El silbante Horacio Elizondo dijo que Zidane asumió su falta a Materazzi

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Julio de 2006

  • Asegura que el cuarto árbitro fue quien le ayudó en la decisión

Horacio Elizondo, el árbitro que expulsó al astro francés Zinedine Zidane en la Final de la Copa del Mundo entre Francia y Alemania, aseguró que el futbolista asumió su falta de inmediato y sin discusiones.

Elizondo, quien está considerado uno de los mejores del mundo, detalló en entrevista con el diario Clarín los pormenores de una medida que quedará en la historia del futbol, porque fue el último partido de Zidane y porque la expulsión sin duda afectó a su equipo en sus aspiraciones por obtener el título.

El silbante argentino explicó que, una vez que le mostró la tarjeta roja a Zidane, el jugador "me agarra del brazo, pero bien, y me reconoce que le pegó un cabezazo. ´Pero ustedes no vieron qué paso antes´, me dice".

Agregó que el futbolista "no me dijo si hubo trompada o provocación. No fue tampoco una recriminación: sonó a que el tipo, muy correcto y en perfecto español, me estaba explicando por qué había reaccionado así".

Elizondo reconoció que no alcanzó a ver el cabezazo que Zidane le propinó al defensa italiano Marco Materazzi, ya que cuando volteó sólo alcanzó a verlo tirado y fue cuando decidió parar el partido.

"Me di cuenta enseguida de que algo grave había pasado. Thuram me decía que Materazzi estaba fingiendo, que era un simulador. Y Gattuso estaba como loco, no con Zidane sino con Thuram", recordó.

En medio de la confusión del momento, añadió, "Gattuso me aseguraba que él vio que Zidane casi le había partido el esternón a Materazzi".

Haciendo a un lado las presiones de los jugadores, Elizondo le preguntó por su intercomunicador a Darío García, el juez de línea, si había visto algo, pero éste dijo que no.

Horacio Elizondo advirtió que el cuarto árbitro se metió por el intercomunicador y le dijo que se quedara tranquilo, que había visto todo y que la expulsión era lo pertinente.

"Darío me llama. Dice que el cuarto árbitro vio claramente como Zidane le pegó un cabezazo burdo a Materazzi. Le pregunto si está seguro, y dice que lo eche tranquilo", recordó.

La conclusión de la historia, dijo, fue que "el cuarto árbitro fue mi angelito de la guarda, y se lo dije después del partido. Y que el cabezazo de Zidane, cuando lo vi por la tele, me pareció descomunal".

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×