Los jugadores del Barça tuvieron una charla especial

 
  

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Agosto de 2006

  • Visitaron algunos lugares turísticos
  • Ronaldinho se ha sentido cómodo con el cariño de la gente de Estados Unidos

La segunda jornada de la plantilla del Barcelona en Houston permitió a los jugadores del equipo catalán alternar dos sesiones de entrenamiento de mañana y tarde con una visita privada al Centro Espacial Johnson, donde fueron las estrellas de honor.

La sesión de trabajo comenzó para jugadores del Barcelona con la segunda sesión de entrenamiento efectuada por la mañana, en el Reliant Stadium, con una duración de casi dos doras.

El entrenador holandés Frank Rijkaard hizo trabajar más a los jugadores culés, con carreras, toque de balón y disparos a puerta, para ir afinando su puesta a punto con vistas al próximo compromiso amistoso, que será contra las Águilas del América de México, en el mismo campo donde entrenaron.

"Estamos trabajando bien, con mucho apoyo y orientación de equipo y creo que el miércoles frente al América vamos dar un buen espectáculo deportivo", comentó Rijkaard. "Vamos a más en la preparación y, después de haber descansado del viaje desde Los Angeles, la adaptación es buena", dijo.

Rijkaard reiteró que daría minutos al máximo de jugadores para cumplir con el objetivo de preparación para el comienzo de la Liga.

Mientras, los jugadores del equipo blaugrana, encabezados por el brasileño Ronaldinho, reiteraron que estaban listos para hacer un buen partido y no defraudar a los aficionados que tanto interés habían mostrado en lo que va de gira.

"Es una motivación especial el sentir que los aficionados en Estados Unidos te quieren y están entusiasmados por vernos jugar", comentó Ronaldinho.

Por su parte, el camerunés Samuel Eto´o dijo sentirse un poco mejor en la adaptación al cambio de horario y listo para cumplir con el segundo partido de la gira en Estados Unidos.

Las últimas incorporaciones a la plantilla, el francés Lilian Thuram y el italiano Gianluca Zambrotta, trabajaron duro en el entrenamiento y fueron los más discretos a la hora de hacer comentarios a la prensa.

"Para todos los jugadores la pretemporada es muy especial, pero para los que somos nuevos tiene doble valor ya que necesitamos conocer cuando antes a los compañeros", valoró Thuram.

El centrocampista Andrés Iniesta dijo sentirse muy a gusto con el trabajo que ha realizado tanto en el apartado individual como de equipo y al igual que sus compañeros, todos quieren dar un buen espectáculo deportivo cuando salten al cuidado césped del Reliant Stadium.

Al concluir el entrenamiento matinal, el portero Víctor Valdés y el holandés Giovanni Van Bronchkhorst fueron los elegidos para que se reuniesen e intercambiasen camisetas con dos jugadores del equipo de futbol americano los Tejanos de Houston.

Los seleccionados por los Tejanos fueron el pateador Kris Brown y el defensor Ephraim Sallaam, quienes dijeron sentirse muy felices de haber tenido cerca de ellos a las grandes estrellas del futbol.

"Kris se ha equivocado de deporte, porque siempre me dice que su gran sueño de pequeño era haber jugado un mundial de fútbol y ahora está con nosotros para sólo salir unos minutos en cada partido", bromeó Salaam. "A pesar de que no he jugado nunca al futbol, me gusta mucho verlo, disfrute con el Mundial de Alemania y admiro a sus profesionales".

La anécdota del intercambio fue la gran desproporción que existe entre el físico de los profesionales de los Tejanos y del Barcelona, con camisetas que a Valdés y Gio les cubrían la mayor parte de su cuerpo.

"Es un mundo completamente diferente, pero también son unos grandes profesionales a los que admiro", comentó Valdés. "Me siento muy motivado para el nuevo partido amistoso y, como el resto del equipo, queremos conseguir la victoria".

Concluido el entrenamiento, los jugadores del Barcelona se trasladaron al Centro Espacial Johnson, donde en una vídeo-conferencia, Rijkaard y los tres capitanes del equipo, Xavi Hernández, Carles Puyol y Ronaldinho Gaúcho, se comunicaron con los tres astronautas que se encuentran a bordo de la Estación Espacial.

El estadounidense Jeff Williams, que había personalmente solicitado hablar con los jugadores del equipo catalán, fue el primero en hacerlo, deseándole suerte para el partido contra el América.

Lo mismo hicieron el cosmonauta ruso Pavel Vinogradov y el alemán Thomas Reiter, quienes obsequiaron al equipo azulgrana con una foto de Barcelona tomada desde la estación espacial, firmada y dedicada por ellos.

Los tres miembros de la Estación Espacial recibieron una camiseta del Barcelona firmada por los capitanes y que recogerán cuando regresen a la tierra.

Luego el resto de la expedición del Barcelona completó la tradicional gira por el Centro Espacial Johnson, visitando el famoso Centro de Control, desde donde los técnicos de la NASA siguen el desarrollo de las misiones espaciales de los transbordadores espaciales.

También visitaron el edificio número 9, donde los astronautas completan la fase de entrenamiento, preparación y adaptación antes de poder realizar misiones en el espacio.

La expedición azulgrana abandonó el edificio para regresar también al campo de entrenamiento, pero esta vez al césped del Robertson Stadium de la Universidad de Houston, donde completaron la segunda sesión de trabajo de algo más de una hora, y cumplir con otra actividad más en su calendario oficial.

El entrenamiento del Barcelona fue presenciado por los aficionados del equipo local de la Liga Profesional de Futbol (MLS), el Dynamo, que habían comprado abonos para toda la temporada, que incluía el privilegio de ver a las figuras del Campeón de Europa.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×