Gerald Asamoah dice que insultos racistas manchan la buena imagen del Mundial

El internacional alemán Gerald Asamoah mostró su preocupación por los insultos racistas que sufrió, por ser negro, en un partido de su equipo, el Schalke, y dijo que incidentes de ese tipo manchan...
 El internacional alemán Gerald Asamoah mostró su preocupación por los insultos racistas que sufrió, por ser negro, en un partido de su equipo, el Schalke, y dijo que incidentes de ese tipo manchan la imagen dejada por el Mundial de Alemania.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Octubre de 2006

  • "La gente está indignada, mi padre también, tuve que tranquilizarlo”

El internacional alemán Gerald Asamoah mostró su preocupación por los insultos racistas que sufrió, por ser negro, en un partido de su equipo, el Schalke, y dijo que incidentes de ese tipo manchan la imagen dejada por el Mundial de Alemania.

"La gente está indignada, mi padre también, tuve que tranquilizarlo. Los gritos del mono (que le lanzaron) hacen que algunos en África vuelvan a tener la imagen de Alemania de antes del Mundial", explica el jugador, en una entrevista hoy con "Kicker".

Asamoah explica así sus sentimientos tras los insultos de que fue objeto en un partido de Copa, el 9 de Septiembre, contra el segundo equipo del Hansa Rostock, en esa ciudad del Este de Alemania.

El internacional, de 27 años y uno de los jugadores negros de la Selección Alemana, advierte que sucesos como éste rompen la buena sensación dejada por el Mundial "en que el mundo se maravilló" ante la realidad de una Alemania distinta al cliché del racismo.

Asamoah, apenado por lo ocurrido en Rostock, dice que si eso mismo llegase a sucederle en un partido de la Selección se plantearía "si tiene sentido jugar para Alemania".

En Rostock se disputará el próximo día 7 un amistoso contra Georgia, partido para el que Asamoah no estará disponible, puesto que la semana pasado sufrió una grave lesión.

En la entrevista, centrada en la cuestión del racismo, Asamoah explica que en el pasado se ha visto repetidamente discriminado por cuestiones del color de su piel, tanto él como su esposa y familia, y dice que si ahora no le pasa ya es porque es famoso.

"Ahora entro en todas partes, pero sé que eso es así porque soy el señor Asamoah. Otros negros no tienen esa suerte", explica, tras contar el ejemplo de cómo se le negó la entrada en varias discotecas, tiempo atrás, a él y a otros dos africanos.

Pese a su disgusto, Asamoah se pronuncia en contra de una suspensión del partido en Rostock, como se había aventurado, y dice que eso sería dar la razón a "esos idiotas".

El internacional cree que tampoco es la reacción adecuada abandonar el terreno de juego ante ese tipo de situaciones -y recuerda el periodista el caso de "un negro en España" que sí actuó de esa manera-, puesto que con ello "ganan la partidas los idiotas".

Los insultos a Asamoah fueron castigados por la Federación Alemana de Futbol con una multa de 20.000 euros al Hansa Rostock.

La DFB impuso asimismo el pasado viernes un castigo ejemplar por racismo y multó tanto al equipo local, el Alemannia Aachen, como al visitante, el Borussia Mönchenglabach, por abucheos de sus respectivas aficiones a jugadores rivales.

Al Alemannia Aachen se le multó con 50.000 euros por los gritos contra el brasileño Kahe, mientras que al Borussia se le impuso una sanción de 19.000 euros, por los que escuchó el zambio Moses Sichone.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×