Arellano abandona entrenamiento a causa de la gripe

El mediocampista de Rayados, Jesús Arellano, no pudo entrenar esta mañana con el equipo debido a una fuerte gripe, por lo que sólo asistió al gimnasio en las instalaciones del club ubicadas en el...
El mediocampista de Rayados, Jesús Arellano, no pudo entrenar esta mañana con el equipo debido a una fuerte gripe, por lo que sólo asistió al gimnasio en las instalaciones del club ubicadas en el Barrial, al sur de la ciudad.
 El mediocampista de Rayados, Jesús Arellano, no pudo entrenar esta mañana con el equipo debido a una fuerte gripe, por lo que sólo asistió al gimnasio en las instalaciones del club ubicadas en el Barrial, al sur de la ciudad.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Septiembre de 2006

  • El Cuerpo Médico le recomendó descansar y lo valorarán para poder integrarse al trabajo semanal

El mediocampista de Rayados, Jesús Arellano, no pudo entrenar esta mañana con el equipo debido a una fuerte gripe, por lo que sólo asistió al gimnasio en las instalaciones del club ubicadas en el Barrial, al sur de la ciudad.

El jugador regiomontano llegó al Barrial a las 9:00 horas, dispuesto a realizar la práctica junto a sus compañeros, con miras a enfrentar a su próximo rival, el Querétaro, en la Jornada Siete del Torneo Apertura 2006.

Los médicos del equipo no le permitieron a Arellano entrenar y le recomendaron descanso y este martes le realizarán una valoración  para determinar si está en condiciones de reintegrarse al cuadro.

El jugador albiazul declaró que el pasado viernes comenzó a sentir síntomas de resfriado, pero al siguiente día inició el encuentro contra el Necaxa, en la ciudad de Aguascalientes, en donde empataron 1-1.

"Me sentía mal, ese día del juego empeoré, pero ahora ya estoy mejor y espero poder entrenar en estos días", señaló Arellano, quien abandonó el campo de entrenamiento y se fue al gimnasio.

En tanto, en el Barrial se realizó un interescuadras de Rayados en donde los jugadores Pierre Ibarra y Gastón Fernández tuvieron entradas fuertes y el ambiente se tornó hostil, por lo que fue necesaria la intervención del técnico Miguel Herrera.

"Se calientan los ánimos y entre ellos mismos se pueden ocasionar lesiones graves", expresó el entrenador de Rayados.

El timonel albiazul detuvo las acciones al observar que sus pupilos se estaban golpeando, "les dije que no me gusta que se barran ni en los partidos, menos aquí, necesito a todos al 100 por ciento, son compañeros no enemigos".

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×