No me molestan los abucheos: Damián Álvarez

Cada que tocaba la pelota se escuchaba un sonoro chiflido. Era el jugador número 7 del Pachuca, aquél que no podrá ser perdonado por la afición regia luego del desaire que hizo hace un par de años.
 Cada que tocaba la pelota se escuchaba un sonoro chiflido. Era el jugador número 7 del Pachuca, aquél que no podrá ser perdonado por la afición regia luego del desaire que hizo hace un par de años.

Dulce Moncada | Mediotiempo (Corresponsal)Estadio Tecnológico, Sábado 12 de Agosto del 2006

  • La afición abucheó fuertemente a Damián Álvarez

Cada que tocaba la pelota se escuchaba un sonoro chiflido. Era el jugador número 7 del Pachuca, aquél que no podrá ser perdonado por la afición regia luego del desaire que hizo hace un par de años.

Corre por la pradera izquierda; la recorre, hace coberturas, intenta paredes y mete en problemas a Severo Meza y Diego Ordaz.

No tiene una gran estatura -1.66 metros-, pero la habilidad que poseen sus piernas no la requieren. Se trata del volante argentino Damián Álvarez, quien hace un par de años declinó vestirse de rayado.

Ese desprecio la afición regia no lo olvida y, a sus posibilidades, hace que "La Chilindrina" sienta que aquí en el Norte tienen muy buena memoria.

Pero él ni se acongoja, cada grito, cada abucheo, cada mentada, le sirve para que se percate de la atención que los aficionados le ponen en la cancha.

"Es una anécdota linda que siempre cuento".

-¿Te molesta?- "Al principio me molestaba pero ya no, es lindo tener el balón y que se acuerden de uno", dijo sarcásticamente.

Y es que en aquél entonces, cuando la Directiva albiazul pretendió traer a Damián se corrió el rumor de que el argentino no quiso venir a jugar a la Sultana del Norte porque su novia no se lo permitió, lo cual no resultó grato para la afición del Monterrey.

Álvarez llegó al futbol mexicano en el Torneo de Clausura 2003 para defender la casaca del Morelia, equipo en el que jugó durante 7 torneos cortos. En estos 3 años y medios, la "Chilindrina" ha pisado el Estadio Tecnológico en 6 ocasiones y en todas la afición se ha metido con él.

Lo extraño es que a pesar del "mal trato" que recibe bajo el Cerro de la Silla, el argentino está dispuesto a firmar con el Club regio si se lo pidieran.

"TENEMOS QUE CAMBIAR LA IMAGEN"

Pero Damián Álvarez, a pesar de que no está preocupado por el "caluroso" recibimiento de la afición rayada, sí lo está por las dos derrotas consecutivas delPachuca.

El 7 tuzo comentó que por el Campeonato que obtuvo el equipo la temporada pasada los jugadores tienen la obligación de cambiarle la imagen al equipo e iniciar a ganar.

"La presión es saber que es el equipo campeón y que tenemos que cambiar la imagen lo antes posible, dos partidos y dos derrotas no hablan muy bien de un equipo que está acostumbrado a ganar".

Al pampero le resulta difícil hacer un análisis de lo que está ocurriendo con el Pachuca pero estudiarán bien los videos ante Cruz Azul y Monterrey para detectar sus principales.

"Tenemos que pensar fríamente los errores que se tuvieron en el video, qué se hizo mal. El equipo estuvo por momentos a la altura de las circunstancias, lástima que los primeros minutos estuvimos en desventaja sin saber cuáles eran los pretextos. Estar dos goles abajo ante un equipo como Monterrey, que te maneja bien la pelota, se hace muy difícil".

Álvarez señaló que por lo menos hoy dos de sus principales problemas fue la retención del esférico y las desatenciones en el sector defensivo, pero aun es temprano para preocuparse de más. Lo que sí es un hecho es que Pachuca, dijo el atacante, tiene equipo para despegar.

[mt][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×