Los jugadores del Barça tuvieron una pesada agenda en Houston

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Agosto de 2006

  • Visitaron a niños con cáncer
  • Rafael Márquez fue el más buscado por los pequeños

La expedición del Barcelona comenzó en Houston la segunda escala en su gira por Estados Unidos y lo hizo con un apretado calendario de rueda de prensa, visita a un centro médico especializado de cáncer y su primer entrenamiento en el Reliant Stadium.

Si a primeras horas de la tarde era el camerunés Samuel Eto´o el que acaparó toda la atención en la rueda de prensa cuando dijo claramente que no se sentía a gusto por la adaptación a la diferencia horaria, su compañero, el argentino Leo Messi, representó el momento más emotivo de la jornada.

Eto´o fue categórico cuando dijo que necesitaba pastillas para dormir, y a pesar de eso sólo podía hacerlo por cuatro horas, algo que no era bueno para su preparación.

"Si no descansas bien no puedes luego rendir bien en los entrenamientos ni en el campo", declaró Eto´o. "Lo más importante es estar listo para cuando comience la Liga y ése es mi objetivo".

Eto´o calificó como "rumores de verano" su posible marcha al Chelsea, porque seguía en el Barcelona y estaba con el resto de sus compañeros en la gira.

"Durante el verano no hay mucho que escribir y los periodistas se inventan historias", valoró Eto´o. "La realidad es que estoy aquí con todos ustedes".

El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, reiteró una vez más que la intención de su gira por Estados Unidos es la de prepararse con vistas a la próxima temporada de Liga, que deseaba ofrecer un buen espectáculo deportivo y que todavía no tenía definido al que podría ser su equipo.

"No es el momento de hablar de mi equipo, sino de toda la plantilla, de trabajar con el grupo, pienso en todos, en las nuevas incorporaciones y destacar siempre la mentalidad de conjunto", subrayó Rijkaard. "Estamos trabajando muy bien y eso es lo importante".

Messi, que junto al mexicano Rafa Márquez, Carles Puyol, el brasileño Juliano Belleti y el italiano Gianluca Zambrotta, visitaron el centro oncológico MD Anderson para reunirse con niños que padecen de cáncer, tuvo que abandonar la sesión de entrega de regalos después de acercarse a una de las niñas enfermas.

El joven jugador argentino, después de hacer entrega de recuerdos del Barcelona a varios niños, no pudo esconder sus emociones cuando se le acercó una niña pequeña para pedirle su autógrafo y una foto.

Luego de complacerla se levantó con los ojos llorosos, se salió de la sala y abandonó la sección para no volver a entrar.

El resto de sus compañeros sí continuaron la visita para entrar en una sección donde estaban los niños más graves que permanecían en cama y no habían podido estar con la reunión anterior.

A pesar de estar agotados por el viaje que tuvieron que hacer el lunes por la madrugada desde Los Angeles, donde la noche del pasado domingo jugaron contra las Chivas Rayadas del Guadalajara el primer partido de la gira por Estados Unidos, con empate a 1-1, los jugadores del equipo catalán se mostraron entusiasmados y cumplieron todas las peticiones de las niñas y niños enfermos.

Los jugadores del equipo Campeón de Europa, con sólo cinco horas de descanso, aceptaron hacer la visita donde repartieron autógrafos y se tomaron fotos con las decenas de pequeños, que se olvidaron por unas horas de las mascarillas, sueros y sillas de ruedas para vivir con entusiasmo la presencia de sus "héroes" deportivos.

Junto a los cinco jugadores también estuvieron presentes en la visita al centro especializado el Presidente de la Comisión Gestora, Xavier Sala i Martín; el Director General de la Fundación del club, Lander Unzueta; el Secretario Técnico del club, Txiki Begiristain; y el Cónsul de España en Houston, Julio Montesinos.

Entre los más buscados por los pequeños estaba Márquez, pues varios de los pacientes ingresados en la unidad George E. Foreman de pediatría y adolescentes son de origen hispano.

"Es increíble mirar cómo la visita de estos jugadores les ha levantado el ánimo a estos niños que tanto necesitan de momentos felices; sin duda esto va ser algo que nunca van a olvidar", dijo Rodrigo Mejía, Director del centro médico de pediatría que dio la bienvenida a los jugadores.

"Poder regalarles un agradable momento a los niños con solamente nuestra presencia es algo que hacemos con mucho gusto y los admiro porque son muy valientes", dijo Márquez.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×