Un triunfo escualo que calmará hasta a Memo Lara

Esta vez sí llegó el Gobernador Fidel Herrera Beltrán y antes de que iniciara el encuentro, pero la afición de nueva cuenta no respondió.
 Esta vez sí llegó el Gobernador Fidel Herrera Beltrán y antes de que iniciara el encuentro, pero la afición de nueva cuenta no respondió.

Diego Hernández Tejeda | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio "Pirata" Fuente, 30 de Agosto del 2006

  • Algunos fueron al estadio con bolsas cubriéndoles el rostro

Esta vez sí llegó el Gobernador Fidel Herrera Beltrán y antes de que iniciara el encuentro, pero la afición de nueva cuenta no respondió.

Y es que pese a las promociones por parte de la Directiva de los boletos al 2x1, y cortesías en los programas deportivos radiofónicos, de televisión, radiodifusoras y periódicos, la gente estaba dolida por la goleada ante el América.

Pero, aunque usted no lo crea, los revendedores aparecieron en los alrededores del Luis "Pirata" de la Fuente. Les debe haber ido como en feria.

Ya en el estadio, la gente se puso de pie para escuchar el Himno de Veracruz. Los jugadores del equipo escualo salieron con una manta con una leyenda "Estamos con ustedes Doctor Aguilar y Pecanha"; en apoyo al Médico que fue intervenido quirúrgicamente y el Fisiatra brasileño que sufrió un punto de infarto.

El silbante Mauricio Morales pitó el inicio del encuentro. Fue una lucha sorda en la media cancha. Llegadas por lados, pero ninguna de peligro, por eso no extrañó que la primera parte terminara 0-0.

Eso sí, tanto la numerosa porra de los Tiburones Rojos de Veracruz, como una pequeña de los Monarcas Morelia no dejaban de apoyar con cantos y a ritmo de samba. Pero, el primer tiempo terminó sin el invitado de honor.

Ya en el periodo complementario, antes del primer minuto, un aficionado lanzó una bengala en paracaídas que cayó dentro del terreno de juego y que provocó que hasta un extinguidor apareciera en la cancha para apagarla.

Pero pronto llegaría el gol de Martín Arzuaga. El colombiano se estrenaba en el futbol mexicano con un golazo en el minuto 56, que a la postre significaría el triunfo para los Tiburones Rojos de Veracruz. Un tanque de oxígeno.

En las gradas, algunos aficionados se presentaron con bolsas en la cara y algunos enmascarados, seguramente en referencia a la goleada que sufrió el equipo apenas el fin de semana pasada a manos del América al son de 5 goles contra uno.

El Gobernador Fidel Herrera Beltrán, dejó el palco cuando faltaban cinco minutos para que concluyera el encuentro. Le siguieron algunos invitados.

Desde el minuto 88, la afición veracruzana empezó a silbar el final. Mauricio Morales dio dos minutos de reposición que parecieron eternos.

Pero llegó el silbatazo final. El Tiburón regresó al triunfo. Suficiente para que se calmen las aguas un tanto turbias. Suficiente para que el promotor Memo Lara se aplaque. Sobre todo, si pensaba ya en traer a unos de sus técnicos.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×