Palazzi pide que Juventus descienda a la serie C

El procurador Federal del deporte, Stefano Palazzi, solicitó hoy que Juventus, el club más poderoso del futbol italiano, sea condenado a descender a la serie C y perder los últimos dos títulos...
 El procurador Federal del deporte, Stefano Palazzi, solicitó hoy que Juventus, el club más poderoso del futbol italiano, sea condenado a descender a la serie C y perder los últimos dos títulos obtenidos, por el juicio que se sigue al mayor

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Junio 2006

  • Tambien piden que se le quiten 2 títulos

El procurador Federal del deporte, Stefano Palazzi, solicitó hoy que Juventus, el club más poderoso del futbol italiano, sea condenado a descender a la serie C y perder los últimos dos títulos obtenidos, por el juicio que se sigue al mayorescándalo de la historia del "calcio".

Durante la segunda jornada del llamado "maxiproceso" que enjuicia a 30 sujetos  la fiscalía propuso pesadas condenas contra todos los inculpados.

Palazzi solicitó que Juventus, equipo más comprometido ya que su ex Director General, Luciano Moggi, es considerado el centro de todo un sistema de manipulación de árbitros y dirigentes, sea sentenciado a jugar la próxima temporada en una categoría inferior a la serie B.

Adicionalmente exigió para el equipo una penalización de seis puntos en el torneo al cual sea destinado además de la revocación de los campeonatos 2004-2005 y 2005-2006, este último sin entregar pese haber finalizado con la escuadra de Turín en primer puesto.

El procurador consideró sanciones fuertes contra los otros cuatro equipos involucrados. Para la Lazio el retroceso al último puesto de la clasificación general del último torneo lo cual significaría, automáticamente, descenso a la serie B y una penalización de 15 puntos.

La Fiorentina y el Milán corren el peligro de caer también en la Segunda División ante la petición de una condena que los lleve al último puesto, con la diferencia de que el primero de los equipos sería penalizado con 15 puntos y el segundo sólo con tres, al inicio de sus respectivos torneos.

Se trata del escándalo más clamoroso de la historia del futbol italiano, uno de los más poderosos del mundo el cual ve como principales involucrados a los equipos con más tradición, en un supuesto formato de manipulación de resultados de los partidos.

El llamado "sistema Moggi", en referencia al ex Director General de la Juventus, salió a la luz gracias a la publicación de una serie de conversaciones telefónicas que involucran a empresarios, dirigentes y árbitros en acuerdos previos, presiones y búsqueda de favores.

Aunque Moggi no se ha presentado en el aula del juicio organizada en el Estadio Olímpico de Roma, aquel de la final Alemania-Argentina del Mundial Italia 90, por haber renunciado a la federación del "calcio" al inicio del caso, fueron solicitadas contra él fuertes penas.

Tanto Luciano Moggi como Antonio Giraudo, su socio en la Dirección del club, serían vetados por cinco años para realizar cualquier labor deportiva además de multados, cada uno, con cinco mil euros por cada delito cometido.

Los hermanos Andrea y Diego della Valle, dueños de la Fiorentina, también corren el riesgo de ser vetados por cinco años con cinco mil euros de multa por cada ilícito; misma condena solicitada contra Sandro Mecucci, dirigente del club.

Otros dirigentes que resultarían afectados de la misma forma son: Claudio Lotito, Presidente de la Lazio; Francesco Carraro, ex Presidente de la Federación Italiana de Futbol e Innocenzo Manzini, ex Vicepresidente federativo.

Personajes ligados al arbitraje nacional también sufrirían la misma condena: Máximo De Santis, silbante; Paolo Bergamo y Pier Luigi Pairetto, ex diseñadores arbitrales  y Tullio Lanese, de la Federación de jueces.

"La verdadera finalidad de las maniobras era determinar arbitrajes favorables a los equipos (acusados) y que, de vez en vez, se han beneficiado de estos favores, en particular la Juventus", argumentó Steffano Palazzi durante su comparecencia.

El funcionario fue más allá y señaló la existencia de un sistema sofisticado en el cual se minaba la base de uno de los principios fundamentales del deporte: aquel de la imparcialidad de los árbitros".

"La sofisticación de este sistema se deriva de la intervención favorable de los árbitros, sobre todo en los casos dudosos; la maldad del sistema se evidencia en las presiones para no crear conocimiento de los favores en la opinión pública", agregó Palazzi.

La respuesta de los imputados aún no se ha dejado sentir, este miércoles continuará el juicio oral que debe dar un veredicto, a más tardar el próximo lunes y que obliga a la Comisión de Apelo Federal a pronunciarse de manera definitiva antes del 20 de julio.

Todavía no existe claridad sobre cómo se harían válidas estas sanciones, además de saber a quién se le otorgarían los "scudetti" quitados a la Juventus. En el último campeonato el equipo tercero en la clasificación fue el Inter, después del Milán, por lo cual sería principal favorito a adjudicarse el torneo.

[ntx][Foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×