César Pereyra habló de cómo se siente desde su llegada al Atlas

En entrevista exclusiva para mediotiempo.com, el delantero de los rojinegros del Atlas César Emmanuel Pereyra, habló de cómo se ha sentido desde su llegada a la Perla Tapatía, su adaptación al...
En entrevista exclusiva para mediotiempo.com, el delantero de los rojinegros del Atlas César Emmanuel Pereyra, habló de cómo se ha sentido desde su llegada a la Perla Tapatía, su adaptación al futbol mexicano, el enrolarse en un club con tanta tradición c
 En entrevista exclusiva para mediotiempo.com, el delantero de los rojinegros del Atlas César Emmanuel Pereyra, habló de cómo se ha sentido desde su llegada a la Perla Tapatía, su adaptación al futbol mexicano, el enrolarse en un club con tanta tradición c

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 18 de Agosto de 2006

  • Uno de sus mejores pasatiempos es la música
  • Quiere seguir anotando en el futuro asi como lo hizo con Tecos

En entrevista exclusiva para mediotiempo.com, el delantero de los rojinegros del Atlas César Emmanuel Pereyra, habló de cómo se ha sentido desde su llegada a la Perla Tapatía, su adaptación al futbol mexicano, el enrolarse en un club con tanta tradición como el Atlas y, por supuesto, de su gran amor hacia la música.

Nativo de Santa Fe, Argentina, este jugador de 24 años comenzó su carrera profesional en el equipo de Unión de Santa Fe y también ahí tuvo su debut en la Primera División de aquel país. Posteriormente pasó al Independiente de Avellaneda para después ser contratado en México para el Atlas.

De primera impresión uno puede notar que es algo tímido, sin embargo, con el transcurso de la charla y mientras se toma mayor confianza, se nota que es un joven con muchos principios. Al hablar de su familia se le dibuja una sonrisa en el rostro pues "es algo especial porque yo me crié con mis abuelos, Genaro y Ramona; tengo a mi viejo (papá) que en este momento está acá conmigo; y viví con ellos prácticamente hasta que me vine a México". Y así es, su señor padre no lo dejó sólo en este momento tan importante en su carrera.

El amor por el futbol fue desde el instante que comenzó a tocar la pelota, pero también tiene otra gran pasión, la música y su mayor pasatiempo es la guitarra.

"La guitarra la comencé a tocar cuando jugaba en el Unión de Santa Fe, en las inferiores; era algo que siempre quise, nunca tuve la posibilidad de tener una y cuando estuve en Primera (División) me la pude comprar; fue por hobby, no para ser músico ni nada de esas cosas, fue simplemente por distracción, porque me gusta mucho la música".

Y es que reconoce que de no haber sido futbolista, le hubiera encantado ser músico y admite que sus gustos musicales son variados ya que "en general me gusta toda la música, pero para tocar con la guitarra y estar con los amigos, no hay nada como el rock nacional, rock argentino, es el que más está" y de ahí su gran afición al grupo "Los Piojos" de los cuales cuenta con todos sus discos.

"En los clubes que estuve siempre había uno, (con quien se identificaba en el gusto musical) entonces siempre nos juntábamos, en las concentraciones siempre estaba la guitarra. Es algo que siempre me ha gustado hacer, en mis ratos libres siempre está ahí, claro están los juegos de video, la computadora también, vaya, algo normal en cualquier persona", apuntaba.

Ya estando en México, también comenzó a escuchar música de otro estilo y cuando se le preguntó qué fue lo primero que escuchó, sin pensarlo responde: "Pura Caña, fue lo primero que escuché, pero en general veo muchos programas de distintos tipos de música. Me prestaron un disco de El Tri, que es uno de los grupos símbolo del rock mexicano", reconoció.

Uno de los grandes sueños de César Pereyra era el venir a jugar a México, porque "la mayoría de los jugadores en el futbol argentino trabajan para salir, el futbol de allá es muy lindo y especial pero lamentablemente los equipos no están bien económicamente, salvo los grandes clubes; entonces uno quiere salir, tener estabilidad económica, por eso quieren irse a Europa y para acá (en México), sobre todo últimamente en Argentina con la participación en la Copa Libertadores se ha comenzado a ver el futbol mexicano, además de que los jugadores argentinos que han estado aquí, siempre han hablado bien; eso yo lo escuchaba y lo veía, por eso tenía muchas ganas de venir", además de que es bien sabido que últimamente el venir a este país es un trampolín para acceder al balompié europeo.

Además de que sabe reconocer las diferencias entre ambos países en este deporte, pues "el futbol mexicano es uno de mucho ritmo, allá no es tanto de ida y vuelta, mas bien es de marcar y presionar más, se maneja la pausa, es más lento y creo que es la principal diferencia".

Al momento de llegar a México, admite que no le fue difícil el adaptarse pues "el primer día que llegué la pasé muy bien, en realidad por los chicos que estaban: Fabricio (Fuentes), Emanuel Villa, me arroparon, me hicieron sentir bien y también tuve la suerte de encontrarme a unos amigos de Santa Fe que habíamos jugado allá en las ligas Santafesinas, uno está trabajando en el club como Preparador Físico y el otro trabajando en un colegio; nos reencontramos, recordamos viejos tiempos, sobre todo yo, porque ellos eran defensas y yo delantero", recordaba entre risas.

Pero también reconoce que con la comida mexicana ha tenido ciertos problemitas, sobre todo con el picante, pues no está acostumbrado a consumirlo y sus compañeros le jugaron bromas al ponerle chile en su vaso con agua.

"He probado los tacos, las quesadillas, que es lo que más me ha gustado y las probé cuando estaba el Mundial pues me llevó un amigo a un restaurante y viendo los partido las comí. Eso sí, sin chile", advertía. Al llegar a un equipo con tanta tradición en Jalisco como el Atlas, César es conciente de la responsabilidad de pertenecer a un conjunto que tiene mas de 50 años de no ser Campeón y acepta que desde el principio de comentaron eso, pero no lo toma como una adversidad, al contrario le agrada el reto y lo asume con la confianza de realizar un buen papel en este equipo.

"Hice una pretemporada de casi dos meses y me ayudó muchísimo para adaptarme y agarrar el ritmo, quizá fueron otros factores los que hicieron que durante el primer partido me haya sentido ahogado, tampoco no es lo mismo entrar de cambio que entrar de arranque, porque incluso en el partido ante Boca Juniors (de presentación) yo me sentí bien al jugar de inicio. Pero eso ya será decisión del técnico, yo estoy a su disposición y trabajo día a día para ganarme un lugar y ojalá pueda ser este sábado".

Y reconoce que "cuando estuve en mi primer partido (con Atlas ante Pumas) sentía las ganas, la ansiedad de jugar, de poder demostrar, en los minutos que tenía, todo; y que por allí eso te lleva a terminar así, un poco ahogado y todas esas cosas. Creo que en este anterior partido (ante Tecos) tuve un poco más de minutos y tuve la suerte de hacer dos goles también. En el primer tiempo el arco estaba cerradísimo, en el segundo tiempo se abrió y comenzamos a jugar de distinta manera y entraron todas, cosa que quizá en otro partido no pase; eso quiere decir que llegamos muchas veces y pudimos concretar muchos goles" y a pesar de eso logró dos anotaciones en ese encuentro.

El accionar de su equipo le agradó y el apostar a la ofensiva les ha dado buenos dividendos.

"Creo que hemos demostrado que no somos conformistas, con Pumas ganábamos 1-0 y el equipo quería mas y en el anterior también: llevábamos el partido 6-1 y seguíamos buscando el gol como si estuviéramos empatados; eso habla de la buena dinámica que tenemos y el buen estado físico porque hasta el minuto noventa seguimos buscando goles y eso es importante", por lo pronto ese partido será inolvidable para él y para quienes desde el inicio de su aventura por México le desearon lo mejor, entre ellos un amigo especial.

"En mi carrera en la primera goleada que me toca, con tantos goles, la verdad me sorprende porque como empezó el partido de cerrado y perdiendo y que terminara así, no me lo imaginaba".

Y agregó: "El festejo de mi primer gol en México fue dedicado a un amigo de Argentina que le dicen el "Loco", se llama Adrián González, y me pidió que lo recordara cuando marcara mi primer gol con Atlas; y me acordé de él en el momento y además no tenía otro festejo", pero qué mejor manera de celebrar que dejar plasmada la promesa hecha.

Ahora viene una prueba muy importante, el América y su gran ofensiva, que buscará cortarle la racha a los Zorros, pero el conjunto rojinegro está preparado para este reto y si quiere aspirar a grandes cosas, tendrán que salir avante en este encuentro.

"Va a ser un partido muy difícil (ante América), hay que dejar atrás lo que se hizo en los otros partidos, no confiarse de que venimos ganando y con América sucederá lo mismo y hay que tomarlo con mucha seriedad y tener los pies sobre la tierra, pues enfrentaremos a uno de los equipos mas grandes de México y que sin duda tiene un gran potencial. Trataremos de repetir las buenas actuaciones que tuvimos pero bastante concentrados", advertía.

"Creo que una virtud del Atlas es manejar la pelota y aparte tiene una gran dinámica, cuenta con jugadores que saben manejar muy bien la pelota y siempre va al frente; eso es una ventaja para nosotros, tratar de contrarrestar rápido lo que pueda hacer el contrario" y eso será lo interesante del encuentro, pues la velocidad y juventud del cuadro rojinegro se medirá a la experiencia de un equipo con jugadores de renombre.

Y con esto finalizó esta charla tan placentera con un jugador que espera realizar cosas importantes con el Atlas y que peleará día a día por ser titular y demostrar el porqué fue contratado en México.

Agradecemos mucho a César Pereyra y le deseamos lo mejor en esta nueva aventura llamada futbol mexicano.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×