El brasileño Kléber Boas busca acercarse a la luz

A los 31 años, el brasileño Kléber Joao Boas Pereira, líder de los goleadores del futbol mexicano, pasa por un momento de reflexión, en el cual espera sacudirse la costumbre de merodear entre...
 A los 31 años, el brasileño Kléber Joao Boas Pereira, líder de los goleadores del futbol mexicano, pasa por un momento de reflexión, en el cual espera sacudirse la costumbre de merodear entre luces y sombras, como ha pasado desde su llegada a la Liga.

MEDIOTIEMPO | Agencias 5 de Septiembre de 2006

  • Kléber parece concentrado en su afán de acercarse a la luz y dejar las sombras en México

A los 31 años, el brasileño Kléber Joao Boas Pereira, líder de los goleadores del futbol mexicano, pasa por un momento de reflexión, en el cual espera sacudirse la costumbre de merodear entre luces y sombras, como ha pasado desde su llegada a la Liga.

Kléber llegó a México para jugar con los Tigres en el Torneo Clausura 2003; venía con la fama de haber ganado tres títulos de máximo goleador con el Paranaense de Brasil y en su primer campeonato convirtió 10 veces para responder a las expectativas.

En el Torneo Apertura anotó ocho veces, pero medio año después terminó su romance con el club; llegó tarde a los entrenamientos, recibió un castigo y experimentó una baja de rendimiento, con un gol en nueve partidos, lo cual le costó salir de la institución.

El brasileño, nacido en Peri Mirim, ha alternado desde entonces en el papel del bueno y el malo de la película, al mostrar una buena productividad en los clubes Veracruz, América y Necaxa, pero ha fallado goles claros.

Aunque en el Veracruz no sobresalió por sus números, el mexicano Cuauhtémoc Blanco lo recomendó para el América y el sudamericano no lo hizo quedar mal, al convertir 14 veces en el Clausura 2005, y 13 en el Apertura, en el que ganó la corona de goleo de manera compartida con Sebastián Abreu (Dorados), Vicente Matías Vuoso (Santos) y Walter Gaitán (Tigres).

A pesar de su productividad, Kléber ha tenido detractores todo el tiempo desde que llegó a México; su tendencia a relajarse y desperdiciar oportunidades claras de goles lo pusieron en una situación incómoda en el América, club que lo echó al primer pretexto y sin darle explicaciones.

Fue al terminar el pasado Clausura 2006 en el que el jugador bajó a siete goles su producción y fue transferido al Necaxa.

En Aguascalientes, centro de México, donde se entrena el Necaxa, Kléber parece oxigenado por el aire puro del pueblo y lleva seis goles en seis partidos, suficiente para liderar a los goleadores con una diana más que el argentino Bruno Marioni (Toluca), el chileno Rodrigo Ruiz (Santos), naturalizado mexicano y el nativo Miguel Sabah (Cruz Azul).

Todavía falla, pero Kléber parece concentrado en su afán de acercarse a la luz y dejar las sombras en México, lo cual le podría garantizar unos años más con buen rendimiento.

Por ahora vive su mejor momento, mimado en un club de provincia y aparece como el mejor goleador del campeonato, que ya sobrepasó su primer tercio.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×