Reaccionan las Águilas y detienen al Campeón

"Despacito, despacito, despacito…", así cantó La Monumental refiriéndose a la forma en que el América detuvo el repunte del Campeón Pachuca. Y en realidad ocurrió de esa manera.
 "Despacito, despacito, despacito…", así cantó La Monumental refiriéndose a la forma en que el América detuvo el repunte del Campeón Pachuca. Y en realidad ocurrió de esa manera.

Sergio Guzmán | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, miércoles 13 de Septiembre de 2006 ante una mala entrada

  • Vuoso hizo dos

"Despacito, despacito, despacito…", así cantó La Monumental refiriéndose a la forma en que el América detuvo el repunte del Campeón Pachuca. Y en realidad ocurrió de esa manera.

Las Águilas perdidas y desordenadas de los primeros 45 minutos cambiaron para la parte complementaria y ahora sí con un futbol vistoso para la tribuna, le pegó a unos Tuzos medrosos que al intentar quedarse con el 1-0 que sacaron del primer lapso se fueron derrotados y cargando otra vez con los fantasmas del comienzo de la campaña.

De a poco el cuadro de Coapa empieza a reaccionar y las buenas noticias para sus seguidores es que Cuauhtémoc volvió a ser figura, que Juan Carlos Mosqueda va en camino a formar una dupla de miedo con el propio "Temo" y que Matías Vuoso se estrenó con un doblete para darle el triunfo a las Águilas.

Luis Fernando Tena respiró y al parecer la segunda mitad le dejó claro cómo puede jugar este América.

PRIMER TIEMPO

Ni ofensivo, ni espectacular, ni productivo. El América sufrió en el primer lapso ante un Pachuca que parecía que iba  continuar en franca recuperación y con un gol de Gabriel Caballero al minuto 12 se puso arriba en el marcador.

Los Tuzos tuvieron el control absoluto de las acciones y en cambio el cuadro americanista simplemente deambuló por el campo sin capacidad de reacción.

El Técnico Luis Fernando Tena dejó en la banca a Cuauhtémoc Blanco y a Vicente Matías Vuoso y no cumplió con su palabra de incluir más gente de ataque en su formación inicial.

Pachuca se tiró hacia atrás después de conseguir la anotación, pero conforme avanzaron los minutos adelantó sus líneas y terminó como amo del juego, ante la desesperación del público azulcrema que despidió a su equipo con silbidos y abucheos.

Ni una sola llegada de peligro registró el América en la primera mitad, en tanto que la escuadra hidalguense se aproximó con fuerza al área local estando cerca de incrementar su ventaja.

SEGUNDO TIEMPO

La afición de las Águilas quería a Cuauhtémoc en la cancha y Tena concedió. Y a partir de entonces el cuadro de casa mostró ambición y una actitud renovada.

El panorama se modificó por completo pues Pachuca se replegó y las Águilas se fueron encima con un juego vertiginoso y llegando constantemente por los costados. Eso propició que se abrieran huecos en la defensa central hidalguense y de esa forma cayó la anotación del empate por conducto de Juan Carlos Mosqueda.

Se vio al América esperado, el que agobia al rival y no lo deja respirar, volcado hacia adelante. Una y otra vez se acercó al arco de los Tuzos hasta que cayeron los goles de la voltereta a cargo del argentino Matías Vuoso, quien por fin se estrenó con la camiseta amarilla.

Los emplumados se inspiraron y tocaron el balón de un lado para otro para esconderlo y desesperó al Pachuca que por apostar a proteger su gol, terminó con una derrota atribuible al entrenador Enrique Meza.

Así que con notables actuaciones de Cuauhtémoc y Mosqueda, encargados de armar el juego ofensivo del conjunto de Coapa, el América se declara listo para el Clásico capitalino frente a Cruz Azul, a quien por cierto ya superó en la Tabla General.

EL ARBITRAJE

Roberto García Orozco se mantuvo cerca de las jugadas y condujo por buen camino las acciones sin complicarse el trámite.

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×