembre del año pasado que Irán se enfrentaría México en el primer partido mundialista, la Federación Iraní, a petición de Ivankovic, contrató los servicios de Zlatko Petricevic, un entrenador croata con un bagaje de 8 años en el futbol mexicano y que podría desmenuzar todos los secretos del combinado azteca.

Petricevic puso al servicio de Ivankovic todos sus conocimientos sobre el equipo de Ricardo La Volpe e Irán encaminó todos sus esfuerzos en preparar a conciencia ese partido, ya que incluso el calendario, en teoría, le favorecía.

Tras medirse a México, la Selección Iraní se enfrentaba a Portugal con la tranquilidad de que en la última jornada se medía a Angola, un rival ante el que las previsiones del equipo asiático fijaban que podría recuperar los puntos perdidos ante los portugueses.

Pero eso era la teoría, ya que a las primeras de cambio los cálculos previstos por Irán se fueron al traste. Una derrota por 3-1 ante México, en la primera Jornada del Grupo D, dejaron al equipo muy tocado, y prácticamente fuera del torneo.

Portugal cumplió con el papel de favorito indiscutible que le había concedido Ivankovic y no falló ante Irán, a la que superó por un 2-0 que dejó a los iraníes matemáticamente fuera de los Octavos de Final.

Así, en  2 Jornadas se habían esfumado las esperanzas persas de completar la mejor fase final mundialista de su historia, después de su brillante fase de clasificación en la zona asiática, que le llevó a ser el primer equipo de todo el mundo que logró el pasaporte a Alemania 2006.

Sin embargo, en su tercera presencia en un Mundial, Irán no ha conseguido siquiera el objetivo mínimo marcado, como era lograr la segunda victoria de los persas en una Copa del Mundo y, por ese motivo, el triunfo por 2-1 ante Estados Unidos en Francia 1998 seguirá, de momento, sin otro que le acompañe en la historia del futbol iraní.

De hecho, con su actuación en Alemania 2006, Irán ha igualado su peor actuación en una fase final del torneo, ya que en Argentina 1978 también sumó un sólo punto, mientras que en 1998, en Francia, logró 3 puntos.

El bagaje total de Irán en los Mundiales es de 9 partidos disputados, distribuidos en las 3 ediciones en las que ha participado y en las que logró un sólo triunfo, empató en 2 encuentros y perdió los 6 restantes. Nunca superó la primera fase.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×